El grato regreso de Humberto Ramos

Creo que a muchos de vosotros ya os sonará el nombre de Humberto Ramos. Un dibujante que, coincidiendo en el tiempo con los inicios del estilo que nuestro GRAN Madureira creó y dio en llamar amerimanga, destacó por obras como Impulso o DV8. Su éxito sería tal que justo después cofundaría el sello Cliffhanger de Image, junto con esas obras maestras de Madureira y del no menos grande J. Scott Campbell que son Battlechasers y Danger Girl. No obstante, su estrella fue apagándose y su siguiente colección, Out There, no tuvo demasiada repercusión, pobre. Desde entonces, lo cierto es que el chico ha estado un poco perdido, haciendo alguna cosilla para Dark Horse y poco más. Pero los viejos roqueros nunca mueren, así que Humberto Ramos ha vuelto al mainstream, y además lo ha hecho a lo grande. Desde la serie de Lobezno nos viene a demostrar cómo ha absorbido las mejores técnicas de los mejores dibujantes.

Mirad si no la portada del último número publicado por estos lares de Lobezno:

logancover20.jpg

Un lector casual no podrá apreciar la multitud de detalles que hacen de esta portada una obra maestra del cómic. Pero cualquier adláter de pro reconocerá esos detalles que distinguen a los grandes dibujantes: la proporción entre la cabeza y el resto del cuerpo, esos brazos como troncos, la aparición de músculos extras por todo el cuello (que Humberto centra sobretodo en los brazos, piernas y cuello)  y sobretodo el diseño del traje, con los oportunos complementos ocultando cada una de las articulaciones: los guantes tapan las muñecas, las hombreras tapan los casi inexistentes hombros y ese cinturón tocho no permite ver la cintura, como todo buen dibujante sabe que tiene que ser. Mención aparte merecen las botas, esas botas que tapan esos pies enormes, que como todos sabemos, es la firma del dibujante. Si los personajes no calzan un 47, no es un cómic de Humberto Ramos.

Sin embargo, me da la impresión de que a lo largo de este número de Panini (que ya sabéis que incluye dos tebeyos usa), Humberto vuelca toda su habilidad como dibujante en un detalle muy específico. Y, no, no me estoy refiriendo a las piernas de Maria Hill,

maria%20hill.jpg

que también soy muy destacables, sino a otra cosa. Me estoy refiriendo al cuello de Lobezno. Sí, sí, al cuello. Mirad otra vez la portada, pero esta vez fijaos en el cuello. ¿No veis nada? ¿No notáis la potencia de ese cuello poderoso, con sus músculos fuertes, perfectamente triangulares y totalmente tensos sosteniendo una cabeza chiquitina y mediocre, del montón? ¿No? Quizás lo veáis mejor con esta otra imagen:

loganpie.jpg

¿Aún no? Esperad, lo centraré un poco más y aumentaré el detalle para que lo puedan ver aquellos que son un poco más torpes y no saben apreciar el auténtico arte por sí mismos:

loganneck1.jpg

¿Ya lo véis? ¿Y no os parece maravilloso? Un cuello que nos define a la perfección el carácter de Lobezno: extremo, violento, salvaje. Un cuello largo, duro y acabado en una perfecta protuberancia redondeada…

Perdón, se me ha ido el santo al cielo ¿De qué estábamos hablando? ¡Ah, sí! El cuello del Lobezno de Ramos no sólo es más potente, más bestia, más CAÑERO. También tiene funcionalidades que no tienen los cuellos de las personas normales, que ni siquiera tiene el cuello de Chuck Norris.

loganmovneck.jpg

En efecto, vuestros ojos no os engañan. El cuello de Lobezno no sólo da movilidad girándola hacia los lados, o subiéndola y bajándola. El pedazo de cuello de Lobezno permite que su cabeza se desplace lateralmente sobre la línea de los hombros. Fíjaos bien, otra vez:

loganneckdet2.jpg  

¡No me digáis que no es genial! De esta forma, nadie puede pegarle un tiro en la cabeza a Logan porque este puede esquivar las balas apratando su testa hacia un lado. ¡Un brillante diseño anatómico del genio mejicano!

