Seis hipótesis para salvar al comic: y ahora, los tambores

Si bien el título de este inicio de debate hace referencia a la conocida serie de escritos de Jordi Ballerà en Zona Negativa, su enfoque es bastante distinto. Como todos sabéis, cuando Ballerà se refiere a la triste situación del cómic en España no alude a parámetros de ventas o económicos, sino a su nulo reconocimiento como manifestación cultural relevante, a ser considerado un arte menor, menospreciado e infravalorado (¿o no lo sabíais? pero si lo dijo el primer día…)

El cómic va bien, eso lo sabemos todos. Demasiado bien, incluso. Con tal de llevar al contraria, lo que sea. Y eso es bueno, pues genera debate. Y el debate es algo bueno. Sin embargo nunca viene mal una ayudita. El lector de cómics en España es uno de los responsables de la bonanza de ventas de cómics en nuestro país. Y vosotros sois lectores. Es por ello que desde ADLO! en nuestra vocación de servicio público (vulgo urinario) vamos a debatir con los pies en el suelo y una mano en el ratón un ideario de hipótesis que pueden salvar realmente al cómic.  Despegamos.

1.- Más chicha. Como tanta gente, de cara al pasado 23 de Abril me metí en algunas librerías no especializadas. Y tanto allí como en otros centros de ocio llamado cultural (lease Cortes Ingleses y Carrefoures) pude encontrar al alcance de todas las manos, bolsillos y miradas ¡¡un cómic!! ¡en serio! Y ¿cual es la obra que ha conseguido el milagro de hacerse un hueco en todo templo de cultura lectora? Cuarenta y Seis

¿Cual es el Factor X que ha causado el revuelo mediático de esta obra?

¿El tirón popular del Dottore Valentino Rossi?

¿El precio popular de un tomo ultragrande en tapa dura?

Apartemos a los niños de delante y examinemos con detenimiento la portada. Las manos en el teclado, pillines.

      portada46.jpg

Una simpática señorita acaricia con fruición un casco mientras nos muestra su bien torneada espalda.

Está claro ¿no? ¿o hay que decirlo? Manara.

milo.jpg

Si lo que más vende son los superhéroes y todos sabemos que sólo sirven para sublimar fantasías de poder adolescentes, el siguiente paso es conseguir sublimar otras fantasías. Se le da una capa de cultura popular («que no, mamá, que es un tebeo de deportes») y tenemos el producto perfecto. Artistas en ciernes ¿para qué ambicionar ser un clon de Jim Lee o Craig Thompson si la máquina de amasar petroeuros está en seguir el modelo Manara? Mirad si no a Planeta. Perdió Marvel. Sus tebeos en grapa no venden. Sus packagers les putean ¿Han tirado la toalla? NOOOOOO ¿mantienen el aluvión de novedades y los precios más bajos del mercado? SIIIII ¿Cómo consiguen eso? muy fácil. Porque se han hecho con los derechos de la Biblioteca Manara.

Para Junio, sin ir más lejos, el Rey Mono. Cartoné, 88 páginas por unos míseros 12.95 ¡La saga de Dragon Ball vista por Milo Manara! olvidemos esos pseudoUltimate que se leen al revés y contienen lo mismo de siempre excepto un par de dibujos limpiados en el primer y segundo tomo ¡Mirad a la Nueva Bulma!

manaraelreymono_01g.jpg

¡Pero si hasta La Cárcel de Papel le da dos estrellas!

La carne vende. Queremos vender tebeos. Pongamos carne en los tebeos. Más carne. En un mundo en el que Elsa Pataky anuncia helados, nunca hay bastante. Todo el mundo ha leído algún tebeo de Mortadelo, y todo el mundo ha leído algún tebeo con mucha mucha carne ¿recordáis aquellos tebeos que encontrasteis de pequeñuelos en la alcoba de vuestros progenitores ¿a que no eran de Mortadelo? un tebeo en cada casa ¿no es esta una perspectiva interesante?

Y eso que a España no ha llegado la Edición Especial de Cuarenta y Seis con un ribete rojo en la portada un DVD

Esta ha sido la primera hipótesis. Palabra de ROB!

