Y de repente…¡¡¡¡Se oyó un trueno!!! (III)

Capítulo 3: Llamadas a medianoche
El ser humano miente. Siempre. Está en su naturaleza. El Doctor House lo sabe, yo lo se, y hasta la Disney lo sabe aunque intenta negarlo llenando el mundo de películas ñoñas. La mentira forma parte de nuestras vidas. Cuando un vecino al que apenas conoces te pregunta «¿Como estás?», en realidad no quiere saber realmente como te va la vida; no espera oír que le cuentes que la hipoteca te está ahogando y que eso crea tensiones con tu pareja. No quiere que le cuentes que tu jefe está peor preparado que tú, y que eso te frustra y hace que no duermas bien por las noches. No quiere saber nada de eso, lo que quiere oir es «¿bien y usted?» aunque sea una mentira porque a ti tampoco te importa una mierda.

Convivimos con la mentira, por eso es inútil odiarla, es odiarte a ti mismo. Lo que tienes que hacer es aceptarla y aprender a detectarla, no es fácil, pero es posible. Yo lo hago, soy muy bueno descubriendo mentiras, en cierta manera eso me da de comer….

– Mira muchacha, no merece la pena que sigas intentando embaucarme. Eres buena, lo reconozco, llevads os horas manteniendo tu coartada. Pero aunque estuvieras dos horas más  inventando nuevas excusas no serviría de nada. Conozco a las de tu calaña. Así que…¿Por qué no te dejas de tonterías y me dices que pasa con los tomos de Jeremiah?

– Mire, por decimoquinta vez, nosotros no publicamos Jeremiah.

– ¿No he llamado a Norma Editorial?

– Sí

– Pues entonces déjate de rollos y dame la información. ¿Le he dicho ya que soy amigo personal de Carlos Miralles?

– Le he dicho ya varias veces que el señor Miralles no trabaja ya aquí. Y que Jeremiah lo edita Dolmen.

Dolmen….Era la segunda vez que escuchaba aquel nombre. Costaba creer que aquel fanzine que me había enseñado el librero en Valencia fuera realmente una editorial Tenía toda la pinta de ser el típico fanzine que coge imágenes de superhéroes descargadas de internet y las publicaba sin el consentimiento de sus autores. Alguien se había tomado muchas molestias en ocultarse de mi radar, y eso me enfadaba.

Afortunadamente soy un tío con recursos, y cuento con mi propio acceso personal a la ADLOnet. Una compleja red informativa intercontinental, sus redes llegan por via submarina hasta Canarias y todo, en la que un grupo de experto en cómics cuentan  rumores, secretos y opiniones sobre el mundillo editorial que escandalizarían al más pintado. Se cuenta incluso que una vez llegaron a hablar entre ellos y todo, pero eso pasó antes de que llegara yo, asi que a lo mejor se estaban quedando conmigo.

Como siempre entré por su entrada secreta, disfrazada de cuenta de yahoogroups, pronto los mensajes se acolparon en la pantalla: «Tendríamos que meter aquí una tía», «Kedada el 23 de junio para invocar a Javi Riva», «¿Es que os dan miedo las chicas o que?»,  «No me va internet» o «No me vengais con que hemos cogido a Bleyer, yo pedí una tía» eran algunos de los mensajes que aparecían en pantalla. Estaba claro que no iba a ser nada fácil… Estaba claro que me lo iba a tener que jugar el todo por el todo.

MAIL.jpg

No hubo respuesta inmediata por supuesto, pero soy un tipo paciente y tenía todo el tiempo del mundo. O eso creía, porque dos litro y medio de horchata y dieciocho fartons después mi paciencia, y mi vejiga, estaba tocando ya su límite. Fue en aquel momento en el que recibí un SMS anónimo donde podía leerse.

Apartado de Correos 584 • 07080 Palma de Mallorca 971 290 489

Un apartado de correos de Mallorca, y un número de teléfono de la isla. No lo ponía pero estaba claro que era lo que estaba buscando. Los datos de contacto de Dolmen Editorial No sabía quien me habría mandado ese mensaje, pero estaba claro que sabía lo que estaba buscando, y eso me inquietaba. ¿Habría sido el librero de Valencia? No, no tiene mi teléfono. ¿Alguno de los miembros de la ADLOnet? Pero ellos me mandaría un mail ¿no? ¿Quizás la chica de Norma Editorial? Por la voz se notaba que mi insistencia le estaba calando. Quizás la chica quería conocerme más, y por eso me mandaba su mail, sin su número…por vergüenza claro. Tal vez debería llamarla para ver si quiere quedar un día de estos. Pero cuando acabe el caso claro…Ahora mismo tenía cita con otra telefonista.

