One More Post (2 de 4)

Confuso y desorientado, sin saber dónde acudir, Joe Quesada recordó aquel consejo que tantas veces le había dado Bill Jemas y al que nunca había hecho caso:

«Si no sabes qué hacer, no hagas nada»

Bajo las presentes circunstancias la frase parecía adquirir cierta lógica. Tenía una agenda tan apretada como su cinturón y ninguna idea de cómo solucionar el problema con Stan. Tal vez lo mejor sería seguir adelante con su labor cotidiana y si estaba escrito que algo podía solucionarse, se acabaría solucionando. Sonaba tan Deus et Machina que con repetírselo tres veces acabó autoconvencido. Así que llamó un dos taxis y se dirigió a su próxima reunión.

El coliseo estaba vacío, el ambiente reinante era frío, falto del griterío y el colorido de los palurdos animando a sus ídolos con pancartas. En el hexalátero central quedaban restos de mesas, chinchetas y escaleras de la última actuación. Joe se asomó al ring con respeto. La lucha libre americana era la nueva épica del siglo XXI, un crisol en que la multitud depositaba sus venganzas, sus odios y sus miedos encarnándolos en avatares hipermusculados, y todo ello pagando entrada. Sin desdeñar el merchandising. Se trata de una disciplina tan compleja que es el único deporte que utiliza guionistas. Y ahí es donde Joe pensaba que había negocio. Había llevado ya a su terruño a directores de cine, escritores para televisión, novelistas…siempre con éxito. Pero el público no tiene piedad y pide cada vez más. Más espectacular, más grande, más difícil todavía, que eche aún más humo…y Joe se debía al público, motor y culpable final de todo cambio. Y pensaba que dar un par de colecciones o incluso una línea editorial a la gente que pergeñaba las tramas de una federación profesional de lucha libre podría ser el próximo bombazo. O quizá no, pero lo importante era hacerlo antes de que se le ocurriera a Dan Didio, que ya se le había adelantado en un par de genialidades y le tenía ganas de revancha.

De pronto, un intenso olor a azufre invadió la estancia.

– Perdón, no he podido aguantarme. He tomado burritos con frijoles para comer y eso me pudre las cañerías.

¡Burritos con frijoles otra vez! se había metido en aquel fregado por culpa del último burrito con frijoles de la fiesta de aniversario. Esas conexiones no suceden por casualidad. Joe se giró.

– Eres…¡Tú!

– Sí…¡Yo!

-Es decir, eres, eres…espera, que lo tengo apuntado en la agenda, habíamos quedado, eres…ajá, aquí está…James Mitchell ¿qué tal, Jim? aparte de lo de tu aparato digestivo, quiero decir.

mitchell.jpg

-Llámame James, Joe, nunca Jim, podría dar lugar a malentendidos y este sigue siendo un sitio blanco y familiar.

-Tampoco creo que sea un gran problema, James. O sea, quiero decir, siendo claros, dudo que entre nuestro público te conozca ni El Tato.

-No subestimes al fandom y sus conocimientos inútiles, Joe, y el fandom no te subestimará a ti. Hazme caso, aunque me parece que a lo mejor este consejo te llega demasiado tarde ¿tienes problemas, Joe? sí, creo que sí. Y no olvides que soy el único manager de la TNA que tiene su propio muñequito, tengo un cierto status.

figumitch.jpg

-Vaya, eso es algo que podría hacer. Seguro que el mío se vendía mejor que el de Dan, aunque tendría que mirar el precio del material, los costes y eso ¿Cómo sabes que tengo problemas, Mitchell? ¿eres acaso…UN MAGO???

engadoresdesunios.jpg


-La magia está taaaaannnn sobrevalorada. No me hace falta, Joe. Se leer. Leo tu mirada, leo tus gestos, leo tu respiración entrecortada, leo el blog de Adlo! cada día…diría que te has metido en un buen lío del que no sabes cómo salir. Pensabas que Straczynski cargaría con las culpas, como antes hicieron Jenkins o Bendis ¿verdad? pero Strac supo escabullirse a tiempo y te dejó en evidencia. Bueno, siempre puedes castigarle mandándole otra saga con Thor convertido en rana.