2.- La transversalidad. El kiosco es un espacio a recuperar, pero el tebeo de grapa compite en desventaja respecto a otros productos. Primeramente porque no suele haber carne, pero esto se ha debatido en la primera hipótesis. En segundo lugar, si se establece un precio popular, el margen de ganancia para el comerciante (uuuh ¡fuera! ¡ánimo de lucro!) es muy pequeño y le compensa más vender el Marca o el Diez Minutos, que son de todas, todas, lecturas menos edificantes y constructivas que un DH presenta: Outsiders, donde va a parar. La única forma de que el tebeo en grapa se imponga en quiosco es ocupando más espacio que sus competidores. Para esto, las grandes compañías imponen la política de Grandes Cartones (también llamada «Quememos el Amazonas»). Las primeras entregas del producto vienen acompañadas de un voluminoso y colorido cartón fácil de encontrar entre tanto papel de leer y tirar. Siempre y cuando, claro, se trate de temporada baja de fascículos, ya que si no es así, son muchos los cartones que aparecen a la vez, de forma que lo más importante es ser MÁS grande que los demás y MÁS colorido que los demás. El más colorido y el más grande triunfa ¿habéis visto aparearse a un pavo real? pues lo mismo.

(¿en serio habéis visto aparearse a un pavo real?)

(¿no serían dos?)

Pero Gaia sólo tiene recursos forestales para producir cartón en las como mucho tres primeras entregas, de manera que a partir de entonces el producto llega a los puntos de venta como el editor lo trajo al mundo. Menudo. Frágil. Y, últimamente con unas tapas que se rulan al entrar en contacto con los fotones del medio. Por eso, es función del comerciante avispado maximizar el espacio ocupado por el producto cómic en las estanterías. Y es ahí donde entra en danza el concepto de transversalidad.

Según definicion.org, transversal significa dos cosas que ya suponíamos por las Hipótesis Negativas de Ballerà :

Que está atravesado.

Que se desvía o se aparta de la dirección principal o recta.

Pero la transversalidad aplicada al espacio de estantería es algo diferente. Veámoslo con un ejemplo. He aquí un triste tebeo, condenado a quedar oculto entre teleprogramas y sudokus por su pequeño tamaño (250 píxeles de ancho).

dcpresentan01_01g.jpg

En cambio, si el comerciante (o en su defecto un atrevido cliente) coloca el mismo ejemplar de forma transversal, observamos como éste ocupa un espacio mayor, siendo por tanto más visible.

dhprestransversal.jpg

Estudios científicos muestran que 9 de cada 10 dentistas compran tebeos transversales en los quioscos. La transversalidad es el futuro de la exposición. El tebeo no transversal pasa pronto, se pierde con frecuencia y es devuelto antes.

¿es recomendable entonces la transversalidad total, el tebeo tumbado? quizá sí en un futuro lejano, lo que permitiría incluso que los estantes de los expositores fueran más bajos, pero, como todo, este cambio en las costumbres debe hacerse gradual. Una inclinación de, pongamos, 30 grados para empezar, es suficiente para ver si la clientela percibe el cambio y reacciona de forma positiva (esto es, comprándolo).

Esta ha sido la segunda hipótesis, sobre la que también podemos abrir un debate.

3.- Seguir exprimiendo el filón. Si algo se vende ahora, se seguirá vendiendo siempre ¿tontería? mirad a vuestro alrededor porque así funciona todo. Muchos pensabais que el mercado no soportaría más ediciones de Dragon Ball…desde hace al menos dos ediciones de Dragon Ball. Y en cambio cada día queda menos para una versión Absolute de las andanzas de Goku y compañía (y sí, alguien la comprará, aunque al principio jurará que sólo hasta que termine la etapa de Son Goku de pequeño…).

Así pues, es importante que lo que se vende tenga una presencia constante en el mercado, basada en ofrecer el mismo contenido con diferentes presentaciones. Existe una excepción  a esta regla, llamada Mortadelo, de presencia constante y presentación en constante cambio, pero debe tratarse siempre como algo excepcional, ya que antes habíamos visto como incumplía la primera hipótesis, ahora la tercera, y muy posiblemente también la segunda (así por si acaso nunca coloquéis un Mortadelo atravesado en un quiosco, puede dar mal fario)

Y ¿qué es lo que más vende ahora? Los mutantes, claro. Por eso el sagaz Editor Marvel nos está brindando una fastuosa Biblioteca Marvel de la Patrulla-X, en un formato compacto y tal como la dibujaron sus artistas, aderezada con complementos tan esperados como cameos de refilón en Spider-Woman o Puño de Hierro ¿no es apetitoso?

biblioxmen.jpg

Era una pregunta retórica. Sí es apetitoso.

