Arreglando errores

Les ha costado tres meses, pero Panini por fin ha arreglado el pequeño desfase que llevaba la etiqueta de la portada de la colección de Patrulla X del que ya hablamos aquí. Para los despistadillos, recordaremos que publicaron esta etiqueta en el Patrulla X #19

etipatru19.jpg

diciendo que el tebeo conteía la primera parte de la saga sin darse cuenta de que el número contenía las partes 1 y 2. Lo malo es que el mes siguiente aún mantenían el error

etipatru20.jpg

diciendo que el tebeo contenía la segunda parte de la saga cuando en realidad contenía las partes 3 y 4. Pero no hay mal que cien años dure, y hay que felicitar a los chicos de Panini por su celeridad a la hora de corregir estos errores. En el número 21 de Patrulla X, por fin han publicado la etiqueta correctamente:

etipatru21.jpg

Lo que nos llamó la atención el mes pasado es que en la colección de X-Men se produjo el mismo error,

etixmen19.jpg

pero sus responsables arreglaron el error directamente en el número siguiente

etixmen20.jpg

para, ante nuestro estupor, sorprendernos este mes con esta etiqueta:

etixmen21.jpg

En efecto, números 4 y 5 cuando en realidad son las partes 5 y 6 de la saga. Vamos, que arreglan las etiquetas de una cole y la cagan en la de la otra. Si esto no se merece un aplauso, que venga ROB! y lo vea.

Pero bromas aparte, he de confesaros a todos que estoy preocupado. ¿Es esta caterva de errores una casualidad? Yo no lo creo, me costaría de creer que alguien puede ser tan chapuzas como para cagar las etiquetas de una cole al mismo tiempo que arregla los de otra. Mi sentido arácnido suena, mi nariz se mueve porque se huele un misterio. La posibilidad de una conspiración va tomando forma en mi mente. ¿Acaso Panini ha ordenado que sus tebeos tengan la numeración equivocada por algún motivo en especial? ¿O es algún acto de venganza perpetrado por algún maquetador cabreado con la empresa? ¿O es sencillamente que Panini ha decidido que sus tebeos tengan la misma calidad que los de la compañía rival? Porque eso explicaría cosas como esta:

deelorgullo.jpg

Con la de tiempo que pasó mi profesora de párvulos diciéndome que DE + EL se escribía «DEL». Contracciones, les llamaba ella. ¡Qué tiempos aquellos!

20 comentarios en «Arreglando errores»

  1. Cuando el término «el» pertenece a un nombre propio, título o similar, como es el caso de «El Orgullo», está permitido separar «de» y «el». Al menos es lo que me enseñaron en el cole hace la tira de años 😛

  2. El Orgullo es una organización de supervillanos de Los Angeles, los malos malosos de Runaways, y como su nombre en inglés es «The Pride», no «Pride» a secas, como traductor de la serie decidí no hacer la contracción, es lo correcto según la RAE.
    Sin embargo, yo lo habría rotulado de la siguiente forma:
    De
    El Orgullo
    con Cariño
    Aunque no sé yo si el espacio disponible en esta viñeta permitía rotular así y mantener la jerarquía de las palabras mediante el tamaño de fuente, pero bueno, no soy rotulista.

  3. Nada, nada, Panini opto por solucionarlo en un titulo de una forma y en el otro de la contraria para contentar un poco a todo el mundo. Sabian que lo hicieran como lo hicieran a alguien no le iba a gustar.
    Aunque lo logico, para una empresa con tantos años vendiendo cromos, seria que en proximos numeros regalaran pegatinas con los rotulos correctos.

  4. Ale, el criticador criticado jajaja
    Ay Bleyer, mal por 2 cosas, primero por no seguir Runaways y segundo por haber hecho pellas aquel dia de clase.
    Por lo menos consuela que algunos traductores y packagers buscan feedback de su trabajo. Viva vosotros!

