El diablo viste de platino

cara.jpgEste individuo de aquí es una de las personas más odiadas del mundo. No, no es familia de Piterman, aunque en la foto tiene un aire. Se trata del mang magnate Scott Mitchell Rosenberg y actualmente dirige los Platinum Studios.

Tampoco es que todo en su biografía sea malo. Entró en la industria del comic en los años 80 como distribuidor y cazatalentos historietísticos, y financió (desde la sombra) a Dave Olbrich y Tom Mason en la creación de la editorial Malibu en 1986. Scott Rosenberg creó Malibu Comics.

Su simpatía en el trato hacia que tener negocios con él fuera sumamente agradable, si bien tenía cierta tendencia a olvidar las fechas de pago ¡el bueno de Scott! pero era un tipo muy majo. Para solventar sus deudas con artistas y editoriales, creó una revista llamada Comic Business, dirigida a artistas profesionales, distribuidores y vendedores de cómics para optimizar sus negocios. La revista tenía bastante publicidad del sector, de forma que la gente a la que Rosenberg debía dinero le pagaba por publicitarse y recibir una revista cuyos lectores eran los acreedores de Rosenberg, y con lo ingresado Rosenberg les pagaba sus deudas. Y lo que le sobraba lo invertía (desde la sombra) en Malibu, que era competencia directa de sus clientes.

La línea de comics de Malibu iba tirando sin grandes estridencias, hasta que en 1992 puso su saber editorial (y Rosenberg sus canales de distribución) a disposición de unos chicos que se habían ido de Marvel para vivir su propia aventura editorial. Aquello se llamó Image, y poco más o menos sus primeras tandas de títulos vendieron una media de un millón de ejemplares. Scott Rosenberg fue fundamental en la creación de Image.

Cuando los chicos de Image se independizaron, Rosenberg aprovechó el impulso generado por el boom del comic-book en los noventa para crear una linea editorial cohesionada, que se vino a llamar Ultraverso. Como todos los dibujantes molones estaban en Image y tenían un caché inalcanzable, Malibú se dedicó a rescatar guionistas con nombre del paro (Steve Englehart, Mike W Barr, Gerard Jones…) y los puso como cabezas visibles de las series. Como en el aspecto gráfico la cosa era más bien discreta, Rosenberg trabajó con Adobe para crear un nuevo sistema de coloreado informático de comics que diera un resultado más vistoso. El estándar creado por Rosenberg es todavía hoy, la base del coloreado por ordenador actual. Scott Rosenberg promovió el coloreado informático de los comic-book.

Se dice que el mayor avance del comic de los noventa fue el color por ordenador, hasta el punto de que algunos aseguran que la moda grim and gritty de sangre, violencia y enormes pistolones brillantes se creó para aprovechar mejor las posibilidades que el nuevo coloreado ofrecía. Tan avanzado era el sistema de color de Malbu que Marvel compró la editorial y se deshizo de sus títulos en poco más de un año, quedándose sólo con sus coloristas. Aunque en ese año pudimos ver cosas como al Caballero Negro formando parte de Ultraforce, al Juggernaut paseando por otro universo, o uno de los tebeos más sicodélicos que jamás han existido, el Retorno de Fenix. Un gallifante para quien comprendiera el argumento de su segunda parte.

Aún sin Malibú, Rosenberg siguió en el negocio. ROB! Liefeld acababa de abandonar Image, y tenía grandes ideas que necesitaban sustentarse con algo de dinero. Y ahí estaba Rosenberg para ayudar en la creación de la editorial Awesome. Scott Rosenberg colaboró en la creación de Awesome.

Por aquel entonces, Rosenberg ya se había desencantado de los tebeos como tales, le interesaba más el potencial de estos personajes y conceptos como franquicias audiovisuales, y con eso quería comerciar. ROB! quería dinero para hacer tebeos, Rosenberg lo tenía. Así que Rosenberg dijo a ROB!Yo te doy dinero para que hagas tebeos, tú te quedas con los tebeos y a cambio yo me quedo con un porcentaje de lo que viene a ser la idea eterea” Un apretón de manos selló el acuerdo.

Awesome duró lo que duró Rosenberg en el negocio, cuando éste se declaró en suspensión de pagos el director editorial de Awesome, Jeph Loeb, avisó a los artistas que el dinero se había acabado y cada uno siguió su camino. Scott Rosenberg es el causante de que Jeph Loeb haya andado suelto por Marvel y DC los últimos diez años.

