El mundillo se acaba, pero nosotros sabemos por qué.

Desde hace años, sabemos que el mundo de los cómics se acaba. Cada vez que se cierra un nuevo Saló del cómic, los aficionados a esto del arte secuencial nos preguntamos «¿Volverán mis ojos a ver otro Saló? ¿Aguantará el mundillo hasta el próximo Expofriqui». Numerosos expertos han alzado su voz para hablar sobre las causas de la crisis en el mundo del tebeo español, pero fue ayer cuando por fin encontré alguien me dio una razón plausible y coherente:

titular.jpg

¡¡¡La culpa de todo la tienen los videojuegos!!! Si ya lo sabía yo, que el fontanero cabezón ese no podían tramar nada nuevo, que si fuera buena persona no se pasaría el día dando saltitos y de vez en cuando arreglaría alguna cañería. Afortunadamente, ha sido el gran maestro Francisco Ibáñez el que ha venido a abrir nuestros ojos a la verdad:

El dibujante […] añadió que no es la «falta de creatividad» la que acaba con este campo sino la «proliferación» de las consolas.


¡¡¡Sí señor, hablando claro claro de una vez, con dos cojones!!! ¡¡Por fin alguien se ha atrevido a cantarles las cuarenta a los de Nintendo y Sony, hombre!! El poderío de estas dos grandes multinacionales japonesas se tambalea tras sentir el azote de Ibáñez… Y estoy seguro de que Microsoft ya está pensando en dejar de fabricar la Xbox, porque Ibáñez no se limita a lanzar un titular demagógico y punto, no. Ibáñez es mucho mejor que eso: él es capaz de argumentar porqué las consolas son el Lex Luthor del cómic.

«De por sí, el niño siempre ha tenido aprensión a esos bichos negros que se llaman letras y con el cómic conseguíamos que las frases, acompañadas de una ilustración, llamaran la atención al niño, con lo que perdía el horror a las letras»


Claro que sí: el niño, en su expresión más hobbesquiana, salvaje, pura y libre de imposiciones sociales, tiene aprensión por los libros, por las letras y por todo lo que sea educación. De ahí es de donde nace ese instinto tan humano y propio de los infantes consistente en apalear, humillar y vejar colectivamente a ese ser antinatural conocido como el empollón. Este ser, que desafía las normas sociales más básicas al apreciar la lectura de manera precoz, puede ser identificado tempranamente; tan sólo es necesario enseñar un libro abierto a un bebé: si no tuerce la boca en un rictus de aprensión, es que es un futuro empollón. Las autoridades sanitarias recomiendan además llevar al bebé al centro de salud más cercano.

Pero cuando los infantes crecían y veían los cómics, claro, los dibujines les hacían no darse cuenta de que estaban leyendo y claro… ¡¡¡zas!!! De repente les llegaba la cultura a la cabeza. Por eso está claro que quien no haya leído un tebeo en su vida es analfabeto. Yo tengo varios amigos así. Les dejé unos cuantos tebeos de Spiderman para ver si les curaba el analfabetismo, pero llegué tarde: parace ser que una vez te haces la primera paja, el cerebro pierde la capacidad de asimilar el lenguaje secuencial. Así que mis amigos siguen analfabetos. Aunque no les importa, cuando pensar en ello les hace sentirse tristes, se la pelan y se les pasa.

«En los videojuegos ese horror no existe porque no hay bichos, todo es imagen y sonido»

Efectivamente. Hoy en día, con la proliferación de los videojuegos, donde no hay bichos negros llamados letras, los jóvenes han perdido la capacidad de sentir aprensión por ellas. Ya no lloran al entrar en la guardería y ver las letras, colgando de la pizarra magnética en orden alfabético. Ya no se marean ni vomitan cuando al entrar en el quiosco a comprar chucherías se encuentran con un periódico en la cara. No. Las nuevas generaciones crecen tan envueltas en el mundo de las consolas que ya no conocen las letras; la indiferencia ha sustituido al pavor. Y es por ello que los chavales ya no leen tebeos: porque no les hacen falta para superar el grafo-pánico. Lo malo es que como no leen tebeos, tampoco aprenden a leer. Así quedamos en el Informe Pisa, con el honor nacional por los suelos. Yo creía que la culpa era del sistema educativo, pero ahora gracias a Ibáñez sé la verdad. Y un poquito más de antropología, también.

