Natividad

Lectura de Re-Gex, versículo 52

Y aconteció que una noche del verano de 1967 en las verdes y californianas afueras de Anaheim tres extraños se encontraron con que sus caminos se cruzaban. Los tres descubrieron con sorpresa cuántas cosas tenían en común.

Para empezar, los tres eran Reyes Mutantes.

Uno era Sebastian Shaw, el Rey Negro.

NATI01.jpg

Otro era Amahl Farouk, el Rey Sombra.

NATI02.jpg

Y el tercero era Magneto, el Rey de España.

NATI03.jpg

No acababan ahí las coincidencias. Los tres eran importantes astrónomos y habían acudido a aquel lugar siguiendo una brillante estrella que iluminaba el cielo.

NATI05.jpg

Más aún, segun sus respectivos cálculos astrológicos, tal estrella anunciaba la llegada del Mesías. El nacimiento de un niño destinado a convertirse en Luz y Guía de la humanidad. Cuya Obra sería tan trascendental que sus ondas expansivas se extenderían en ambas direcciones de la corriente temporal influyendo en acontecimientos que tuvieron lugar décadas antes de que naciera y forjando el crisol del futuro del ser humano por siglos venideros.

Y claro, los tres venían a adorarlo y a hacerle la pelota por si lograban que les colocara en un buen puesto en el futuro Nuevo Orden Mundial. Y para ello traían las reglamentarias ofrendas.

El Rey Negro traía oro (negro, evidentemente).

El Rey Sombra traía incienso.

Y el Rey de España traia un polvillo blanco de calidad de la buena que le había pasado su yerno.

Y sucedió que mientras se hallaban acampados esperando el alba del día en que según sus investigaciones iba a nacer el divino niño un innesperado cambio empezó a producirse en la estrella cuya luminosidad habían venido siguiendo desde lejanas tierras.

Primero dentro de la estrella se formó un ojo.

NATI06.jpg

Y a continuación una silueta comenzó a manifestarse alrededor de la estrella. Una silueta que acabó tomando la forma de un enigmático rostro.

NATI04.jpg

Lejos de terminar, la manifestación siguió adelante hasta que toda una figura cubrió los cielos de California. Con título y todo.

NATI07.jpg

Una figura que, como nuestros lectores habituales ya habrán imaginado, anunciaba el imninente nacimiento de ROB!

Y es por eso que la víspera del 3 de Octubre los Adláteres celebramos la Natividad y a las 12 de la noche recibimos nuestro Año Nuevo(s) Mutante(s) comiendo doce dientes de ajo mientras corremos a la pata coja y disparamos al aire grandes pistolones.

Y llegó un día en que ROB! llegó a ser rey por sus propios medios…

…pero eso es otra historia.

17 comentarios en “Natividad”

  1. Jai papa, que viene Amahl Faruko con los malacatones jajaja y dientes, sobre todo trae dientes. Feliz aniversario a todos los adlianos y que cable nos invite a un purito de esos que lleva en el cinturón

  2. “el Rey de España traia un polvillo blanco de calidad de la buena que le había pasado su yerno.”
    Terminaréis colgados de las almenas, sediciosos, desagradecidos.

  3. AVIV! AVIV!
    Entramos en el año 41 de la Era de ROB!, y todos los años de la Era de ROB! que coinciden con un número primo son fructíferos en Obras Maestras ¡hasta es posible que dibuje algo con Youngblood!

  4. “Entramos en el año 41 de la Era de ROB!, y todos los años de la Era de ROB! que coinciden con un número primo son fructíferos en Obras Maestras ¡hasta es posible que dibuje algo con Youngblood!”
    Recordemos sus grandes obras con 1, 3, 5, 7, 11 y 13 años.
    Sus maestros aún no se han repuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.