TOPS NÖ!

Y llegó a los puntos de venta habituales un nuevo volumen de X-Force, heredera del concepto inicial por lo que le auguramos larga vida ¡esta no es la X-Force de Allred y Milligan!

3435.jpg

 

Esto debería ser motivo de felicidad sin sombras para esta desorganización, pero, en la Lista de Correo, Mickykun nos puso sobre la pista de un desagradable detalle en la sección del final del tebeo, en el Spot on, esa sección que es y no es un correo y un checklist.

 

espoton2b.jpg

 

Desagradable ¿verdad? y feo. Y lo peor es que esto venga firmado por quién viene. Por Julián Clemente. Por alguien que ha sido adláter. Y adláter una vez, adláter siempre. Por alguien que en el Saló de 2001, cuando vino Chris Claremont a hacer la presentación mundial de la nueva serie X-Treme X-Men, la dibujada por Salvador Larroca y cuya primera aventura tenía lugar en la Valencia pre-Calatrava con unidades ultratecnificadas de la Guardia Civil, tuvo los arrestos de enseñarle esta composición hecha en Adlo! para homenajearle.

 

benemerita.jpg

(este montaje y muchos otros los podéis encontrar en la web de Adlo!, que se os tiene que decir todo)

 

¿Debe ser esta ofensa motivo para que desde esta desorganización se lance una fatwa contra Julián Clemente? sería un segundo punto en común que tendría con Salman Rushdie.  Pero si algo nos ha enseñado ROB! es que las ofensas no se deben resolverse con violencia, sino con abogados. Así que trataremos de ser comprensivos a la par que cotill curiosos ¿Qué le ha sucedido a Julián M! Clemente, a aquel que le gustaba llevar un signo de exclamación en su nombre como a ROB! ? ¿Qué oscuras directrices se imponen en las oficinas de Panini para que haya tenido lugar esta sorprendente transformación?

 

( Inciso intrascendente: ¿has leído "oficinas" y "transformación" en la misma frase? pues esta es la combinación de palabras con la que has podido acceder al ¡Huevo de Pascua! de este post, que en este caso es un video musical sin relación aparente con lo que hemos estado contando hasta ahora. Así que no traten de buscar segundas (¡ni mucho menos terceras!) lecturas de la letra de la canción tratando de relacionarla con el tema de este posteo. Que no hay mala intención. Y tranquilo que esta vez no es nada de "mis ojos, mis ojos".

 

 

Es sólo que cada vez que la pongo tengo a un pequeñito bailándolo, no tendría que dejarlo tantas tardes con la abuela…)

 

Los malpensados dirían algo como que "se le ha subido el cargo nuevo a la cabeza". Pero aquí no somos malpensados. Y sabemos además que en Panini no tienen por costumbre hablar mal de los autores ni de otras editoriales (bueno, en realidad ni mal ni bien; no hablan). Así que lo que podemos concluir es que Julian M! Clemente es un excelente vend profesional, que adecua lo que escribe en su sección de Spot On a lo que el lector quiere encontrar, y a las circunstancias editotemporales de cada momento. Sería por esto, por ejemplo, por lo que hace apenas tres años tuvo la oportunidad de dedicar una página completa a la miniserie de X-Force a cargo de ROB! Liefeld y Fabian Nicieza y entonces no se vio en la necesidad de llamar vieja gloria al Genio de Fullerton. Y no sería por falta de espacio, que aquello fue toda una página y no un parrafito, que aquel X-Force salió como Panini sacaba las cosas buenas, en tomo.

 robclementebis.jpg

 

Siendo así, no dudamos que en cuanto Panini tenga a bien editar la miniserie de Onslaught Reborn (junto con Jeph Loeb nada menos) o la próxima miniserie de Killraven (con el otro ROB!, con Kirkman) no faltaran las loas correspondientes firmadas por Julián Clemente sobre el buen hacer gráfico de los productos editados. Aunque tenga que tirar de recursos como "personal", "único" o "intrasferible" para catalogarlo. Desde aquí ya apuntamos que un bonito recurso para empañar su falta sería decir que "los viejos rockeros nunca mueren"

¿Son necesarios más ejemplos para mostrar que la sección Spot On no debe tomarse estrictamente como una columna de opinión, sino como un elemento más de marketing de la editorial? en realidad no, pero como tenemos otro no vamos a dejarlo sin más. Recomendación de Julian Clemente al final del octavo número del segundo volumen de Astonishing X-Men.  

 

  clement.jpg   

 Atentos a la pirueta. Si estás leyendo la serie es porque te gusta el guionista. Si te gusta el guionista te gus
tará también Buffy. Y si te gusta Buffy, te gustan los temas de chicas cazadoras de vampiros, naturalmente. Y siendo así, es lógico, normal y necesario que te gusten las novelas de Laurell K Hamilton sobre Anita Blake. De manera que si estás leyendo Astonishing X-Men lo siguiente es ir corriendo a tu librería a por la adaptación en historieta que Panini está editando de Anita Blake. Un razonamiento sin fisuras, tan efectivo que si has leído la sección todavía en la tienda puedes comprar entonces lo de Anita Blake y te habrás ahorrado un viaje.

Y sin haberte dado cuenta habrás pasado de John Cassaday

gsaxmen.jpg

 

…a Brett Booth.

anitabl.jpg 

fank_issue1.jpg AnitaBlakeHandbook.jpg   

 AnitaBlake1j.jpg

Echadle un tiento, pero ojito con esas hormonas. A ver si para los próximos PicAdlo!s Panini edita el tomo que cierra la aventura y podemos nominarle. A Booth, digo. Por el Spot On nos enteraremos.

 

14 comentarios en «TOPS NÖ!»

  1. En la ultima imagen el tipo lleva los pantalones (y sólo pntalones) muy púdicamente cerrados… No así en la penultima, donde sí, efectivamente, lleva la bragueta abierta y le arrima la p*ll* a la cabeza de la niña* con cervero enanismo que está frente a él…
    *No sé, a lo mejor no es muy ducho en eso del s*x* y esas cosa y se va por ahí porque le dijeron «tu apunta a donde veas pelos»…

  2. >esta vez no es nada de «mis ojos, mis ojos»
    No, esta vez es «mis oidos, mis oidos…»
    Por cierto, hablando de a-bo-ga-dooooo, ¿he mencionado que tengo el cuerpo cubierto de tatuajes (de ROB!, naturalmente) y que en un patr de semanas salgo para allá? ¿Hay barcos casas en el Manzanares?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.