Bat-Prime-Time: S 01, EP 07 y 08 – Instant Freeze/ Rats Like Cheese

En Español, El Capitán Frío / Queso para las ratas, pero, ¿quién trata de encontrarle ya sentido a los títulos en español? Es notable, eso sí, que nuestro Mr. Freeze se convierte aquí en el Capitán Frío, carismático enemigo de Flash. Los caminos del idioma, esos insondables desfiladeros…

Resulta sorprendente comprobar cómo esta serie revolucionó la vida del orejas. En este caso rescatando del olvido a un villano creado en el año 59: Mr. Zero. El guionista de esta semana, el oscuro Max Hodge (que guionizó para la serie esta pareja de episodios y los dos siguientes centrados en el mismo villano) decidió traerlo e vuelta con algunas modificaciones. La primera, la más obvia, el cambio de alias. También le cambió el nombre de Dr. Victor Fries a Dr. Schimmell y, para terminar, le cargó a Batman la culpa de que tuviera que habitar a una temperatura de 50 grados bajo cero.

En su periplo televisivo tres fueron sus apariciones en la serie, esta primera y dos más en la segunda temporada, en cada caso interpretando al villano un actor diferente pero, eso sí, sin apartarse de lo que veremos aquí: una obsesión por el frío y por los diamantes. Una trayectoria sin duda unida a la televisión, ya que sería el cambio en su historia en Batman: Animated Series lo que volvería a darle interés.

En esta primera ocasión el actor encargado de darle vida será el gran George Sanders, ganador de un Oscarâ„¢ a secundario por Eva al desnudo y con una gran trayectoria en Hollywood y en la televisión -suya era la serie del Teatro de Misterio de George Sanders-, teniendo en su curiosa biografía el hecho de haber estado casado con Zsa Zsa Gabor (en lo que sería el segundo matrimonio de él y el tercero de ella), quien acabaría pasando también por al serie en su último episodio. Pero lamentablemente, no hizo buenas migas con los actores y el equipo: se dice que no conversaba más que con el eterno Alan Alfred Napier, y a Neil Hamilton, el Comisario Gordon, los más mayores del reparto. Esto le valió ser descartado a favor de Otto Preminger, en lo que se demostraría una mala decisión, pues si Sanders no puso las cosas fáciles, a Preminger no le importó ponerlas difíciles, lo que llevó al tercer reemplazo, por Elli Wallach. Pero ya abordaremos el tema cuando analicemos la segunda temporada. Antes de pasar a analizar el episodio en dos partes, comentar un último detalle curioso: el casco de frío obligó a regrabar todos los diálogos de Sanders, pues su eco distorsionaba la voz.

George Sanders, un Mr. Freeze de blanco y elegante en su escondrijo.

George Sanders en Pecera dando un voltio por un banco de Gotham

Y ahora sí, el episodio. Dentro de los pares hay que reconocer que estamos ante una rareza, no sólo es un episodio con gran cantidad de planos exteriores -e incluso con una muerte, algo no muy habitual- sino que parece muy diferenciada la primera parte, llena de aventuras y de peleas…

Estas imágenes son del comienzo, con la persecución por las calles de Gotham.

Frente a una segunda parte que se centrará en nuestro Villano Invitado, Batman y Robin.

También es reseñable la desaparición de cualquier elemento detectivesco, frente a los intrincados acertijos de Lorenzo Semple Jr. -sabíais que su nombre acabaría saliendo-, aquí Freeze se limita a lanzar claras advertencias o, directamente, Batman acude a su Bat-Computadora para predecir el siguiente golpe. Aquí no hay Mejor Detective Del Mundo que valga, aquí hay mamporros y tácticas.

Sí, tácticas, porque uno de los gadgets de este doble capítulo es la guarida de Mr. Freeze en sí. Al no poder vivir más que a 50 grados bajo cero, el bueno de Freeze se las ha apañado para poder regular automáticamente la temperatura y poder ir encendiendo y apagando la misma mediante un complejo juego de botones que, además, controla la iluminación. Las capacidades expresivas de la sal pasando de azul a rojo parecen un hallazgo lateral del que ni el director resulta muy consciente, pese al juego que acaban dando en la «segunda parte de facto».

Atentos al entramado del juego cromático. Las claves son Rojo = Calor, Azul = Muerte.

