Mercadeo, eo, eo

-…y en la sobremesa emitimos cinco capítulos de Los Simpson y otros cinco de Padre de Familia, llegamos hasta la noche con reposiciones de Smallville y Me Llamo Earl, algo de Mujeres Desesperadas y luego seguimos repitiendo algunos capítulos de House ¿quién dijo que hacer una parrilla de programación era difícil? ¿Han estado alguna vez en España? ¿Conocen Antena 3? allí los niños de preescolar recitan de memoria los capítulos de Los Simpson que emiten una y otra vez ¡ese es el modelo a seguir!

-Señor capitoste de la Fox

-Diga, oportuno subalterno que me presenta y da pie.

-Que ya hemos subido del archivo la publicidad de la anterior película de los Cuatro Fantásticos, por ver qué podemos aprovechar de cara a la secuela.

-¿A quién le interesan esos cuatro muermos ahora? ¡lo que se lleva ahora es Spiderman!

-Pero eso es asunto de la Sony, señor capitoste de la Fox.

-Cierto, L-Ron, cierto. Aaaayy, espera que me mentalice…JessicaAlbaJessicaAlbaJessicaAlba…ya está. Cuando la película de ese insecto se desplome (ponga una velita a San Joel Schumacher por si se animan con una cuarta) ¡nosotros seremos el próximo Blockbuster! ¿qué tenemos?

-Muñequitos, señor. Se vendieron muy bien.

-¿Cuales? ¿aquel tan graciosos de Mister Fantástico? ¿o el inflamable de la Antorcha?

-Este último no pasó los controles y no salió al mercado. El más vendido fue el de Susan Storm. La edición limitada en bikini.

-Los chicos, ya se sabe.

-También tuvieron éxito los puños de La Cosa, pero apenas se vendió ninguno de tamaño infantil, creo que la edad de nuestro target es superior a la que esperábamos.

-Ya, el otro día estuve en una tienda de cómics por cosas de promoción ¡ese Groening es un genio! toda la gente de allí era como el de la tienda que sale en tantos episodios.

-¿Como Apu?

-Mi pequeño Smithers…¿acaso quiere que lo someta a una sesión intensiva de visionados o a la lectura de Detrás de los Simpsón?

-Capto el mensaje, señor. No más preguntas, señor.

-Eso está bien, lacayo. Veamos qué hay por aquí.

-Sobraron bastantes muñecos parlantes de La Cosa que deberíamos colocar, señor. Es grande, realista, y dice frases como «Soy el más fuerte«, «Abandono los Cuatro Fantásticos«, o «Volatilis«.

-¿En serio? ¿Dice «Volatilis«?

-Pagaban más, señor.

-Supongo que entonces está bien. A ver el anuncio.

thet.jpg

-Como le dije, es muy realista, y creo que ajustando los precios podríamos…

-Un momento, siervo ¿Sería posible hablar con el responsable de este anuncio?

-¿Acaso le parece demasiado forzada la sonrisa del niño? hay muchos estudios al respecto que muestran como a los aficionados al cómic les gusta ver muchos dientes…

-Esclavo, hace unos pocos renglones dijiste que no harías más preguntas ¡quiero ver al publicista, ahora!

-¿Puede ser que el muñeco le parezca feo? en ese aspecto estamos atados, es tal cual sale en la película…

-¡HE DICHO QUE QUIERO VER AL MALDITO PUBLICISTA!

hing.jpg

-¿Le parece inapropiado, señor? pero si es un homenaje a Steve Gerber...

manthing.jpg
Como Soberano, «es cosa de hombres»

15 comentarios en «Mercadeo, eo, eo»

  1. No pasa nada. Después de todo, viene de un país donde los niños cantan «Soy una tetera, ésta es mi asa y éste es mi pitorro».

  2. ¡Calduch, estas cosas dejáselas a Jotacé, hombre, que le quitas público y material! ¡Un poco de respeto a nuestra competencia, hombre! xD

  3. La culpa es de Michael Selby, hijo de una tortuga, que hizo que la final del mundial de snooker terminase anoche a las dos de la mañana 🙁
    ¿qué pasa? no todo en la vida son warcrafos de esos…

  4. Lo mejor del muñeco es que las pelotas
    de «La cosa» hablan…..le tiras del rabo y dicen….I’m just the Thing (two balls and a sausage) –esto es cosecha propia–.
    Las pilas se venden por separado. Dos del tipo AAA y se le meten tipo supusitorio.
    Ahhh, me olvidaba…yo también soy capaz de hablar por un sitio más o menos cercano al segundo «aparato fonador» de La cosa, pero suelto sonidos como guturales y sufro de alitosis …. mayormente despues de fabadas y comidas ligeras.
    Saúdos

  5. >La culpa es de Michael Selby, hijo de una tortuga, que hizo que la final del mundial de snooker terminase anoche a las dos de la mañana 🙁
    Joder, yo no aguante tanto. Yo creo que el pobre Higgins tenia ya el culo pelado de tanto sentarse en la silla.

  6. Ahora es cunaod me viene a la mente que estaría bien encontrarse a Stan Lee en un centro comercial cualquiera para preguntarle si a Mr. Fantástico se le estira TODO y si la cosa… tiene habilidad para la ventriloquía genital.
    PD: (¿¿Cómo se llama la película??)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.