Pero ¿por qué no ir más allá? esta Biblioteca está contándonos un momento clave de la historia mutante, aquella en la que la Patrulla se perdió por el espacio y Xavier se distrajo en la Tierra formando un grupo nuevo de mutantes para la escuela que tuvieron su propia colección: Los Nuevos Mutantes. Una serie que por mucho Salvados por la Campana Mutantes Academia-X que saquen seguirá teniendo un hueco en nuestros corazoncitos. Y un hueco en el corazón es una mano en la billetera. Por eso, recién salido de la Librería Especializada de Lucien (iba a escribir «el Quiosco de Lucien» pero con las BM ya se sabe, ni Morfeo puede contra los designios del Fumador) presentamos un futurible superventas que ¡ay! de momento sólo existe en la imaginación de nuestro maquetista…

nmutantes.jpg

Se os ha puesto el cuerpo tierno ¿verdad? estáis buscando el enlace para suscribiros, n’est ce pas? pues esperad entonces a ver cual sería el siguiente paso lógico:

factorx.jpg

Lo que finalmente desembocaría en lo que desde esta desorganización llevamos tiempo deseando ¡preparad los baberos!

xforce.jpg
¡BM X-FORCE YA! (o un poco más tarde. pero sólo un poco…)

Y como hipótesis ya vale, que una cosa es teorizar y otra solucionar la vida los demás por la cara…

4.- Reducir costes manteniendo el mercado. Se dice que la externalización de los procesos editoriales lleva a una caída de la calidad de la edición proporcional al ahorro de costes. Se dicen muchas cosas.

La afirmación anterior puede parecer cierta en las circunstancias actuales, pero ¿qué ocurriría si llegásemos hasta el coste cero en packageo editorial? esto sí es una pregunta retórica. Porque tiene respuesta. Está sucediendo. Debajo nuestro, entre el runrún del ventilador del procesador, por el éter bytal. Manteniendo un perfil bajo. Las llamada Copias de Seguridad. Traducciones al castellano de escaneos de novedades americanas. Tengo un amigo que dice que las ha visto. A mi que me registren, yo sólo me bajo teleseries y pelis, como todo el mundo, que eso no es pecado…

¿Qué decir de la calidad de estos productos ofrecidos gratuitamente por aficionados? pues nada nuevo que no se haya dicho por la Red. Que hay gente para todo, y que si alguien quiere perder su tiempo buscando sin ningún tipo de remuneración el tipo de letra adecuado para que una onomatopeya quede de la forma más parecida a la original, siendo lo más fácil colocar una caja blanca y un texto en Arial chispún, es libre de hacerlo. Pero que tenga claro que se trata de una actitud muy poco profesional.

Si existe una comunidad de packagers potenciales que ofrecen un producto de mayor calidad a coste cero ¿por qué no recurrir a ellos para la publicaciones en papel? todo son ventajas. El coste editorial desaparece, de forma que manteniendo el precio los beneficios suben como la espuma. Y las ventas no sólo no se verán afectadas, sino que ¡aumentarán!  este inesperado efecto se debe a que los nuevos packagers de coste cero comprarán orgullosos uno o varios ejemplares de los productos en los que han intervenido. Suena raro de creer, pero es así. Ya parecía duro lo de decirles que seguirían sin ver un céntimo y que por problemas logísticos era imposible mandarles ejemplares, un par se quejaron, pero los demás siguieron adelante ¡y no se cansan nunca! ¡Ese Guerra Civil, que lo quiero para ayer! ¡y a ver si cogemos velocidad con ese Clásicos DC de la legión de Superhéroes!

Hasta aquí llega la cuarta hipótesis, que levante la mano el que esté dispuesto a perder tiempo y dinero por la causa…

(nota mental: mailear otra vez a los de Dolmen, que deben haber perdido otra vez mi dirección…)

5.- Merchandising ¿Quién no ha comprado alguna vez un Princesas Disney? mmm, no , esto ha sonado demasiado Cels Piñol ¿o un SuperPoP? uy, casi peor ¿o Tu Mueble porque regalaban un pareo? ¿o cualquier revista masculina por el pedazo de tórrido calendario?