Aquí viene otra explicación. Tras las primeras tentativas de Mr. Freeze, llenas de peleas y con uno de los momentos más memorables de la primera temporada:

Lo que aquí veis es el plan de Mr. Freeze para robar. Llenar el banco de falsos Mr. Freeze y falsos Batman que vayan a por el Dúo Enmascarado mientras él usa su arma congeladora para llenar de hielo el suelo propiciando los resbalones. El caos causado es por lo tanto:

Terrible.

El efecto, sin embargo, es magnífico. Todos esos Batmans y Freezes repetidos peleándose en mitad del banco logrando que hasta Robin termine confundido…

A esta primera parte, decía, no le corresponde un final real con el primer capítulo, el final del primer capítulo no deja de ser un cliffhanger en el que vemos congelados a nuestros queridos amigos…

Que tendrán que ser cuidadosamente trasladados a una cámara de descongelamiento de la policía.

Sigue a eso una escena en el baseball -más baseball, recordemos la huida del Joker, y más exteriores- que terminarían con la captura de Batman y, ahora sí, el comienzo de la segunda parte.

En las dependencias en dos colores azul/rojo de Freeze asistimos a una auténtica lucha de egos -y a la desaparición del fastidioso traje que no dejaba ver ni oír a Sanders– y de tácticas en la que cada cual trata de sorprender al adversario. Magistral el momento de malvada delectación en la que Sanders le pregunta a Bats si está esperando a que alguien vaya a rescatarle para enseñarle, a continuación, a un también capturado Robin.

Los cambios de iluminación/calefacción animarán toda una segunda parte carente de más escaramuzas que la que Batman y Robin intentan contra Freeze, escaramuza en la que Robin demuestra ser el débil de la pareja al no poder soportar los 50 bajo cero de la zona azul obligando a Batman a que abandone la lucha cuando iba ganando para llevar a su joven pupilo a la zona caliente/roja y allí ayudarle a entrar en calor de nuevo.

Lo que nos lleva a un nuevo hallazgo: la utilización del color y la iluminación para el clásico «la habitación que se encoje». El malvado Capitán Frío va eliminando el espacio en el que está encendida la calefacción, lo que se traduce en un menor espacio en rojo. Como en un juego de mimos conceptuales vemos como la pareja va quedándose sin espacio en rojo.

 

Si esto no es una brillante vuelta de tuerca a un concepto viejo como el mundo ya me dirán qué lo es.

Hasta que, de nuevo, Batman se «sacrifica» por Robin dejándole todo el espacio. Lo que le servirá para pillar desprevenido a Mr. Freeze y arrebatarle el control pudiendo «poner en caliente» al criminal y mantener a distancia a sus chicos. Sin tener que pelear otra vez con ellos. Pasamos a los remates de la historia, primero con Batman confesando que lo había logrado soportar gracias a la ropa interior polar que se había puesto bajo el traje -¡bravo!-, después con Robin quejándose a los policías cuando llegan tras haber reducido ellos a los villanos. «¿No podías haber llegado una hora antes?». Y, finalmente, con un final «social» en el que cada cos se devuelve a su legítimo dueño. Que, al fin y al cabo, es lo que tiene que hacer los superhéroes cuando son buenos, ¿no?.

SANTA COMPAÑA Esta vez los Holys serán los siguientes: Iceberg, cuando Robin piensa en lo que se les avecina luchando contra Frío; Blizzard cuando Alfred les ofrece té helado, Schizophrenia, al ver a la legión de Batmen y de Mrs Freezes; Snowball, cuando Frío congela el Batmovil. Y, sorprendentemente, en toda la segunda parte no vuelve a salir ni un solo santo.

[Y sí, la patinadora rubia que aparece al principio de la primera parte es Teri Garr, pero, ¿realmente importa, Inga?]

3 comentarios en «Bat-Prime-Time: S 01, EP 07 y 08 – Instant Freeze/ Rats Like Cheese»

  1. Viendo la imagen de batman abrazando por detrás a Robin para que entrase en calor mientras éste pone cara de dolor, bueno, pues el caso es que pensaba que me había equivocado de blog…

  2. Pues Ivan, no eres el único; pero eso sí, a mi me pasó antes, cuando llegué a esta parte:
    «Todos esos Batmans y Freezes repetidos peleándose en mitad del banco logrando que hasta Robin termine confundido»… Y pensando; «no voy a poder sentarme en una semana»…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.