Bat-Prime-Time: Hi Diddle Riddle/ Smack in the Middle. (T1-Ep1&2)

Sí, son dos episodios.

La idea original fue hacer una serie de una hora; posteriormente los productores consideraron que quedaría mejor partiéndola en dos medias horas que se emitirían en días sucesivos, forma en la que se ofrecería durante sus dos primeras temporadas y motivo por el que mientras dure esta situación los «dos» episodios serán analizados juntos. Los episodios estaban partidos por el tradicional cliffhanger que muestra su carácter de puzzle de dos piezas (y atentos que el carácter lúdico de la serie hará que la presencia de los puzzles se multiplique) con esos títulos de episodio que riman entre sí. En España no tuvimos tanta suerte «para variar- y los títulos de los capítulos o caían en la traducción más chocante o se limitaban a ofrecer un título aleatorio y dividirlo en dos partes. Pero de eso ya hablaremos en el próximo par de episodios.

La gente que comenta este episodio suele decir que Semple » que ejerció en el piloto de guionista principal- se basó para la historia en un cómic del año 65: Remarkable Ruse of the Riddler de Batman #171. La gente, claro, no se ha leído ese cómic, de lo contrario vería que el parecido está por debajo del mínimo (Por cierto, podéis encontrar el cómic en cuestión en el Showcase presents Batman #1) En el cómic tenemos al Riddle saliendo de la cárcel, recordando cuáles fueron sus cruces anteriores con Batman «se suponía que esta era la primera historia del Enigma de Tierra Dos-, ayudándole a derrotar a una banda que había estado molestando al cruzado de la capa durante los últimos números, para tenerle como adversario único. Ahí empieza su plan, escenifica un par de compras como planeados atracos esperando que para cuando llegue el atraco verdadero Batman ya se haya aburrido. Aburrir a Batman es imposible así que le atrapan, claro.

¿Qué llega de esto al Piloto? Una escena en la que Batman cae en una trampa del Enigma (o Acertijo si lo prefieren) al malinterpretar una situación en la que parece que el villano está atracando al joyero que está sacada del segundo atraco falso, y que no tiene ni la misma intención. Ah, y parte del traje del Acertijo será similar al que aparecía en esta historia. El resto es nuevo, hecho para la historia, para que se adapte a lo que Semple quería contar. El Acertijo engaña a Batman para que trate de detenerle, lo que le permite demandarle por un millón de dólares y obligarle a comparece públicamente y declarar su verdadera identidad. Su plan secundario es introducir a su joven ayudante Molly en la Batcueva, lo que lleva al rapto y suplantación de Robin. Difícilmente puede aceptarse la vieja acusación de que «infantilizó» los argumentos del cómic.

Y, además, lo hizo sin necesidad de realizar el clásico Piloto fijando el origen.

bscap0151.jpg

comicbats.gif

Semple quería pasar de presentaciones – Es Batman, no necesita presentación. – y así lo hizo.La «preparación» se limita a Bruce en una pequeña conversación en la que se habla de sus padres muertos, una mención a su tío (un guiño al Batman de los primeros seriales, que se separa totalmente del cómic); aparición de Alfred «tan de etiqueta que lo corregirían en siguientes episodios-, llaman, aparece Dick y ¡hop!, manos al asunto.

Por si no ha quedado claro, lo recalco: LA llamada telefónica interrumpe la Vida Wayne y lo hace así porque esta está subordinada a la Vida Batman, tanto que despide a sus invitados para poder responder al comisario. Tampoco el Acertijo tiene más presentaciones. ¿Por qué es un bien conocido enemigo de Batman? Pues no: porque Semple prefiere «mostrar» al villano y dar algunas pinceladas a «presentarlo a fondo». Esa otra forma de hacer las cosas resultó tan exitosa que hizo que el Acertijo «magistralmente interpretado por Frank Gorshin– se convirtiera en el gran villano de la primera temporada, por lo menos en número de apariciones (4, por delante de sus inmediatos competidores, el Joker y el Pingüino) . Lo que no está nada mal para un personaje que antes del mencionado #171 sólo había aparecido en un par de números en el año 48. El concepto lúdico de Semple, con todos sus juegos de palabras, bromas y charadas » algo que el espectador podía tratar de intentar descifrar desde su casa; no iba a lograrlo, pero por lo menos estaría entretenido- casa perfectamente con lo que será este villano. (En el futuro veremos como muchos enemigos se riddlean , ofreciendo juegos y enigmas a la pareja independientemente de sus personalidades). La habilidad de Gorshin «que era por encima de todo un cómico de club- para gesticular los juegos y realizar una interpretación doblemente alocada hizo el resto.