No querría despedirme sin dejar de hacer notar que el maestro sigue en la brecha con sus inagotables Mortadelo y Filemón, y al ser preguntado sobre el secreto de la larguísima pervivencia de esa entrañable pareja de perdedores, el propio autor comentó que:

[…]intenta que sus personajes se encuentren inmersos en temas de «absoluta actualidad», como las campañas de «controles de velocidad o de alcoholemia de la Dirección General de Tráfico». «Esta actualidad les ayuda a mantenerse y quedará reflejada el día de mañana convirténdose en parte de la historia de España»

Pues sí, con tebeos comentando la última campaña de alcoholemia de la DGT, los personajes harán que estas cosas entren a formar parte de la historia de España. No sé cómo es posible que los cineastas españoles no se den cuenta de que lo que tienen que hacer para triunfar no son  sesudas películas de contenido social, sino comedias basadas en la actualidad más reciente, como… lo cara que está la leche últimamente, por ejemplo. O quizás sobreeeee… la nueva etapa de Supervivientes, esta vez con Joselito y Karmele Marchante. Así no sólo el cine español tendría más espectadores, sino que… ¡¡¡Karmele Marchante entraría a formar parte de la historia de España!!!

También me quedo muy tranquilo de que el Maestro Ibáñez aclare cuáles son sus útiles de trabajo:

Sólo utiliza una vieja máquina de escribir y sus manos, por lo que su trabajo es totalmente «artesanal».

¿Veis? No utiliza negros para que le dibujen los fondos, coññññioooo. Sólo una máquina de escribir para el guión y sus manos para el dibujo. Si es que sois unos malpensaos, joerl. ¡Qué país más malo, que endiosa a la gente para luego tirarla al fango!

14 comentarios en «El mundillo se acaba, pero nosotros sabemos por qué.»

  1. ¿Y no ha dicho nada de qué va a pasar en One Mora TIA? ¿Eso quiere decir que no van a volver a la continuidad pre-TIA, cuando eran una agencia de información? ¿Y qué va a pasar con Ofelia?
    Qué entrevista más sosa, por ROB!

  2. pues la verdad es que ibañez tiene bastante razón. a mí me gustan bastante los videojuegos, aunque reconozco que los comics son mi pasión. los tebeos son pasivos y los videojuegos son activos. no es lo mismo fantasear con ser superman que ser superman, y eso es lo que consiguen los videojuegos, que te metas dentro del personaje, que seas el personaje. si no le metes la pasión de los tebeos desde pequeño(cosa que hizo mi señor padre conmigo) es difícil que les interese después. Si ven la peli de spiderman, despues no piden tebeos, piden el juego. un tebeo ademas se lee deprisa, no compensa la pasta que cuesta. ahorras un poco y te compras un juego que te dura bastante mas que su equivalente en euros en tebeos y ademas, ¿donde te los compras? antes en el quiosco tenias todo lo que se publicaba, y ahora como no vivas cerca de una librería especializada estas jodido. en lo de la fobia a la lectura ya no estoy tan de acuerdo porque incluso los amigos que tengo que no acabaron la EGB se leen cada día el marca o se compran todos los meses toodas las revistas sobre el mundo del motor. un apunte más: bleyer, te recomiendo que no seas un prejuicioso y por un detalle sin importancia como el holograma, dejes de lado a una de las mejores series de la actualidad. si eres capaz de disfrutar de los tebeos, algo tan falto de lógica en muchas ocasiones, pasa eso por alto. al menos, la primera temporada, que creo que es la mejor sin discusión. BONES!!!! No suelo escribir casi nunca, así que espero que se me perdone ser tan pesao esta vez. Seguid así.