  5. Agradezco tu intervención Héctor, sobretodo porque… ¡¡¡hay debate!!! . Consultado el Diccionario Panhispánico de Dudas de la RAE, en su versión online (http://buscon.rae.es/dpdI/) , dice:
    del. La preposición de, seguida del artículo el, se contrae en la forma del: He visto al hijo del vecino. Cuando el forma parte de un nombre propio y, por consiguiente, se escribe con mayúscula, no se realiza la contracción en la escritura, aunque sí suele hacerse en la lengua oral: Mi nuevo vecino es de El Paso [delpáso]. Tampoco se realiza la contracción si el artículo inicia el título de una obra: La lectura de El Aleph me fascinó. El artículo que antecede normalmente a los sobrenombres o apodos se escribe con minúscula y no forma parte del nombre propio; de ahí que se realice la contracción cuando va precedido de la preposición: Subastaron un cuadro del Greco (y no de El Greco).
    Así que todo depende si consideras el Orgullo como un nombre propio o como un «apodo» o «sobrenombre». El problema es que si escribes «el» con minúscula es porque no lo estás considerando parte del nombre propio. Vamos, que o «De El Orgullo con cariño» o «Del Orgullo con cariño». Pero que vamos, no es sólo la incorrección gramatical (que puede ser pejiguera), es que vista la frase escrita
    «De el
    Orgullo
    con cariño»
    hace un daño a la vista que no veas, sobretodo si lo plantificas sobre una tarjeta fucsia.
    Pero vaya, que me creo que sea cosa del rotulista (mira tú, ni siquiera me había fijado en lo de «con Cariño»). Claro está que si le preguntamos a él, dirá que él hace lo que le dice el traductor… (o al menos, esa es la excusa que pusieron cuando lo de los cartelitos)
    ¿Cómo que no sigo Runaways? ¡¡¡Qué Vaughan es mi segundo Dios (después de Rob!, claro)!!!
    ¿Y de los cartelitos de la Patrulla no me decís nada?

  6. Me he quedado un poco con la mosca tras la oreja, y he buscado el cómic USA de Runaways en el que sale la nota. La susodicha nota está rotulada de la siguiente manera:
    http://i238.photobucket.com/albums/ff217/Gode666/pridenote.jpg
    Si en el original se saltan la norma de las mayúsculas, especialmente en una nota manuscrita, es de recibo que el rotulista haga lo mismo. De hecho, comprobé mi traducción y yo le pasé «De El Orgullo con cariño», en una sola línea. Fallo mío que él (o ella) supo corregir.
    ¡Viva el rotulista!

  7. Yo no creo que se salten las normas, es que el nombre de la banda es Orgullo, pero al ser un sustantivo transformado en nombre propio tienen que añadirle el artículo para funcionar de una manera gramaticalmente correcta. O sea, como cuando hablan de «the FBI» o de «the Mob». O lo mismo que nosotros cuando hablamos de la Generaltat de Cataluña, del Seprona, o de la Guardia Civil. Por tanto, yo no creo que el «the» o el «el» deban de ir con mayúscula. Lo que pasa es que los americanos no tiene que hacer contracciones cuando juntan «from» y «the», pero nosotros sí. Y ver en escrito «De el» en una zona destacada de un (en este caso) cómic pega un cantazo impresionante.
    Puestos a especular, si yo hubiera sido tú, probablemente le hubiera pasado al rotulista «Del Orgullo con cariño». Pero si yo hubiera sido el rotulista y me hubiera llegado «De El Orgullo con cariño», no hubiera quitado la minúscula. El resultado es una incorrección gramatical (ojo, sólo una de los cientos que pululan por los tebeos españoles en estos días) que quizás tenga explicación, pero no justificación.

  8. El nombre de la banda no es Orgullo, sino El Orgullo, ¿o es que The Avengers se llaman Vengadores? ¿O The Zodiac eran simplemente Zodíaco?
    FBI es Federal Bureau of Investigation, no The Federal… sino sería TFBI. En cuanto a The Mob, refieriéndote a la Mafia, debe ir siempre con artículo, sino Mob a secas significa muchedumbre, turba, no Mafia.
    La verdad es que estoy dando tanta bola a esto por una simple razón: puedo aceptar que me recuerden mis clases de EGB cuando cometo un error, pero sin embargo el error que tú señalas ni es una incorrección gramatical ni necesita justificación. Es correcto según la coherencia de la serie, la RAE lo permite, y está rotulado siguiendo el original (que recordemos, es una NOTA MANUSCRITA DE UN PERSONAJE. Si el personaje comete faltas de ortografía y de sintaxis, el deber de los traductores es adaptarlas y hacerlas presentes, no eliminarlas -ver Maus).
    Como dicen los ingleses, I stick to my work.