En todos estos casos sabemos que no nos interesa la publicación por si misma sino por la promoción gratuita que los acompaña. Vale que no es tan gratuita si al final para tenerla debemos comprar un producto que en realidad no nos interesa, pero estamos condicionados, y las palabras como «PROMOCIÓN», «OFERTA» o «REGALO» hacen tilín en algún rincón recóndito de nuestra psique. Volviendo la vista atrás a la segunda hipótesis, algunos expertos avistadores aseguran haber visto grandes cartones ofreciendo coleccionables al precio habitual de portada bajo la palabra «OFERTA», y el truco funciona. Por todo esto, el futuro del cómic pasa por mantener y aumentar las ventas ofreciendo baratijas absurdas en cada ejemplar.

¿Que no?

¿Debo acaso pasar por vuestras casas y sacar vuestra baraja Marvel de donde la hayáis escondido?

Sí, aquella que daban un palo en cada tebeo. Y que para completarla comprasteis uno que no habíais seguido nunca. Un regalo. Sí. Ajá. Y si no estáis de acuerdo con esta hipótesis, empecemos un debate.

6.- Fundar una Academia en la que yo y mis amigos hablemos de los tebeos que hacemos yo y mis amigos y discutamos por qué los tebeos de yo y mis amigos no venden una mierda y pidamos subvenciones para los tebeos que hacemos yo y mis amigos.

A mi no me miréis, esta me la han soplado. Y aunque no fuera así ¿qué pasa? sólo es una hipótesis. El debate, a un sólo clic (no, no el de Manara).

LARGA VIDA AL COMICS (y que nosotros lo hipoteticemos)

24 comentarios en «Seis hipótesis para salvar al comic: y ahora, los tambores»

  1. 6.- Fundar una Academia en la que yo y mis amigos hablemos de los tebeos que hacemos yo y mis amigos y discutamos por qué los tebeos de yo y mis amigos no venden una mierda y pidamos subvenciones para los tebeos que hacemos yo y mis amigos.
    Y no dejar entrar a nadie más porque para algo molamos los que más y tebeo es igual a autor y editor y a los demás que les den por ahí… y como soy tan importante la gente se tragará esta bola.

  2. O sea, que lo de transversal hace referencia a las desviaciones sexuales. Que es, precisamente, de lo que tratan los tebeos de pijamas. ¿Acaso los de ZN quieren una mayor presencia del sexo no cristiano en lo que leen?
    Pues que cuenten con mi voto. Manara dibujando Birds of Prey, ¡YA!

  3. así si, ahora lo entiendo, coño con lo facil que es explicarlo con palabras de dos silabas, excepto esa de transerva.. de santrev.. translaver.. ¡coño! de lado.

  4. Ey, que la baraja Marvel la conseguí con esa revista tan genial, la Panini Comics New.
    La cuarta hipótesis me recuerda a cierta Top Comics.

  5. admirado Calduch, sí… pero no.
    El cómic va bien… las grandes editoriales van bien, vendiendo sólo 2000 ejemplares, pero de 2500 novedades anuales, cifra sangrante de una mala política editorial española, que sólo en contados casos como el de 300, se acerca a obtener una auténtica rentabilidad de una obra. Buena para el fan, buena para los que importan derechos internacionales extranjeros. Para el fan, que no he dicho friky, ojo.
    Para el fan, pero no para el cómic… español, que somos a saber, los autores y las editoriales pequeñas. ¿Sí tu hijo quisiera dibujar cómic en España, le animarías?
    Al fan, ¿el cómic español le da igual?, no se…
    A lo norteamericanos, generadores del cómic de superheroes por excelencia, les interesan sus propios productos, sus barras y estrellas, sus heroes.
    A los japoneses otro tanto, y a los franceses ya ni te cuento, son chauvinistas 100%.
    Y nosotros compramos todo lo que viene de fuera como locos, mientras que ellos no nos compran practicamente nada, excepto que yo como autor, se lo ofrezca a ellos, ellos le saquen el beneficio editándolo y adaptándolo a sus mercados, y luego una editorial española compre los derechos, para que los fans aquí lo compren como locos porque ha venido de USA.
    Como con la música, tu no le venderás a un anglosajón algo no cantado en inglés, pero aquí lo que más mola es si está cantado en inglés.
    ¿O no es verdad?
    El cómic en España va bien, el cómic español ni siquiera va.
    Un afectuoso saludo.