Os estaréis preguntando para qué sirvió el Piloto si no fue de Presentación. Pues bien, lo utilizaron de campo de pruebas. Y por eso precisamente hubo cosas que desaparecerían para futuras ocasiones. Los guantes de Robin, por ejemplo, hechos aquí de tela, fueron cambiados por otros de piel en los siguientes episodios para dotar de mayor realismo a la serie. Porque una cosa es que tuviera sentido del humor, fuera divertida y delirante y otra que no se tomara en serio la necesidad de parecer real. Incluso Batman salió reforzado de este piloto, nunca más se le iba a escapar un malhechor «ni como en este caso «desaparecer sin dejar rastro de su cuerpo«- y en pocas ocasiones más moriría un personaje principal del capítulo, en esta caso la bella Jill St. John que pagará caro el haber engañado a Batman disfrazándose como Robin para introducirse en la Batcueva, pues encontrará allí su muerte cayendo en la Fuente de Energía que abastecía al Batmovil en uno de esos típicos movimientos que sufren los enemigos de Batman. Es cierto, por otro lado, que el exceso pirotécnico que se ve en este capítulo fue severamente recortado. La tarta-bomba del inicio (¿notan la broma de «salpicar» a todos de tarta?) que agua la fiesta a la gente de Moldavia (perfecta definición de la serie: no existe una República de Moldavia, pero sí una región llamada Moldavia; ese cruce entre lo real, lo posible, lo probable y lo irreal es donde habita esta serie) no se repetirá, tampoco la explosión final, lo que obligará a Semple a acentuar otros registros más cercanos a la comedia física.

bscap0150.jpg

Entre lo que ya estaba es imposible olvidar las peleas pop que reunían la parte televisiva con las onomatopeyas comiqueras, también las escaladas en cuerda y, claro, el humor marca de la casa. Robin no puede entrar en la Discoteca What a Way to Go-Go (paladeen ese nombre) por ser menor de edad. Cuando Robin, de nuevo, se queja de no poder descifrar los enigmas de su enemigo Batman le sugiere que puede deberse a que está «aún pensando en esa jovencita que hemos visto antes«. ¿Hay que señalar a qué público iba realmente esta serie? Un par de datos más y les dejo que vayan a tomarse la merienda. La implicación del productor fue tal que la famosa voz del narrador «la que leía las preguntas culminantes de los cliffhangers, por ejemplo- es la del propio William Dozier.

bscap0152.jpg

bscap0153.jpg

Tía Harriet. Vale, lo imaginabais. Yo también sabía que habría que hablar sobre ella. Entre otras cosas porque no debuta en esta serie, como muchos han asegurado. En el año 64 los responsables del cómic decidieron quitarse de en medio a «ese gracioso patán» que era Alfred, un mayordomo torpón y notablemente incapaz de llegar a ninguna conclusión decente, pero la pareja pudo pasar poco tiempo sola en la Mansión Wayne ya que la tía de Robin (¿?) aparecía por allá para… bueno, no está muy claro para qué, pero allá que estuvo hasta bien entrados los setenta. ¿Qué es, pues, lo que hizo la serie? Pues adaptó la situación Bruce-Dick»Harriet y añadió a Alfred a la ecuación, un Alfred que sería un mayordomo pausado, tranquilo y, con cierta flema inglesa que bebería más de Mr. Belbedere (el de Cliffton Webb, claro) que de Ebony White. Es decir, el Alfred tal y como lo conocemos ahora, porque, claro, ya que lo revivieron lo hicieron siguiendo el esquema exitoso. El de la serie de televisión.Hasta aquí por hoy, pero no os preocupéis, seguiremos deconstruyendo la serie, desmontando sus viejos falsos mitos y exponiendo su notable relevancia en próximos capítulos.

Por ejemplo, en el siguiente, en el que llegará… El Pingüino.

Vale, sí, cierto.

Pensé que no habríais caído en la cuenta.

La secuencia en la discoteca, en al que Batman es drogado a traición por Molly es aquella famosísima escena en al que nace el archiconocido Batusi. Sólo lo bailaría Batman en dos ocasiones, y para la segunda aún falta. Como sois tan pacientes que habéis llegado hasta aquí os dejo con su contemplación, para que podáis ir pensando en cuantas veces lo habéis reencontrado a lo largo de la historia.

8 comentarios en «Bat-Prime-Time: Hi Diddle Riddle/ Smack in the Middle. (T1-Ep1&2)»

  1. > Si crees que alguno de los comentarios siguientes es ilegal o simplemente no debería estar aquí, por favor, escribe a los administradores del blog mediante este formulario.
    Y esto viene a cuento de…

  2. >>Y esto viene a cuento de…
    Creo que lo han hecho para que se note la herramienta nueva del formulario, para eso metí la imagen de Magneto en el post que ha quedado sepultado un minuto después de subirse (snif)

  3. > ¿Que sera lo proximo? ¿Reciclar los post frikis de Eme A?
    No, como ya advirtió Jónatan en su momento, la forma adecuada de analizar la serie de Batman es hacer redifusión de los análisis, como se ha hecho antes con los capítulos
    Y los posteos que cuelgo en Cosas de Frikis están escritos para encajar en Cosas de Frikis, es otro scope. Pero si alguien les quiere echar un ojo…
    Ninja Cheerleaders
    Marvel Zombies vs Army of Darkness
    25 años de Groo
    Superman Legado, ni regalado
    Homenaje a la WWF
    Premios Ig Nobel 2007
    Chicos de Carpeta
    Los dibujantes de Público
    Pushing Daisies
    Conejitos suicidas en la FNAC

  4. Lo del formulario es para que la gente se pueda poner en contacto con nostoros y, ya puestos, apra prevenir lo de Alasbarricadas. O algo así me explicaron.
    Lo de poner aquí lo de EliTeVisión… ¿En realidad os leéis lo que escribo? Deje claro desde el primer día que aquí se haría una Re-Emisión de lo que se fuera poniendo por allí. Juraría que incluso ahblé de Los Simpsons.
    Lo de Moldavia es muy cierto, y se me pasó, predecir el final de la URSS en el año 1966 debería sumar puntos a esta serie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.