  9. Mira, Héctor, los comments los he hecho de buen rollo y sin querer que nadie se enfadase. Agradezco que te pases por aquí y que seas tan amable de defender tu opinión y tus puntos de vista, pero si al final esta discusión va a causarle que a alguien le reviente una vena, la verdad es que prefiero pasar del tema.
    No sin antes puntualizar:
    A) Hay nombres propios que llevan el artículo por coherencia gramatical, no porque forme parte del nombre propio. En este sentido funcionan como apodos (como en el ejemplo del Greco del DPD de la RAE). En inglés, Mafia es Mob, pero le ponen el artículo para determinarlo: cuando hablan de «the Mob» no están hablando de cualquier «mob» sino de «la» Mob; pero no por ello el The forma parte del nombre porpio. De hecho, ellos escriben «I’ve got deals with the Mob» y no «I’ve got deals with The Mob». Igual que aquí decimos «La ONU no sirve para nada» a pesar de que el nombre propio no es La ONU, sino ONU. Yo creo que ése es también el caso del Orgullo.
    B) Si aceptamos A, en la versión inglesa está bien escrito «From the Pride». El fallo está al pasarlo al castellano porque debería ir contraído. Que tú, con tal de pensar que la versión española no está mal, prefieres pensar que no, que es Vaughan que comete o hace que el personaje cometa una falta de ortografía ya que debería escribir «From The Pride» , pues… ¿qué quieres que te diga? Yo no estoy de acuerdo. Es más, me parece una defensa bastante inmadura (vamos, lo de comparar esto con lo de Maus es casi casi risible).
    C) La RAE no permite hacer lo que te dé la gana. Las reglas son muy claras: si el artículo forma parte del nombre propio, se escribe en mayúscula y sin contraer. Si no forma parte del nombre propio, como especifica que sucede con apodos y sobrenombres, cumple funciones de determinante, y por tanto se escribe con minúscula y se contrae. Punto pelota. Lo que no puedes hacer es dejarlo en minúscula sin contraer. Eso la RAE no lo permite.
    Pero lo dicho, si la cosa no va a servir más que para pelear, mejor lo dejamos y a tomar por culo. Cada uno a su casita con la suya y a cenar todos.

  10. Bleyer, tengo que pedirte disculpas. Al releer mi anterior mensaje me doy cuenta de que si que suena como si estuviera cabreado. Para nada, en serio. Escribí rápido mi último comment y no pensé en segundas lecturas. Tienes tu opinión, la respeto, yo también tengo la mía y como tal la aplico, pero de ahí a que me vaya a estallar una vena del cerebro…
    Sin embargo ahora si que estoy un poco mosca, ya que me cuido siempre de tratar a los demás con respeto y argumentarlo todo en la medida de lo posible, pero si vas a calificar mis argumentos como «risibles» o «inmaduros» con como único contraargumento un «yo no estoy de acuerdo» y un «con tal de pensar que…», me acabas de perder del todo (toma anglicismo). Tu opinión no es un argumento, es una opinión, y desde luego, parafraseando a Jim Carrey, «no tienes una cámara en mi cerebro.» No sé yo quién es capaz de todo con tal de pensar que tiene razón… Especialmente cuando se trata de la fidelidad al texto, algo de lo que ADLO se ha quejado en numerosas ocasiones (y muchas con razón).

  11. Lo cierto es que en mi mente enferma de profesor de secundaria establecí un paralelismo entre lo que decías sobre el personaje cometiendo una falta con la situación que he vivido tantas veces en que le llamas la atención por cualquier cosa a un chaval y te constesta dándote una lista infinita de todo el mundo -menos él- que hace algo mal (rollo «Cállate, Jaimito» «Es que es Manolito el que me está hablando a mí, y Pepito me está tirando gomas y además Juanín también está hablando y mi mamá hoy estaba enfadada y no me deja la play y encima la profesora de inglés me tiene manía»). Así que he reaccionado diciéndote lo mismo que les digo a ellos: que son unos críos. Deformación profesional. Intentaré que no vuelva a ocurrir.
    Y no te creas que no entiendo tu situación. Al fin y al cabo, tú como traductor tomas muchas pequeñas decisiones en un trabajo y luego tienes que limitarte a cruzar los dedos para que el corrector (si lo hay), el editor, el rotulista o quién sabe quien más, no metan la pata. Y todo para que luego llegue el típico bloguero cabrón para reírse del resultado si no sale perfecto. Créeme cuando te digo que no es mi intención fastidiar a nadie, sino tan sólo hacer un gag a la semana y que me salga medianamente divertido para que la gente pueda esbozar en su cara una sonrisa (ooooh, qué potito me ha quedado). A veces me sale, a veces.
    Por cierto, que la verdad es que, haya o no incorrección (que yo creo que sí, ¿eh?, no voy a bajarme los pantalones ahora!!), el «error» me parece una chorrada de una pejiguería espantosa. ¿Por qué lo puse en el blog? Pues porque se dio una confluencia de circunstancias: por una parte, cuando redacté el post necesitaba un gazapo de un tebeo de Panini para rematarlo, y por otra, en ese momento acababa de leerme el Runaways y como el gazapo estaba en un sitio bien visible, fue lo primero que me vino a la cabeza. Ni más ni menos. Si hubiera escrito el post en otro momento, posiblemente me hubiera venido a la cabeza otro de los cien errores que pillé en mis lecturas del fin de semana pasado.
    Puedo prometer y prometo que en mi siguiente post no hay nada por lo que nadie pueda molestarse ni sentirse aludido bajo ningún concepto. Bueno, sí, que Juanmito se pica por cualquier cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.