Introducing… EliteVisión

Asumámoslo desde hoy y así no tendremos que hacerlo mañana. La televisión fue el “tótem cultural” del siglo XX, pero está perdiendo todas las batallas del XXI. Así, para los que vemos claro que será el Ordenador o la Pantalla de Accesorios lo que mandará en los próximos años, no nos queda otra salida que ir destacando lo mejor que esta tenía desde su sustituto natural.

Esto, por atraparte, no tiene “casi- nada que ver con EliteVisión. Peo como introducción solo puede ser superada por “Tres chicas iban a la academia de policía” o “Un grupo de soldados injustamente acusados“, ya sabéis. Y es que la idea central de EliteVision, según sus cinco “padres” (Nacho Vigalondo, John Tones, Noel Ceballos, Alvy Singer e Hijo Tonto), la concibieron, puede ser consultada aquí, pero para entender el significado absoluto hay que verlo en global.

1617904405_a98fa74105_o.jpg

Y eso incluye ver las posibilidades dadas a nuestra des-organización para reparar algún error histórico. Es decir, no sólo voy a participar en el “proyecto” sino que, además, lo haré dejando una cosa bien clara:

El Batman de Adam West es la mejor serie de superhéroes del mundo mundial.

No ya porque demuestra que los supes pueden soportar el sentido del humor “algo que la gente parece no ser capaz de asumir-, puede atraer a las grandes estrellas del momento, puede ser Pop y también Sexy, convirtiéndose no sólo en un producto de su tiempo sino, sobre todo, en un ejemplo para el resto de “productos”.

En principio somos muchos los que vamos a participar en este claro caso de locura colectiva así que no esperéis “para mañana” el primer post de Batman. Al menos durante los primeros días habrá que comportarse. A partir de ahí ya habrá algo más de fluidez en la que trataré de conservar algo importante: La absoluta incapacidad de las cadenas de televisión.

De esa manera los post aparecerán siempre antes en EliteVisión, después en ADLO!, ¿por qué? Pues porque una serie así NECESITA repeticiones. Si alguien estuviera haciendo Los Simpsons tendría que ir publicando cada día uno de los posts escritos. O dos.

Y como de reciclaje va esto, y como del Batman de Adam West también… Aquí está en riguroso diferido el texto introductorio para la serie.

batman1.jpg
Aún habrá gente que no entienda de qué va todo esto. Quizá alguno tenga incluso pensado dedicar parte de su “espacio blog” a interrogar al eco de sus comments sobre el espacio desperdiciado haciendo que salten los niveles del ironizómetro.

Pero, ¿qué clase de duda es esa? ¡¡¡Claro que es necesario!!! El análisis pormenorizado de lo que consumimos siempre es útil, incluso puede ser un buen momento para recordar lo visto y preguntarse si se le sacó todo el jugo posible en el anterior visionado. Seguro que la respuesta es negativa.

De momento en este blog me ocuparé de analizar uno de los pilares catódicos del género superheroico. Sí, lectores, desde ya vais a tener la posibilidad de recordar el Batman de Adam West desde su primer episodio y a lo largo de su trayectoria hasta su final allá por el capítulo 120.
Durante las dos primeras temporadas los capítulos fueron la mitad de la historia. Un miércoles se emitía el primero y el segundo concluía el jueves. Tranquilos, aquí no queremos dejar a medias ningún análisis así que esos capítulos se analizaran uno detrás del otro.

Empezando por la creación en esta introducción, ¿sabíais que nada de esto hubiera sido realidad sin Hugh Hefner? Pues sí: los pases de los seriales de los años cuarenta en el Club de Chicago, con amplia participación del público que se integraba en el SingALong de la serie fueron contemplados por un ejecutivo de estudio que decidió que eso era lo que tenían que hacer. Tirar por el humor de la MAD; por la locura más divertida, y “claro- por la Fox. La 20th Century Fox puso a trabajar a William Dozier en el concepto para que desarrollara una serie para la ABC, y tan implicado estuvo que acabó dando voz al Narrador de la serie. Además, logró reunir a la otra mitad del éxito oculto de la serie, el guionista Lorenzo Semple Jr.

Semple estaba viviendo en España cuando Dozier le propuso convertirse en el guionista principal de la serie, encargado de escribir los primeros episodios y el guión de lo que sería la película, así como de supervisar el trabajo de los demás guionistas. Él fue el toque de locura definitivo que sirvió para poner en marcha la bat-maquinaria. Algo que haría siempre que le dejaran, como demostró en su colaboración en el guión de la película Flash Gordon.

A ellos, pues, debemos dedicar este repaso en el que iremos comentando diversas curiosidades sobre los actores, argumentos y sucesos.

Pero eso será más adelante…

En el próximo Bat-Post, el próximo Bat-Día en el mismo Bat-Blog!!!

2 comentarios en “Introducing… EliteVisión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.