-No serviría, se inventaría algo sobre un tótem de los batracios o algo igual de estúpido y la nadiecocina.jpggente se lo aplaudiría. No merece la pena…siempre sale de rositas y a cargarlo los demás ¿recuerdas la saga de Ezekiel? pues él quería que Ezekiel fuese al final un Peter Parker venido del futuro ¡De veras! ¿Sins of Past? él la creó, y quería que los gemelos de crecimiento acelerado fueran hijos de Peter. Y en el One More Day el quería retconear de verdad toda la historia de Spiderman desde aquel episodio de 1971 de Harry con las drogas. Harry no habría muerto, Gwen tampoco… Que lo único que hemos hecho en Marvel ha sido ponerle parches para salvarle la cabeza y así nos lo paga…

-O sea, que eres una víctima. Ya. Veo que te has metido en una situación comprometida tú solo. Que bonito sería chasquear los dedos y que todo volviera a cómo estaba antes ¿verdad? pero esas cosas no suceden, Joe ¿o quizá sí?

-Bueno, quizá se podría hacer con un puñetazo a un muro dimensional.

-Ya, pero…

-O con magia mutante del Caos.

-Cierto, sí, aunque…

-Dos veces.

-Claro, claro, «No Más mutantes«, hasta yo lo leí, pero lo que quiero decir…

-O con skrulls, que lo hacen quedar todo muy cósmico.

-Dejemos la ficción a un lado, Joe, centrémonos aquí y ahora ¿te gustaría que todo volviera a ser como antes, verdad? esas cosas pueden hacerse, Joe, pero todo tiene un precio. Y lo que me pregunto es ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por ello? ¿qué darías por tener una segunda oportunidad? por supuesto, estamos sólo divagando.

-Yo también sé divagar, James, déjame que te cuente una historia: procedo de una familia de clase media. Pasamos alguna que otra mala racha económica, pero en general íbamos tirando. Mis padres eran bastante tradicionales, para ellos lo más importante es que yo tuviera más en la vida de lo que ellos habían tenido. Hace años, tras la muerte de mi abuelo, mi padre heredó su casa. Mi padre era una persona excelente, pero los números no eran lo suyo y solía preocuparse en exceso por todo. Y mi madre le conocía bien y sabía eso. Se habían separado alguna vez y habían vuelto, habían pasado por bastantes cosas. Un tiempo después de heredar la casa, decidieron que querían venderla, y con el dinero mudarnos a Florida y comprar una casa allí. Mi madre estaba entusiasmada con la idea, ya que así tendrían algo que dejarme en herencia cuando llegara el momento.

-Pero, oye, si ya teníais una…

-Déjame seguir y lo verás todo claro. Así que nos fuimos para Miami. Mi madre estaba encantada, pero la alegría no duró mucho. Tenían dinero en el banco, pero mi padre decidió alquilar una casa, en vez de comprarla. Estuvimos así tres años, y mi madre y yo le insistíamos que gastar en alquiler era tirar el dinero, que compráramos una casa. En lo que se refiere al dinero, a Papá solía darle miedo dar grandes pasos, supongo que por eso no se decidía. Pero un día entró en razón y se puso a buscar una casa.

-Eso está muy bien, pero sigo sin…

-Espera, ahora verás. Tras meses y meses de buscar y encontrarla, y con el papeleo que siguió, al final llegó el día y lo hizo. Firmó el contrato. Al día siguiente mi madre le enseñó un bulto en un pecho. Era cáncer y estaba bastante avanzado. Ambos nos quedamos hundidos ¿como podía habérnoslo ocultado? pregunté a mi madre cuanto hacía que sabía lo del bulto, y contestó que desde que mi padre comenzó a buscar una casa para comprar. Había decidido no decir nada porque si mi padre hubiera sabido que tenía un problema de salud, se habría preocupado por los gastos médicos y nunca hubiera comprado la casa.

-Pero eso es…

-Un poco más y ya termino. Estaba muy enfadado con ella. Entendía por qué lo hizo, pero el cáncer se la llevó muy pronto. Lo que ella quería era que tuviésemos una casa, y antepuso eso a su salud. Con lo que conocía a mi padre sabía cómo hubiera reaccionado. Lo cierto es que ella tenía razón, él habría dejado de buscar una casa y se le habría caído el mundo encima por lo que nos esperaba. Lo que quizá no supo ver es que ninguna casa ni herencia podría nunca llenar el hueco que dejó en nuestras vidas ¿Cómo lo ves?

-No sé, me siento confuso ¿de qué estábamos hablando al principio?

-Ja, ja, el viejo truco de contar la historia para distraer la atención nunca falla, ya lo usé una vez en una entrevista.

-Espera, creo que lo entiendo: Stan Lee es tu madre, y lo que quieres decir con la búsqueda de la casa es una metáfora de tu…

-No, lo cierto es que me hice dibujante, después Editor en Jefe, y ahora tengo un piso que te cagas con sala de proyecciones y todo en la zona más selecta de Nueva York ¿quién quiere una apestosa casa para viejos en Florida?

