Envejeciendo

– Me siento viejo.

– ¡¿Qué me dices?!

– Sí tío. Me siento viejo.

– (Oh, Dios mío, otra vez se me ha puesto en plan existenciaista postadolescente, plasta de tío, siempre me hace lo mismo, menuda mañanita me espera…) Venga, venga, cuenta y desahógate.

– Es que no quiero ser pesado, que siempre te estoy dando la brasa con mis historias y me sabe mal.

– Anda, anda, anda. Si los amigos no están no están ahí para escucharnos cuando nos hace falta hablar, ¿para qué queremos amigos? (desde luego, para devolverme el dinero que te presté el otro día no, cacho cabrón).

– Pueeees… es que estoy como aburrido… Las cosas que antes me gustaban ya no me hacen gracia. Creo que estoy madurando, pero de mala manera, ¿sabes? Como si estuviera pasando de tener veinte años a tener setenta…

– Bueno, es que los veinte los dejaste atrás hace un tiempo. ¿Cuántos tienes ahora? ¿Treinta y tres? ¿Treinta y cuatro?

– No es una cuestión de años, sino de sensaciones. Hace apenas unos meses, mis máximas preocupaciones eran el tebeo de Spider-man y descargarme Perdidos y ahora… ahora es como si hubiera perdido la ilusión por las pequeñas cosas.

– ¿Como por ejemplo qué?

– Pues mira, como por ejemplo los Oscars. Creo que es la primera vez en años que ni sabía ni me importaba quién estaba nominado y quién no. Si no llega a ganar el Óscar el pesao del Bardem ni siquiera me hubiera llegado a enterar de qué peli había ganado.

– ¿No tendrá nada que ver el hecho de que las pelis de este año fueran una pu*a mierda?

– Que no, que no… Que estoy como desganado. Si ni siquiera me puso el vestido de Jennifer Garner…

lagarner2.jpg  

– Miguelón…

-¿Qué?

– Sé que no es la primera vez que necesito recordártelo, pero… ¡¡¡ERES GAY!!! ¿¿Cómo co*o quieres que te ponga la Garner?

– Pero si yo veía Alias y…

– ¡¡Todo el mundo se ponía viendo con la Garner viendo Alias!! Una tía buena corriendo por pasillos estrechos durante 105 episodios. ¡¡Hasta las tías se ponían viendo a la Garner en Alias!! Una vez le puse a una amiga el primer episodio donde ella y la Gina Torres se dan de hostias y acabamos teniendo el polvo de nuestra vida.

– No sé, tío… Yo creo que es que soy yo… Si hasta he visto una película de Goyer que me ha gustado.

jumper.jpg

– ¡¡Hostias!!

– Sí, tío, sí, para que veas lo bajo que he caído.

– No, no, quiero decir… ¿¿¿GOYER SIGUE HACIENDO PELIS??? Joer, eso sí que no me lo esperaba…

– Ya, ya ni yo… el caso es que fui a ver Jumper, por el rollo de los superpoderes y tal, y me gustó. O sea, la peli es cutre, la han hecho con cuatro duros y falta un gran enfrentamiento contra un malo de envergadura, pero me gustó. Me recordó la sensación que me dejó en el cuerpo la primera de la Patrulla… y lo peor es que hasta creo que tengo muchas ganas de que hagan la segunda parte para ir a verla y todo…

– Mmmmmh. Vale, lo de Goyer es malo, pero sólo es un momento de debilidad. Podemos trabajar en ello, pero lo primero es el control de daños: que no se entere nadie es fundamental para no perjudicar tu imagen social.

– Demasiado tarde. Ya colgué una crítica positiva en mi blog.

– … Vale. Eso nos acerca mucho al concepto de suicidio social. ¿Por qué carajo lo hiciste?

– Si es que no sabía que era de Goyer, si lo hubiera sabido ni me hubiera acercado al cine. Pero después de colgar la crítica en un comentario me comentaron quién era el guionista y, claro, ya era tarde.

– En fin… Con el tiempo todo se olvida. Pero si sacan segunda parte, ve a verla a escondidas, ¿vale?

– Vale.

– De todos modos, tampoco es para tanto. Quien más quien menos ha visto alguna peli mala de Goyer…

– Ya, ya… pero es que además la tele tampoco me emociona ya. El año pasado cada semana tenía un montonazo de series descargardas por ver, y este nada de nada…

– Tío, sí que estás mal para no haberte enterado de lo de la huelga de guionistas…

– Que no, que no. Es que ya no me interesan. Por ejemplo, ya hace un mes que volvió Perdidos, pero me la trae floja. Es que ni me la he bajado.

– ¿No has visto Perididos? ¿Entonces no sabes nada de lo de los seis de Oceanic?

– ¡¡¡¡CABRÓN!!!! ¡¡¡No me la espoilerees!!!

– ¡¡Pero si acabas de decir que pasas de la serie!!

– ¡Ya, coño, pero estoy depre! ¡Igual mañana se me pasa y me la bajo!

– Pues ya puedes espabilar, pringaillo, que yo soy de los que piensan que los spoilers son como los yogures: caducan. Así que como no te pongas al día te destrozo la serie.

– ¿Ves? Has hecho que vuelva a sentirme viejo.

– (Joer, ha vuelto al principio… voy a tener que cambiar de estrategia o voy a tener que quedarme aquí todo el día aguantando esta murga). No sé cómo puedes decir eso. Si en el fondo, es imposible que los tíos a los que os va el rollo ese de los cómics os sintáis viejos. Los friquis mantenéis un espíritu joven, una mente abierta hacia lo fantático que os permite alejaros de las miserias humanas…

– No sé yo que decirte, que últimamente el Newsarama trae noticias deprimentes; mira esto…

– …

– ¿Qué te parece?

– Joer.

– ¿Ves lo que te digo? Me siento viejo. Todo lo que hacía hasta antesdeayer hoy carece de sentido. No existe la buena voluntad, la esperanza está muerta. El universo es circular. Todo esto ya ha pasado y volverá a pasar…

– ¡Ah, no! Citas de los Adlo! no, eso sí que no te lo voy a aguantar…

– En realidad es de la Vetusta Morla, pero…

– ¡¡¡BASTA!!! No creía que lo necesitaría tan pronto, pero voy a echar mano de algo que me ha dado el tendero ese tan amable de la tienda a la vas.

– ¿Ricardo te ha dado algo para mí?

– Según él, es como una especie de mantra sagrado que te conecta con el estado del no-ser y no sé que historia… Aver si lo encuentr… ¡Aquí! Mira, ¿ves esta foto?

rannthanagar.jpg

– ¿No es la portada de una nueva serie sobre la Guerra Rann-Thanagar? La vi de pasada el otro día en el Previews.

– ¿Te fijaste en los autores?

– ¿Los autores? ¿Por qué tendría que…

– Jim Starlin…

– No veo porqué Jim Starlin tendría que cambiar mi estado de áni…

– …y Ron Lim.

-…mi estado de…

¡Ron Lim!

– …mistdod…

¡¡Ron Lim!!

– …

– Joer, al menos se ha callado.

– …

– Demasiado silencio. ¿Miguelón?

– …

– ¿Estás bien? ¿Eso tan raro que haces con la cara es una sonrisa?

– …

– Miguelón, ¡coño, habla! Empiezo a preocuparme… ¿Eso son… ¿Estás… ¿Estás llorando?

¡¡¡HAY ESPERANZA!!!

4 comentarios sobre “Envejeciendo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.