¿Qué tienen los hombres en la cabeza?

Ésa es una de las frases que están alojadas en lo más profundo de los recuerdos de mi infancia. La primera vez que la leí fue en el bar del pueblo de mis padres y, aún veinticinco años después, oír esta frase dispara mis sentidos, como un buen gatillo post-hipnótico, y vuelvo a oler el ambiente tan cargado de tabaco que te daba ganas de mascarlo, si no fuera porque el olor a Ducados y a Celtas Cortos se mezclaba con el de calamares y sepia a la plancha. El bar era territorio de partidas de brisca, de tute y de botellines de Mahou (de la de verdad, la que existía antes de que diferenciaran la Cinco Estrellas de la Clásica). Y en la pared de semejante palacete del placer, esquivando los goterones de grasa que se deslizaban desde el techo, estaba la frase, impresa en letras hippies sobre un azulejo adornado con este grabado:

hombrescabeza.jpg
Pues eso… ¿qué tienen los hombres en la cabeza?

Yo por entonces no lo sabía, pero la imagen es un ejemplo clásico que ponen los expertos para explicar cómo en realidad los que ven no son los ojos, sino nuestro cerebro que procesa las imágenes. La otra es la archifamosa imagen de la joven y la vieja, que yo conocí por primera vez en el cartel del pub Hemi, justo al ladito de la estación de metro de Patraix. Y sí, yo aprendí todo lo que sé en los bares. Menos a follar, que a eso aprendí en el cole.

jovenvieja.jpg
¿Te la tirarías o no? No contestes si eres gerontófilo.


A estas alturas, ya estaréis diciendo «Vale, pero… ¿este no era un blog de cómics y de artistas musicales desconocidos?». Tranquilos. Porque hoy quiero revelaros a todos la aparición de una nueva ilustración como las dos de arriba, una obra de arte creada por ese tremendo genio científico que es Neal Adams quien, después de estar un tiempo dándole a la geología intentando convercernos (con vídeos incluidos) de que los astros crecen y crecen y crecen como un globo, ha decidido pasarse a la psicología, especialidad percepción cerebral y tal y tal. Y he aquí su primer trabajo, la que dicen será una de las portadas alternativas del All Star Batman #8 (si es que se publica alguna vez, claro):

batijoker.jpg
¿Qué tiene el Joker en la cabeza? ¿Es acaso la manera que tiene Neal de decirnos que el bueno de Jokinín no se puede quitar a Brucito de la cabeza? ¿Será esa la razón por la que mató a Robin y casi a Batgirl, para eliminar la posible competencia? ¿Os habéis fijado con qué sutileza el Joker ha dejado de sonreír para poner la boca en posición de… esteee… chupar algo? Cuanto juego psicológico, cuanta referencia jungiana, cuanto lacanismo y cuanto psicoanálisis freudiano hay suelto por esta imagen.

Aplaudimos desde aquí a Neal Adams, quien nos vuelve a traer una muestra de su trabajo lleno de buen gusto, armonía, deleite, churrigueresquismo y, además, cargado de inquietudes psicológicas. No dejéis que nadie os engañe, diciéndoos que parece que el Joker se esté metiendo un dispensador de Pez de Batman por la oreja. O que si ignoras la cara del Joker y miras sólo su brazo acabado en la cabeza de Batman, la cosa parece talmente la bat-versión del bichillo de Alien. Aunque si estás tan enfermo como yo, lo que verás será una bat-polla.

¡¡No dejéis que nadie os diga que la ilustración es fea!! ¡¡Alabemos el genio y el ingenio de Neal!! ¡¡Abracemos la teoría de la expansión de los astros para hacerle feliz!! ¡¡Sí, hermanos, sí, podemos difundir por todo el mundo la obra y pensamientos de Neal!! Si los friquis hemos podido convencer al mundo de que Heroes moooola, seguro que somos capaces de hundir la teoría de las placas tectónicas en un par de meses. ¡¡¡Hagámoslo por Neal!!! Entonad conmigo:

AVIV LAËN SMADA!!!


( joder… hay días que es tan fácil hacer un post…
Y la semana que viene… ¡¡¡FACTOR X!!!)

9 comentarios en «¿Qué tienen los hombres en la cabeza?»

  1. «Neal, has de dibujar al Joker y también a Batman en la portada ¡has hecho la cara del Joker enorme! ¡no te van a caber!»
    «Ya verás como sí. Y en un par de años, a medida que el planeta se hinche, se irán separando y viéndose mejor»
    >>el olor a Ducados y a Celtas Cortos se >>mezclaba con el de calamares y sepia a >>la plancha
    Aquí nos queda un bar así, sobrevive frente a las luminosas panaderías/horchaterías/bollerias donde puedes tomarte una infusión con un pan de leche mientras lees el Metro. De los ventanales de sus bajos (los mejores bares siempre tiene escaleras que bajan, y si la cocina y los servicios están cerca, mejor) subían los aceitosos vapores del calamar fregit. Alimentaba sólo con pasar por delante. Pero desde después del verano, el bar sigue pero los vapores han cesado, snif. Me voy a releer la saga de Deeneim…

  2. Recuerdo haber visto de pequeño las dos primeras imágenes en algún libro… Tenían un poder increíble, eran algo mágico y prohibido (como aquellas tres mujeres que se distinguían, supuestamente, dentro del camello de Camel).
    Gestalt-Joker Rules!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.