  6. Cierto, cuando hablaba del cómic en España no hablaba de cómic español ¿pá qué? como tú dices, no va.
    (miento, en la cuarta hipótesis cuando hablaba de un producto hecho a bajo coste y destinado al consumo de la gente que trabaja, va a trabajar o quiere trabajar en ellos, tenía que haber hecho alguna mención a la Línea/Sello Laberinto, pero siempre se queda algo por el camino)
    El debate, como se explica al principio, viene como una derivación de una serie de hipótesis de planteamiento muy diferente (también explicando dónde está la diferencia) que se lanzan por entregas en Zona Negativa. En cierta medida, viendo que los comentarios que generan son «dos contra el resto del mundo» he asimilado los postulados de sus opinantes para hacer un hexálogo más molón (tanto que no hay debate, snif). En ningún momento se ha tocado allá de forma significativa el tema del tebeo español.
    Desde Adlo!, teniendo en cuenta la especial idiosincrasia de nuestros planteamientos, muchas veces la mejor forma de ayudar al cómic español suele ser no hablar de él. Aunque ya hemos hecho alguna iniciativa como esa cajita de «La Cantera» en la columna de la derecha, a una serie de weblogs de autores españoles, mejores y peores. Y, por supuesto siempre tenemos un sitio para el tebeo español en nuestros premios anuales.
    Siguiendo lo que dices, siempre me ha fascinado una cosa. No el hecho de que sea más barato adquirir derechos y adaptar una serie hecha en USA, Francia o Japón, sino el que en sus países de origen esa misma obra fuera rentable con los costos añadidos de las retribuciones a los autores. Allí hay un mercado que aquí no existe. Y mira que lo hemos tenido. De obras y autores. Desde Bruguera y el TBO hasta Valenciana y Toutain ¿Dónde se perdió? no lo sé ¿Quién hizo algo mal? tampoco ¿será culpa de aquellos tebeos baratos de Vertice y Forum, y una generación de autores que no quiso plegarse a los gustos mayoritarios del mercado? Ni idea.
    Mahoma y Montaña. Los autores y el público deben tirar por un mismo lado. Y el eslabón más débil es el que cede, ley de vida, y en este caso son los autores.
    Con esto se llega al manido recurso de «los autores españoles (así, todos en el mismo saco) no hacen las obras que a mi me gustan, por eso no los sigo, si algún día hacen algo que llame a mis inquietudes como, por ejmplo, los Outsiders, ya veremos». Lo cual en realidad quiere decir «Me importan un bledo». Porque cuando se hace un producto acorde a esos gustos (y tan acorde sólo me sale ahora Cïrculo Justiciero) también se recibe con desgana: «no es lo mismo, es en blanco y negro, muy caro».
    La cosa está difícil. Igual si la línea Laberinto hubiera salido mejor otro gallo nos cantaría ahora. Tendriamos un público con menos complejos.
    Lo del autor que dices que se labra un camino en el extranjero para que un editor de aquí compre los derechos de la obra y la traduzca es sintomático. Y, muchas veces, adliano (¡X-Treme X-Men en álbum tapa dura!)
    En cambio, parece que la cosa ahora pasa por un modelo francés, de producto de buena presentación y precio acorde, que siendo menos popular necesite menos ventas para amortizar. De ahí están saliendo cosas muy buenas. Esos últimos meses he flipado con el final de Las Aventuras de Torrezno en Deeneim y he descubierto a Javier de Isusi (del que me gusta todo lo que jamás me gustó de Corto Maltés). Siguen siendo pocos, y casi en plan ONG (Astiberri, de Ponent). Está claro que para solucionar las cosas hay que mirar adelante, pero echar tambie´n convendría echar la vista atrás para ver qué se hace mal e intentar no caer siempre en las mismas.
    Eh…¡¿hay debate?! 😀

  7. Y claro, como «El jueves», Mortadelos, Durán, Gimenez, los Fanhunters, no son españoles o no son tebeos o no son algo…
    En serio, lo que creo que nos pasa es que las obras extranjeras tienen mucho más publicidad y por eso se venden más fácilmente. Publicidad que por otra parte le sale gratis a la editorial española. No creo que obras extranjeras sin esa publicidad extra se vendan mejor que obras autóctonas. Por ejemplo, no creo que La Mazmorra venda mucho más que algunas de las oras de Durán.
    Chao!
    P.D.: Hay debate, hay debate, eh! eh!

  8. Es que parece que para los autores/publico solo haya dos caminos:
    a) contar «historias de aquí» que suelen ser recibidas con frialdad: los juncos por ejemplo (al margen de que la autora sea directora de porno ¿se ha mencionado alguna caracteristica mas?), laura, etc…
    b) contar historias «marvelizadas» que son recibidas con un «para comprarme la copia, me compro la original»( la famosa linea laberinto o vortice)
    quizá haya un tercer camino: H2OCTOPUS, TORREZNO o EL VECINO(ahora no se me ocurren mas ejemplos) a lso que quizá no se les da tanto bombo.
    no sé si sirve de algo pero ahí está el punto de vista.