– Dolmen Editorial. Buenos Días ¿En que puedo ayudarle?

¡¡¡Eureka!!!No se ocultaban y me ofrecían ayuda. Sin duda alguna mi informador anónimo me había dado el teléfono de una línea directa para los miembros secretos de la editorial. Debía actuar con aplomo, y seguirle el juego, sin que aquella mujer notara nada.

– Ahhhh….sí, mira, es que yooooo……yo te llamo……de la delegación de Valencia…..

– ¿Cómo?

– Si mujer, Valencia. Es como un parque temático pero más grande. Y en vez de montar desfiles con Mickey y Pluto vienen el Papa, Fernando Alonso, o Michael Jordan…..

– ¿Disculpe?

– Bueno es que Jordan sólo viene a ver las motos y fumarse puros….da igua….El caso es que verás mi jefe está muy cabreado porque le están llegando los números de Jeremiah desordenados y dice que faltan tomos y bueno….si pudieras echarme una mano con los números que no tiene. Es que este año voy a  pedirle las vacaciones en agosto y me conviene que esté de buenas ¿sabes?

– Ah bueno. A los tomos de Jeremiah no les pasa nada. Los tienes todos bien

– No es posible deberían salir a partir del 17 y…..

– Es que son una coedición con otros países. La serie original ya está acabada así que cada vez que alguien va a reeditar un album viejo, nosotros nos sumamos y así, al ser la tirada mayor, sale más barato.

– Ahhhhh. Claro, eso lo explica todo. Pues muchísimas gracias hermosa, así mi jefe se tranquilizará muchísimo. Ahora todo tiene una explicación. Menos mal que la gente de Norma nos ayudamos entre nosotros, por que si dependiera de nuestros jefes. El otro día Carles Miralles me decia…

– ¿Norma?

– ¡Dolmen!¡Dolmen! Quería decir Dolmen….Uy mira, te tengo que colgar, por la otra línea me dicen que han llegado los materiales para el Supreme del mes que viene. Te dejo. Adios, adios.

Coediciones. Volvemos a encontrarnos vieja enemiga. Ya me  había enfrentado a las coediciones con anterioridad. Es una excusa que utilizan las editoriales cada vez que quieren tapar una decisión impopular. ¿Que el packager ha rerotulado tu cómic pero que cualquier aficionadillo con dos horas de tiempo libre al día? Es que es una coedición y no se puede hacer de otra manera. ¿Que no quieres traducir los títulos de tus cómics? Es que es una coedición y no queda más remedio. ¿Que tu Kingdom Come es caro, tienen otro formato y no lleva extras ¡Era una coedición! ¡¡¡Unos portugueses vinieron aquí con una pistola y dos bates de beisbol y me obligaron a venderlo escándalosamente caro!!!

Estaba claro. Había llegado el momento de hacer una visita a Mallorca.

En el próximo capítulo: Incapaz de encontrar en la Guía Campsa el  puente que va desde Valencia hasta Mallorca, nuestro protagonista decide coger un avión y plantarse en las islas Baleares en busca de respuestas.

Publicado por

Isaac Hernández

Periodista y adláter. Sueño con una vida normal pero sé que me cansaría de ella en menos de seis meses

7 comentarios en «Y de repente…¡¡¡¡Se oyó un trueno!!! (III)»

  1. >>La serie original ya está acabada así >>que cada vez que alguien va a reeditar >>un album viejo, nosotros nos sumamos y >>así, al ser la tirada mayor, sale más >>barato.
    Las explicaciones más geniales siempre son las más sencillas.

  2. >decide coger un avión y plantarse en
    >las islas Baleares en busca de respuestas.
    Ok. Dime a qué hora llegas y paso por Son Sant Joan a recogerte. Te he reservado plaza en un hotel de Magalluf, en Punta Ballena. Así podrás descansar tranquilito a la vuelta de tus pesquisas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.