Nos fuimos de feria

Este año he asistido al salón que se centra en uno de los aspectos del cómic celebrado en Madrid capital.

Como sin duda ya habéis adivinado he estado tres días en el EXPOBD.

Sí, amigos, es una pena no poder confirmar el lugar de celebración pero os puedo asegurar que en una reunión de estas características parece ser importante que no acuda mucha gente.

Nada más llegar al lugar en el que se había de celebrar la reunión cometí una torpeza que estuvo cerca de dejarme fuera. Intenté sacar 5 € por al entrada. Por suerte pensaron que estaba siendo irónicamente postmoderno y se rieron mientras me pedían 15 € por la acreditación (sólo faltaría que tuvieran entradas) y me señalaron el lugar en que daban por cada acreditación una Copia de Prensa gratis.

Lo primero era repasar las actividades. Y la verdad es que estaba muy bien surtido: Concursos de Alzamiento de Ceja o de Risitas Sardónicas. Por un momento creíamos reconocer a uno de los participantes del Concurso de Fumar en Pipa pero nos aseguró en perfecto extranjero que no era él, que era otro persono. Mucha variedad, muchos juegos (Esa magnífico juego/exposición Reconoce la Obra por de una Viñeta Editada en España, que permitía descubrir la capacidad de reconocimientos tras los negros, el moare y el quemado) y algunas diversiones más tradicionales.

Es decir, los clásicos aficionados disfrazados como sus personajes favoritos:

cosplayer1.jpg

cosplayer2.jpg

cosplayers3y4.jpg

El pequeño bar con comida típica: Tablas de quesos, tabla de patés, tabla de panes, cata de vinos… A un precio perfectamente integrado en el contexto.

El karaoke francobelga con canciones como:

Y, por supuesto, las charlas como «La Importancia de la Calidad del Papel en Relación a la Obra de Manara«, «No lo Llames Ghetto, Llámalo Elite Cultural» y el clásico «La Necesidad de Ayudas del Estado a Nosotros Para Nosotros» que comenzó el viernes a las 17 y terminó el domingo a las 15.

Otro éxito eran los cineforums en los que con el lema: «Si Quieres Transversalidad Toma Dos Tazas» se emitieron y comentaron «Popeye» de Robert Altman, «Los Dalton» de Phillipe Haïm, «Blueberry» de Jan Kounen, «Iznogud» de Patrick Braoudé y «Lisístrata» de Francesc Bellmunt.

popeye.jpglosdalton.jpg

blueberry.jpgiznogud.jpg

lisis.jpg

Al final de esta edición se declaró un relativo éxito por ser mayor el número de participantes. Pero el debate de que la acreditación debiera pasar de padres a hijos quedó aplazado para el año que viene. Allí nos veremos.

10 comentarios en «Nos fuimos de feria»

  1. Lo peor de todo fue que las baguettes estaban secas y se chupaban todo el queso. El año que viene no me desplazo que 300 kilómetros son muchos para que te den esa bazofia…

  2. Por mi parte sólo comentaré que el Tintin ése de las naranjas azules ( ¿verdad? ) se parece a Tintin más que el actor que lo encarnará en la peli de Spielberg ( sea el actor quien acabe siendo ).
    Bueno, y que donde estén las excelsas adaptaciones de Los Dalton o Iznogud, que se quiten Raimi con sus Spiderman y Nolan con su Batman…
    …( digo yo, porque ni he visto los Dalton ni Iznogud…. y creo que ni ganas )

  3. Simplemente añadir, quizas a vuelapluma, una mención a los puestos comerciales de réplicas conmemorativas. Yo pude adquirir un sombrero de Corto Maltés de manufactura impecable sin caer en un desembolso excesivo.
    ¡Tres veces bravo por la organización del evento!

  4. Y mientras el Follonero…
    Pues voy y me compro el Outsiders nº 17, lo leo con mucha pasión y cuando llego al final me revelan quien es el traidor…
    http://img251.imageshack.us/img251/952/outsiders17uv2.jpg
    Y dicen:
    http://img19.imageshack.us/img19/8140/outsiders17detailij4.jpg
    ¿¿??
    He tenido que rebuscar en la estanteria del sotano, donde tengo los viejos tebeos del año pasado y he encontrado el nº 13 de los Jóvenes Titanes lo he vuelto a leer y no entiendo NADA. ¿Que tiene ver lo de Beast Boy con el traidor de los Outsiders?

  5. Un poco flojo el concurso de tiro a la fresa, y la verdad es que el debate «Hay gente auténtica que también se llama Gastón» no arrojó ninguna conclusión seria. Mucho mejor estuvo, por supuesto, el clásico concurso de canciones de resonancias orgásmicas, por no hablar de la magnífica exposición de egos de autores contemporáneos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.