  9. Me parece mal afrontar un debate de estas características sin señalar que el 90% de los males del cómic español se solventarían si se contratase a guionistas extranjeros de reconocido prestigio para desarrollar series de superhéroes; si se apostase por una línea de muchos títulos, bajo coste y baja remuneración a los autores; si un 75% de los tipos que saben sujetar un lápiz en este país se amoldasen al estilo de dibujo japonés, si se reeditasen una y otra vez trágicas historias de posguerra que consiguen la aclamación de público y crítica por igual, si se permitiese acercarse al mundo del cómic a profesionales de otros medios audiovisuales acordes con los gustos del gran público, sean cuales sean sus aptitudes artísticas, o incluso si se publicasen más revistas dedicadas al público juvenil.
    Estoy seguro de que cualquiera de las iniciativas arriba mencionadas sacarían al mercado español de su actual estado de atonía.
    En serio.

  10. No si la linea Laberinto iba bastante bien, claro que no daba tanto como «lo otro», y el «coste de oportunidad» acabo con ella.
    Y la linea Fanhunter iba tan de vicio que murió de puro exito, cuando el autor trato de abarcar otros generos, se estrelló estrepitosamente y, cual un moderno Conan Doyle intentó repetidas veces matar a sus creaciones primigenias para poderse dedicar a otras cosas aunque fuera partiendo de un absurdo cros-over con su opera prima.

  11. vamos a ver…
    para empezar correctamente a comprender esto habría preguntarse ¿qué es un cómic bueno?, y la pregunta siguiente sería ¿los cómic españoles son malos?.
    Yo por supuesto puedo estar equivocado, pero, nadie puede decir que és un cómic bueno, si acaso cual es muy malo, y tampoco lo tengo claro. Hay a quien le gusta Corben y quien lo odia, a quien le gusta Ross y a quien no, a quien le gusta Manara y a quien no y así podríamos seguir con Crumb, Hergé, Gimenez… Hablo de estilos, temas, narrativa, etc.
    ¿Sí hubiera buenos cómics españoles, que no sé a que juicio atenerme, habría igual mercado que en USA, Francia o Japón? Me temo que no.
    El mundo de Esther vendió en navidades su edición completa, de 5000, y no creo que lo compraran habituales del cómic. El del basket, ya sabeis, el de Japon, se disparó en ventas, y tampoco creo que lo compraran habituales del cómic. Mortadelo es superventas siempre, y me da que los habituales no tenemos todos los mortadelos que salen. Ni siquiera sé si los catalogaríamos de buenos… o malos. ¿Entonces?
    Entonces… el binomio Rossi/Manara no es una estupidez, ni creo que sea un cómic malo. Es una idea comercialmente inteligente. Como cualquier cómic que salga al tiempo que su película, y que sin ella, en otros momentos, no hubiera vendido ni la décima parte. Hablo de España, claro.
    Nos estamos creyendo que el mundo del cómic nos pertenece, que es nuestro, que es de los muy aficionados, de los autores, de los libreros, de los críticos, de los blogeros… juzgamos como bueno y malo con criterios especializadísimos y nos da verguenza defender algo propio que sea comercial, que se aleje de la obra intelectual de autor, porque como se supone que tiene nivel…
    Y así, lo que tenemos son unas migajas sin industria. Y no tenemos industria propia porque no se amplia el mercado a los que no compran cómics, que no juzgan con esos criterios nuestros, sino con otros bastante más sencillos.
    La peor ayuda para el cómic español es que no se hable de él, o que nos dé verguenza hacerlo. Y si nos ponemos en serio a analizar lo que se publica, dudo mucho que el arte español sea más bajo que cualquier otro. La comida rápida de más allá de los mares no es mejor que el gazpacho o la tortilla española precocinada, pero Macdonald´s (nótese que he puesto genitivo sajón, porque queda mejor) mola más, que diría Jaus.
    Esa es la diferencia que marca.
    Perdón por la extensión.
    Un saludo.