-Oh, es otra forma de verlo, aunque mentar a tu madre en una entrevista sobre el One More Day diría que puede dar ideas a muchos. Espera, el One More Day, Strac, Stan Lee…ya, ya recuerdo dónde nos habíamos quedado. Puedo ofrecerte la oportunidad de volver atrás y cambiar las cosas, Joe, pero tiene un precio.

-Y ¿cómo lo harías?

-¿Acaso importa?

-Deformación profesional, por si puedo usarlo en un próximo retconeo, no se lo digas a nadie pero nos estamos quedando sin ideas y alguna que otra vez improvisamos sobre la marcha.

-Nunca lo hubiera imaginado. Siempre creí que lo teníais todo requetepensado, y no sabría decidir que posibilidad es peor. Si aceptas, Joe, no habría nada que cambiar, simplemente volveríamos donde todo empezó y nunca habría sido de otra manera. Tendrías carta blanca para volver a decidir el destino, Joe, y lo único que pido a cambio es tu carrera.

-Mi carrera…

-Sí, Joe. Imaginemos pequeños cambios en ciertos acontecimientos. Un transportista que pincha y unos números de Ash que llegan tarde a alguna convención, un entintador poco adecuado en un trabajo para Marvel…cositas que al cambiar hace que Todd McFarlane nunca se haga cargo de Amazing Spiderman, que no exista Image, que no te busquen para los Marvel Knights, que no hagas politiqueo en la directiva de Marvel…volverás al origen humilde del que procedes y no recordarás nada de ahora porque este «ahora» nunca habrá existido.

-Oye, suena muy chungo…

-Stan salvará la vida y tú tendrás la posibilidad de nuevo de labrarte un futuro en la industria. Sabías dibujar ¿recuerdas?

-Es verdad, lo había olvidado. Lo cierto es que suena tentador, pero me cuesta decidirme ¿puedo pasarme las próximas 24 páginas saltando de tejado en tejado mientras lleno cajas de pensamiento angustiado?

-Sería bonito verte así, Joe, pero me temo que no tenemos presupuesto para que Javi M. Garrón dibuje eso, y nos pasaríamos los plazos de entrega.

-¡Ja! ¿quieres ver por dónde me paso yo los plazos de entrega? eso sí que ocuparía 24 páginas. Algo bueno debe tener ser tu propio jefe.

-No, no puede ser.

-Entonces casi que recortamos la saga y la hacemos en tres partes ¿hace? ¡eh, esto es nuevo y Dan no lo había hecho antes!

-Sí, no creo que la gente se queje, termina todo antes y se ahorraría dinero si hubiera algo que pagar. Pero eso significa que debes decidir ya, Joe ¿ahora o antes? ¿qué puerta cruzarás? ¿en qué mano tengo el burrito con frijoles?

-Caray, James, tú dando prisas, pero es algo importante, me cuesta decidirme, me gustaría volver a empezar, pero al tiempo estoy bien como estoy y…

-¡YO DECIDIRÉ ENTONCES!

-¿¡ESA VOZ! ¿QUIÉN? ¡TÚ!

-¿Quién?

¡TÚ!

-AH, SÍ ¡¡¡YO!!!


(y con este sorprendente giro final de los acontecimientos concluye la segunda entrega de una trilogía que será ciertamente recordada como uno de los pináculos de…de algo en la historia del medio. Un personaje clave del pasado de Joe acude a ayudarle a tomar una importante decisión ¿Quién será? la trayectoria de Quesada está plagada de secundarios ilustres: Jimmy Palmiotti, Kevin Smith, Bill Jemas, Brian Bendis, Straczynski, Mark Millar y muchos otros ¿Qué decisión tomará y qué consecuencias traerá? prepárate para el inevitable desenlace que será una…una…¿alguien sabe traducir «double-sized extravaganza»? ¡HOY MISMO EN ESTA MISMA PANTALLA! (salvo resolicitaciones))

13 comentarios en «One More Post (2 de 4)»

  1. Seguro que es el unico manager con figura de TNA?
    Ah, si que cuando salieron los muñecos era el unico manager.
    Ya sacaran pronto el muñeco de Karen Angle.
    Aunque el bueno seria el del entrenador dle TEAM CANADA

  2. «…que no exista Image…»
    ¿Image nunca habrá existido? ¡Image nunca habrá existido!
    ¡Hay que hacer algo! Rápido, que alguien mande un terminator al pasado para matar a la madre de este tío.
    Ah no, espera, si ha palmado ya. Todo esto es confuso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.