9 comentarios en «Interludio primero: Obituario»

  1. Bueno, es que a Bergman hay que cogerle el puntillo.
    «Fresas Salvajes» era bastante humorística (a su escandinava manera) y aparecía como actor Victor Sjostrom, un director de excelentes películas: echarle un vistazo a su peli «El Viento» con Lilian Gish (si no os asusta el cine mudo).
    Y su peli/serie de TV «Fanny y Alexander» tenia su coña: baste recordar los conciertos de pedos con los que el depresivo y frustrado tío Carl deleitaba a sus sobrinos en fiestas entrañables
    Por cierto, Bergman es uno de los directores favoritos de… Woody Allen! (el de las gafitas hasta hizo una pelí superdramática-traumatizante llamada «interiores» como ojomeneo al maestro)

  2. > «Fresas Salvajes» era bastante humorística (a su escandinava manera)
    Eso suena como «con el Ulises de Joyce te partes de risa, qué lástima que, como con Pratchett, en la traducción se pierdan los mejores chistes»

  3. El que critique a Bergman en su totalidad (hay películas suyas que no soporto) se está retratando. Películas como «Persona» o «El Séptimo Sello» son una maravilla a todos los niveles, y auténticas piedras angulares de este arte.

  4. [Eso suena como «con el Ulises de Joyce te partes de risa, qué lástima que, como con Pratchett, en la traducción se pierdan los mejores chistes»]
    Qué va. Te partes incluso con la traducción, al menos con la de Valverde. El capítulo de Nausicaa, con Bloom masturbándose ante una jovecita coja, no lo supera ni Ignatius Reylly ni la familia Malausenne ni Wilt. Por no hablar de la ladilla vestida de guardabosques, que también era la monda.

Responder a Mr V. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.