  12. Awww un spammer,que mono.
    Más concretamente sobre el tema;yo pensaba que lo de atraer al lector no habitual era una de esas cosas que son muy evidentes.Lo del baloncesto puede servir como ejemplo de lo que se puede llegar a conseguir -Esther no tanto,porque ahí se está tirando del factor nostalgia y en base a la difusión que tuvo en su momento-.¿Os imagináis lo mismo pero en fumbo?Eso podría dar pasta para financiar una docena de gafapastadas y cerrar el año sin pérdidas.
    ( y sí, imagino que si no se ha hecho ya es por temas de derechos o impedimento similar,y no por falta de ganas o de ver lo obvio).
    Otra cosa es si realmente los autores van a querer vivir de esto.Me refiero a trabajar de encargo,a tocar temas que a lo mejor no tocarían por ellos mismos, a efectuar cambios basados en estudios de mercado (si,ya,también me ha dado la risa a mí.Pongamos «cambios basados en lo que los que ponen la pasta creen que se va a vender»), etc.Que sí, que hay muchos que no sólo les gustaría sino que se van a dónde puedan hacer eso y no tienen problemas,pero creo que hay un porcentaje muy alto de «yo me hago mi comic de lo que me gusta» que me parece una opción muy respetable y válida, pero que no permite quejarse de la falta de industria creo yo.
    Y antes de que se me olvide:
    «si un 75% de los tipos que saben sujetar un lápiz en este país se amoldasen al estilo de dibujo japonés»(Uriondo dixit)
    ¿Alguien sabe si los tomitos de manga autóctono que se andan publicando venden bien,mal o regular? lo digo porque, por ejemplo, Medea publica un par de títulos que «dan el pego»* de cierta estética manga relativamente popular, y en teoría se tenía que estar vendiendo bién.
    *(Por «dar el pego» me refiero a que no parece el típico intento occidental de imitar, sino que se podría confundir con algo hecho en japón por el lector medio).

  13. > pero creo que hay un porcentaje muy alto de «yo me hago mi comic de lo que me gusta» que me parece una opción muy respetable y válida, pero que no permite quejarse de la falta de industria creo yo
    Me voy a poner como ejemplo para desarrollar esto. Yo hago webs. Están las webs que hago porque son las que me gusta hacer (el blog de ADLO!, por no irnos muy lejos) y están las webs que hago por obligación (webs de sociedades financieras que muestran tablas con montones de datos económicos en blanco, negro y gris). Si yo quiero comer caliente todos los días tengo que hacer del segundo tipo de webs, no del primero
    Pues la industria del tebeo debería ser igual. Si un autor hace el tebeo que le gusta y luego lo intenta vender al público, puede que al público no le apetezca comprarlo. Pero si el autor hace desde un principio lo que la gente compraría, tiene bastante ganado. Y si hay que hacer tebeos de Los Serrano o de Rebelde Way, se hacen
    (Ya sé que esta percepción industrial choca con el enfoque artístico del mundo del tebeo, pero no se puede tener todo)

  14. COmo esto se esta poniendo muy serio para ser ADLO!, voy a proponer una septima hipotesis:
    Es bien sabido que la obra de cualquier autor se revaloriza tras su muerte.
    MATEMOS A TODOS LOS AUTORES ESPAÑOLES

  15. Espera, espera, que ya que debatimos saquemos algo de beneficio…tontería sería comprar caro cuando se puede comprar todavía barato…
    Nos ponemos de acuerdo para comprar de forma masiva la obra de algún autor español. Y luego lo matamos.

