Yo no quiero poner título, quiero seguir de vacaciones…

–    No podéis obligarme.
–    Claro que sí. Se terminaron las vacaciones. ¡Vamos!
–    ¡Argh! Recurriré a lo más socorrido…

–  ¿Más que de costumbre?

Debo decir que resulta una satisfacción ver como un cómic pasa con éxito de las páginas de papel a las tiras de celuloide. Máxime cuando se trata de algo controvertido. Comprobar si se había logrado plasmar todo el ambiente del original así como las características de los protagonistas era uno de mis objetivos, compararlo con su anterior aparición filmada otro. Pues bien, debo decir que en ambos casos lograron pasar con nota.

Sí, lectores, dadle una oportunidad a St. Trinian’s

–    ¿A QUÉ?
–    St Trinian’s… ¿No te suena?
–    Pero… ¿y no vas a hablar de…?
–    ¿Sí?
–    Déjalo

St Trinian’s, como todo el mundo sabe se trata de una serie de viñetas de humor tirando a negro «emparentadas, por tanto, con la obra de Charles Addams– sobre un internado de señoritas en el que las alumnas no eran, quizá, tan señoritas…

StTrinian1.jpg
«Oh, Dios, ha vuelto a añadirle agua.»
StTrinian2.jpg
«Y por favor que llueva fuego y azufre en el mercadillo.»
StTrinian3.jpg
«Same old stuff.»
«Lo de siempre».

StTrinian4.jpg
«Allá van otro par de Puños americanos.»
StTrinian5.jpg

* Juego de palabras intraducible.
O sí, pero siempre quise escribir esa frase.

Aunque quizá dependa del concepto que cada cuál tenga de lo que es una señorita.

El caso es que el año pasado decidieron hacer una nueva adaptación (tras las anteriores películas de un tono cómico/costrumbrista) y poner a chicas realmente malas.

[O eso se supone porque es tener a Colin Firth y Rupert Everett juntos y dejar las niñas a un lado para contar lo superamigos que son (ahora) mientras repasan la carrera de Firth a la vez que buscan nuevas maneras de humillarle. ]

Total, que como son casi vacaciones y yo por mí pasaba de todo y me dedicaba a leer a Lorzagirl

–    ¡Jónatan!
–    La, la la-

Os dejo con el vídeoclip de la película «sección «ponemos tanto metraje como en el trailer»- y luego decidimos qué tal lo han hecho las chicas.




–    ¡Será posible la desvergüenza!
–    Yo diría que sí.
–    Y ya que estamos, se te ha olvidado decir cuando la han estrenado…
–    ¿Estrenado en España? Que cosas tienes.

7 comentarios en «Yo no quiero poner título, quiero seguir de vacaciones…»

  1. ¿Y cuándo, me pregunto yo, cuándo podremos ver en España esta maravilla lúbrica llena de colegialas adolescentes uniformad… digo, esta pieza de arte y ensayo, este interesante -desde un punto de vista estrictamente académico, claro- experimento formal de adaptación entre medios que tan claramente se inspira en el movimiento Dogma abanderado por Von Trier, aunque con lejanas -pero aún así evidentes- reminiscencias de Kiarostami y Kusturica?

  2. ¿Cómo que «intraducible»? ¡Nada es intraducible si se invoca la sabiduría de El Barbas!
    «Y esta es Rachel, nuestra chica campana»
    (visto el videoclip tiene pinta de ser ¡¡¡¡la mejor película adaptación de un cómic de la historia!!!!)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.