Debemos estar contentos de que Humberto Ramos haya regresado al cómic mainstream. Yo confío en que siga trabajando para convertirse en uno de los puntales del comic-book USA. De momento, va por muy buen camino. Y para despedirme, mirad la cara que se le queda a Emma Frost cuando Lobezno le dice a Cíclope que la muy zorra está conchabada en secreto con Iron Man:

emmafrost.jpg

¡Qué expresión de terror! ¡Fijaos como se ha quedado la pobre mala pécora: desencajada, rota, incapaz de reaccionar, sola, abandona por el destino en una colina solitaria a la luz mortecina de la luna nueva! Si hasta casi me duele el corazón al verla. Pocos autores son capaces de expresar tantos sentimientos con tan poco. Pocos autores son capaces de dotar a sus personajes de una expresión facial tan vívida y compleja, tan colmada de dulzura y sutileza. Pero el autor que tenemos aquí no es un autor cualquiera, no: él es Humberto Ramos.

Es por esto que sin alargarme más, que lo mucho cansa,  proclamo…

…¡AVIV OTREBMUH SOMAR!

18 comentarios en «El grato regreso de Humberto Ramos»

  1. Qué exagerao.
    Lo de las piernas de la encantadora, digo.
    El cuello de lobi, sin en cambio, me recuerda a «Encuentros en la Tercera Fase», pero no sé bien por qué…

  2. por partes.
    1)¿seguro que es carcayú? por esas piernas y esas proporciones yo me atrevería a apostar que es Acroyear de los micronautas.
    2)¿cabe la posibilidad de que Emma tenga atados los pechos a las comisuras d elos labios? mas que nada por la sincronía del rictus con la elevacion del seno correspondiente.

  3. Lo que pasa es que Somar se ha inspirado (acertadamente) en la Jamie Presley de Me Llamo Earl.
    Y el argumento del tebeo debe ser muy bueno, que al guionista le han dedicado un par de museos por ahí.

  4. ¡Fijaos como se ha quedado la pobre mala pécora: desencajada, rota, incapaz de reaccionar
    ¡Cómo estará la pobre de traumatizada que hasta las tetas se le han quedado desencajadas y repiten la expresión de la boca!
    (son unas tetas muy expresivas, todo hay que decirlo)

  5. ¿¿Dónde estabais cuando SÖMAR perpetró aquellos números de Spiderman, eh?? ¿¿Dónde??
    Ese Dr. Octopus… Ese Veneno… El Hombre Kiwi… Aaaahhh… GENIALES! todos…

  6. No se puede negar que que la coleccion española de Lobi pasa por su mejor momento en lo que al dibujo se refiere, por un lado, este seños del que nada más puedo añadir, y por el otro, ese Genio! que es Steve «Le he puesto a Punisher el traje de Logan y a los personajes secundarios la cara de Punisher» Dillon…
    ¡¡¡Que grande!!!

  7. A ver.. todo el mundo parece olvidar que Lobezno es extremadamente bajito y por tanto los canones anatómicos habituales no pueden emplearse, por no hablar de su fisiología mutante.

  8. En la clínica donde se ha gastado el dinero la srta. Frost, le han dejado un punto de la operación de teta cosido al labio superior.
    Lo que no sé es si ha sido por la intervención de aumento de pecho, la de relleno de labios o la luxación de párpados para aumentar el globo ocular visible.
    Que reclame ella…

  9. Ya está, ya está!
    Ha sido en la liposucción, que la han dejado escasa de pellejo y cuando sonríe, tira p’arriba la piel.
    Eso sí, que como sonría un poco más seguro que se escapa algo más sonoro…

  10. ¡La mayoría de los hombres tienen un huevo más alto que otro! ¡Y las mujeres igual pero con los pechos!
    Es otro detalle del hiperrealismo del gran SÖMAR!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.