  3. Este hombre, a pesar de lo mucho que he disfrutado durante toda mi vida (leo desde los 3 años, 25 años ha, y, adivinad quién fue mi primer autor…), tengo que decir que a veces se le va la pinza…
    Pero bueno, después de todo, es alguien que en su momento dijo que el manga eran todos la misma historia pero cambiándoles el peinado… lo cual, viniendo de alguien que lleva tanto tiempo escribiendo lo mismo… y dibujando a sus personajes calvos porque es más fácil…

  4. >bleyer, te recomiendo que no seas un prejuicioso y por un detalle sin importancia como el holograma, dejes de lado a una de las mejores series de la actualidad
    ¡¡Hoxtiax!! ¡Alguien me conoce de por ahí! Tranquilo, Solanix, que a pesar de que Bones no está en mi lista de series a seguir, me he visto bastantes episodios casualmente por el digitalytal. Vamos, que a pesar de no acabar de gustarme del todo, lo considero lo suficientemente entretenida como para no cambiar de canal si la pillo. Además, sale Boreanaz que, como en la serie lo tienen muy desaprovechado, lo aprovecho yo todo lo que puedo.

  5. Pues a mi el holograma fue lo que me tiro de esa serie. ¡Es qué iban vestidos en el holograma! ¿Cómo narices es posible encontrar unos huesos y no solo componer todo el cuerpo sino la ropa? Me quede todo loco. Eso y las orejas de la tipa, claro…
    Y no, no me vais a convencer, mi señora vio unos cuantos más y yo la veia de fondo y cada vez me aburria más.

  6. Será que como fémina que soy el hecho de «SER» Spiderman no me gustaba suficiente como para dejar de saber sobre Spiderman. Es lo que tienen los amores platónicos literarios, te enganchas y ya da igual lo que escriban sobre ellos… más o menos.
    Será que mi vena marujona hace que quiera saber si los protas terminan liándose con alguien. Podría ser un punto a favor para fomentar la lectura 😀

  7. Y a mí que me parece que tiene razón. Me debo estar haciendo viejo.
    Me llama la atención que dice que utiliza una máquina de escribir y sus manos, no habla de lápices o pinceles. A lo mejor es verdad que no usa a los negros para que le dibujen los fondos -solamente.

  8. Karmele Marchante ya ha pasado a la historia de… el cómic en España, pues formó parte de la revista STAR, allá por los 70. 😀

  9. Cierto, la falta de creatividad no es un problema cuando todos tus tebeos siguen exactamente las mismas pautas una por una cambiando el tema central…
    Que será lo siguiente ¿Echarle la culpa a la musica?

  10. «la proliferación de los videojuegos reste lectores a los tebeso»
    No sé cómo no le habéis sacado más punta a ese titular. No sólo en los comics, perdón «tebeso», metén gazapos divertidos…

  11. Pues eso no es todo: en los copypasteos del texto de la noticia también he tenido que arreglar faltas de ortografía para que se pudiera leer bien… Lo del titular, como es una imagen, lo he dejado.
    ¿Por qué no me he metido con las erratas de elpais.com? Pues francamente, porque temía desviarme demasiado del tema principal. Pero ha puntito estuve de poner una postdata sobre el tema al final del post.

  12. «Si ya lo sabía yo, que el fontanero cabezón ese no podían tramar nada nuevo»
    ¿Estás acusando a Mario de poco original?
    «Pero ha puntito estuve de poner una postdata sobre el tema al final del post.»
    Así me gusta, redactando como en los grandes periódicos.

  13. Ibáñez ya chochea un poco. Además, precisamente se cumplen veinte años del primer videojuego protagonizado por sus criaturas. Así que sus muchachos se han paseado por los ordenadores desde hace bastante tiempo, entre videoaventuras, arcades varios y aventuras gráficas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.