  16. Estoy totalmente de acuerdo con Eme A, to-tal-men-te.
    Me he estado pensando un rato largo si poner esto aquí o no… pero como creo en lo que creo, me arriesgaré a recibir algún que otro “piñazo”.
    Ya que Eme A lo personaliza en él mismo, yo voy ha hacer igual, así no expongo a otros a la furia de las tormentas.
    Cuando me planteé “Los Mitos de Asturdeva”, no me planteé hacer un cómic para que los entendidos habituales lo elogiaran. Me planteé hacer un trabajo para un público español más general, con un tema que se apoyara en un acervo cultural propio, con un desarrollo encaminado a la difusión del folklore pre-cristiano de los celtíberos, que es muy ámplio, y un estilo realista, que en mi modesta experiencia, es el que más valora el público no friky. Ese público no va a consumir superhéroes, ni cómic de autor tipo Maus o Gallardo. Si no, ya lo harían. Bien, pues la editorial y yo encontramos unas líneas de promoción y distribución infranqueables… que no hay difusión, vamos.
    Ni siquiera en las comunidades del Cantábrico, curioso. ¿Acaso es un planteamiento poco comercial?. Bueno, igual me he equivocado en esto.
    Acto seguido entré en contacto con Paul Naschy, y mostrándole mi trabajo, le propuse un proyecto. No era la primera vez que se lo proponían, incluso con renombre, pero sí la primera vez que lo hacían con un estilo realista. (es un trabajo muuucho más duro y difícil, os lo aseguro). Y me pidió más realismo. Le gustó lo que desarrollé y trabajamos en ello. Y ahí está “El retorno del hombre lobo”.
    Bien, ¿hay repercusión el España?.
    Del mundo del cómic sólo Sark se hizo eco, aquí mismo, en ADLO. Cosa que agradezco sobremanera. Y le llamaron vendido, incluso hicieron chanzas. Pero nadie más.
    Por supuesto en USA sí la ha tenido, y de hecho ahora Paul está el Los Ángeles en una convención de Fangoria (ya sabéis, la multinacional de terror, con editorial, canal de cine, de radio etc), a la que le han invitado, promocionándolo. Y allí si leéis los comentarios de los foros, veréis una actitud de aprecio por nuestro trabajo, que aquí no se da igual.
    ¿Es este un planteamiento poco comercial?
    Yo debo ser un idealista, pero mi intención era desarrollar obras españolas, en España, para vendérselas a los de fuera, pero me temo que hay mucho más interés y aprecio fuera que dentro. No hace falta matarnos, seguid avergonzándoos de nosotros, no nos apoyéis, y ya moriremos nosotros mismos de hambre e inanición. O emigraremos, dándole los beneficios a los de fuera, así por fin podremos comer, hamburguesas en vez de gazpachos, pero comeremos.
    La otra opción es ser amateur del cómic, como la inmensa mayoría de los españoles que publican sólo en España, con una industria amateur, que nunca podrá competir con las de fuera, publicar de cuando en cuando, obras gráficamente sueltas y de fondo intelectual, que no son comerciales pero de las que los “que saben” hablan mucho, conformarse con recibir algún premio de la crítica y vivir de vender seguros, por ejemplo. Patético sí, pero es España.
    Desde luego, no sé vosotros, pero yo por mi parte siempre defenderé cualquier iniciativa que apoye al cómic comercial español.
    Pido disculpas por este largo manifiesto.
    Un saludo a todos, y que sepáis que tengo una admiración absoluta por ADLO, aunque no siempre esté de acuerdo.

  17. >>>Pues la industria del tebeo debería ser igual. Si un autor hace el tebeo que le gusta y luego lo intenta vender al público, puede que al público no le apetezca comprarlo. Pero si el autor hace desde un principio lo que la gente compraría, tiene bastante ganado. Y si hay que hacer tebeos de Los Serrano o de Rebelde Way, se hacen
    >>>(Ya sé que esta percepción industrial choca con el enfoque artístico del mundo del tebeo, pero no se puede tener todo)
    Hombre, sin ir mas lejos esto lo he leido yo en el doc… post sobre Morrison y su dualidad mallas-piradas de pinza (hasta que se le pira la pinza en las mallas tambien). De todas formas es la eterna discusion arte- negocio y si ROB! hubiera pintado la capilla sixtina si no le hubieran pagado.
    Diria mas cosas pero solo quiero añadir: de verdad, de donde sale lo del perfil bajo, vamos que donde se origina el termino con este significado.

  18. Viene de este post en qué Jónatan Sark hizo una comparativa edición original vs edición Panini vs edición tradumaquetada por aficionados, y los del CRG protestaron porque se llamara la atención sobre ellos. Desde entonces se los asocia con la expresión «perfil bajo» (por cierto, una expresión muy querida para los que vivimos las Mecha-wars en Dreamers hace cuatro o cinco años ;D)

  19. vaya… esperaba algún análisis ADLIANO, o alguna crítica que me ayudara a entender el porqué de la nula repercusión del cómic español en España. Pues una de dos, apreciado Calduch, o no teneis ni idea de esta cuestión, o bien habría que criticarme y preferís guardar silencio. En todo caso esto es lo que viene a pasar con el cómic comercial español. Lo curioso es que si qué se le da, según que grupos de opinión, mucha difusión a algunas obras españolas, vamos a llamarlas intelectuales… aunque no creo que ese tipo de obras vayan a tirar para arriba del cómic español.
    En fin, que me quedo igual que estaba.
    Gracias de todas formas por la elegancia.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.