Sin embargo Rosenberg se quedó con la mayor parte de la propiedad audiovisual de los conceptos de Awesome, todavía retenía los de Malibú, y siguió comprando ese “algo” a cambio de dinero a todo aquel que se le puso por delante. Ahora mismo posee los derechos audiovisuales, por ejemplo, de Jeremiah y Dylan Dog.

Rosenberg gestiona estos conceptos a través de la sociedad Platinum Studios, y sus hitos más destacados han sido las series de TV de Night Man y Jeremiah. Pero lo intenta todo, por ejemplo fondos para móviles con dibujos de ROB! con esta sutil publicidad.

movilito.jpg

(por cierto, que haciendo un inciso el dibujo de esta chiquita de espaldas procede de

duchabraga.jpg


que se trata de una imagen retocada que alguno ha usado para burlarse de Liefeld (“jaja, una tía que se ducha con las bragas puestas”), pues la original procede del cómic Re: Gex de Awesome, una de las últimas colaboraciones en el sello entre Loeb y Liefeld, y que podéis ver clicando aquí. No la muestro directamente porque este es un blog blanco y familiar)

De hecho, los conflictos de intereses entre Rosenberg y ROB! se han revelado como la verdadera razón por la que los frecuentes contactos de ROB! con la industria del cine no tienen que ver con sus creaciones pasadas sino con nuevos conceptos (como Shrink! o Planet Terry), que pertenecen a ROB! en exclusiva. Scott Rosenberg limita la expansión del Universo de Extreme a la gran pantalla.

ROB! es un tipo discreto y lleva sus negociaciones con sigilo, sabedor del tiempo y tacto que se debe invertir en estas cosas (cuando le preguntan sobre el tema, le suele gustar referirse como comparación a los cuarenta años que han sido necesarios para que al fin hubiera un película de Spiderman ¡el apenas lleva quince!). Pero Rosenberg es más del tipo bocas, y recientemente empezó a largar sobre unos contactos para hacer una serie de películas con conceptos de Awesome, siendo la joya dle trato una película sobre Youngblood. Esto ha molestado a ROB!, que todavía retiene una parte de esos derechos audiovisuales y no está de acuerdo en como los contactos de Rosenberg piensan gestionar esta franquicia, para la que él cree mejor desarrollar otros planes. Es más, los que trataban con Rosenberg pensaban que ROB! estaba conforme con todo, y cuando han sabido que no era así están dispuestos a echarse atrás hasta que ROB! y Rosenberg lleguen a algún acuerdo.

Rosenberg no sólo ha aprovechado la fama de ROB! para colar goles en Hollywood. Recientemente ha anunciado la salida de una línea de comics, en la que destaca una nueva serie del grupo Kiss, la tercera desde los especiales de los setenta con Marvel y una serie en Image tutelada por Todd McFarlane. En declaraciones sobre el tema, el líder de la banda, Gene Simmos, responde:

“I gotta tell you, this team we have is small like a commando team, we talk directly to each other, not with assistants and secretary’s who may mean well, but they don’t know this stuff. We live, breathe and eat comic books and the fans out there need to understand we don’t just arch our eyebrows and say, “Liefeld? Who’s that?” We know our stuff.”

La traducción relajada de esto es “ey, sabemos de que va esto de los tebeos, no somos sólo una máquina de ganar pasta, tenemos interés en que el producto sea bueno. Estamos al día en lo que respecta al cómic. Conocemos a Liefeld

Es significativo que Simmons haga mención a Liefeld. Es muy posible que no sepa que en la empresa con la que ha contratado el comic del grupo, la misma que gestiona los derechos audiovisuales de las creaciones de Liefeld, este autor no tenga nada que ver. Lo que nos hace preguntarnos que, si lo supiera ¿seguiría trabajando con Rosenberg? lo pondremos en duda. Aunque seguramente cuando se entere verá que el pacto con Rosenberg está sembrado de triquiñuelas que lo habrán ligado de por vida. Ha pasado otras veces.

El negocio de los derechos de películas mueve mucho dinero aunque los conceptos comerciados no lleguen a pasar de la etapa de pre-pre-pre-pre-producción. De hecho, como muchos de los “creativos” de Hollywood piden específicamente franquicias que estén respaldadas en comics, Platinum studios se está especializando en producir comics directamente para la web, vendiéndolos como el futuro del medio. Por esta estrategia ha adquirido recientemente la conocida (en serio) webcomicteca Drunkduck.com. Pero como algunos cineastas exigen que se trate de comics de verdad, de tebeos en papel, Platinum está dispuesta a hacer tiradas en papel con los conceptos susceptibles de negocio, aunque tenga que pagar a los libreros para que los pidan. Lo cual es una bonita forma de cerrar el círculo abierto con Comic Business hace 20 años.

La web de Platinum, todo hay que decirlo, está muy trabajada, y contiene una grandísima base de datos sobre el Universo Awesome, en especial los conceptos desarrollados en la etapa final de Supreme y el Día del Juicio. Merece una visita. Sin embargo una compañía que representa al universo Awesome y lo presenta de esta forma

The characters of Awesome Comics have appeared in over a hundred million comics in many languages worldwide, showcasing the work of creators like Alan Moore, Jeph Loeb, Jo Duffy, Chris Sprouse, Dan Fraga, Steve Skroce, Chuck Dixon, Jae Lee, Marv Wolfman, Rick Veitch, and Alex Ross.

no merece el más mínimo respeto. Releedlo, no cita para nada a su creador. No cita a ROB!

Ahora mismo ROB! y Rosenberg están iniciando litigios legales para dirimir sus diferencias. Por lo pronto ROB! ha anunciado que durante un periodo indeterminado de tiempo es posible que todas las futuras publicaciones relacionadas con Youngblood y el universo Awesome que continua sacando mediante Arcade Comics, se suspendan hasta que el conflicto se resuelva. Lo mismo sucede con una linea de juguetes basadas en estos personajes. La situación era tan caótica antes de que ROB! tomase cartas en el asunto que se rumoreaba que Platinum podría editar por su cuenta un comic de Youngblood sin autorización de ROB! sólo para contentar a sus socios peliculeros. Scott Rosenberg es el último causante de que los proyectos de Liefeld en Arcade se encuentren paralizados sine die.

Pero no debemos desesperar. Nuestro artista favorito continúa publicando en Marvel la miniserie anteriormente semanal de Onslaught Reborn (video de presentación del tercer número aquí, cortesía de los amigos de + Q Comics) y ya ha anunciado un proyecto top secret con Marvel para final de año, del que sólo puede decir que colaborará con un escritor hot y se trata de un título que Marvel ya ha publicado alguna vez. Mis apuestas van para Shang-Chi, Nova o Dazzler. Hagan apuestas, que cuando se sepa será muy fácil decir “ya me lo imaginaba“.

Gente como Rosenberg es la que hace que industria vaya como va ¿verdad que todos estáis empezando a odiarle también?

nyorktimes.jpg


MirAdlo!, saliendo en el New York Times con un Badrock en primer plano ¿se puede ser más cínico? Ah, no busquéis fondos de móviles ahora en la web de Platinum, que sólo hay de Kiss.

Otra última cosa, importante, no confundáis a este Scott Mitchell Rosenberg con el otro Scott Rosenberg, el guionista de cine. Scott Mitchell Rosenberg no escribió Con Air. Que no se lleve medallas inmerecidamente.

15 comentarios en “El diablo viste de platino”

  1. LapidADLO! ummm….espera esto es un blog familiar….ummm…..¿no deberíamos tener un comando especial para estas cosas? No sé….Los Mártires de ROB!….o ROB! FORCE o algo asi….

  2. Scott Rosenberg es el causante de que Jeph Loeb haya andado suelto por Marvel y DC los últimos diez años.
    ¿asi que ya tenemos al cabron caballero localizado?
    ¿que estamos esperando?

  3. Scott Rosenberg es el causante de que Jeph Loeb haya andado suelto por Marvel y DC los últimos diez años.
    ¿asi que ya tenemos al cabron caballero localizado?
    ¿que estamos esperando?

  4. Si alguien tiene interés y mucho tiempo, aquí está el texto de una entrevista por radio que hicieron a Rosenberg en 2006, aunque no toca el tema de Awesome es muy jugosa en cuanto a su visión de lo que pasó con Malibu y, sobre todo, a qué se dedica exactamente Platinum Studios. Uno de los tertulianos es Scott Kurtz.
    Part One: http://www.talkaboutcomics.com/blog/?p=494
    Part Two: http://www.talkaboutcomics.com/blog/?p=495
    Part Three: http://www.talkaboutcomics.com/blog/?p=496

  5. “Y que después de un post así, todavía haya gente que crea que este blog es un circo y vosotros los payasos…”
    ¿Cómo? ¿Qué no son payasos? ¡¡Qué me deuelvan mi dinero!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.