Las comparaciones son odiosas

En el tomo 24 de Naruto, en la miniintroducción que incluye el autor en cada tomo, podemos observar que está tan obsesionado por «esa otra obra» como parecía


(Dedicado a todos aquellos valientes que intentan convencer a los narutards más radicales de que «Goku va de rojo y Naruto en cambio va de naranja» no es motivo suficiente como para no admitir que una obra se inspira en la otra)

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

21 comentarios sobre “Las comparaciones son odiosas”

  1. Joder, ¿y qué me decís de Yaiba?

    A mí lo que me jode de los otakus es que te protestan que en el comic americano cambien los autores de una obra (y no les menciones Dragon Ball GT, que te saltan al cuello), pero ven bien que se plagie un personaje de un tebeo a otro.

    Y cuando les dices que Yaiba es 70% Dragon Ball y 30% Ranma, te responden que como lees tebeo americano no tienes ni puta idea de lo que hablas.

  2. Oh, c’mon… Si a esas vamos, tendíamos que decir que Kishimoto bebió de Toriyama, que a su vez bebió de Tezuka, que a su vez bebió de Disney, que a su vez bebió de… vamos, que ha sido un siglo largo de vampirizaciones y copiadas.
    Naruto al menos en lo personal me cae mejor que Gokú (por lo menos el ninja da muestras de actividad cerebral más seguido), pero los narutardos me asustan más que los dragonbabosos. Mucho más. En especial las narutardas yaoieras obsesiondas con la parejita Naruto-Sasuke que esas nomás asustan antes de abrir la boca.

  3. >>>que a su vez bebió de Tezuka, que a su vez bebió de Disney

    Hereje!!! En todo caso, aunque hubiera sido asi, estan en paz por lo de la copia de «Kimba, el Leon blanco» alias «El rey leon»

  4. El problema es que muchos confunden «inspiración» con «plagio», y también que demasiada gente ignora que los grandes novelistas llegaron a serlo gracias a que leyeron cantidades de libros cuando eran simples lectores, y que además jamás dejaron de hacerlo. Con los dibujantes de tebeos, los músicos y lo que quieras, igual.
    Combina ambas taras en alguien con pocos referentes culturales, que se dormía en clase cuando en Lengua explicaban que tal autor hacía referencia a este otro en cierto escrito y que además tenga tendencia manifiesta a idolatrar a cualquiera que haga algo que le guste… ¡Halehop! Tienes a un fan radical. Esa persona que cree que el objeto de su vana veneración es casi Diso en la tierra, y que piensa que no le hizo falta un proceso de aprendizaje para llegar a ser quien es, que nació sabiendo. Y que encima no entenderá que decirle que su intocable se ha basado en tal y cual para su creación no es a veces una crítica, sino una muestra de que tuvo buen gusto para inspirarse.
    Claro que ello implica un espíritu crítico, tan poco acorde con este tipo de público…

    Samanosuke, el ending mola. El opening ya lo había visto. XD

  5. En especial las narutardas yaoieras obsesiondas con la parejita Naruto-Sasuke que esas nomás asustan antes de abrir la boca.

    Las fans de Orochimaru/Cualquiera (p.e. Orochimaru/Sasuke, Orochimaru/Jiraiya, Orochimaru/Kabuto) son todavía peores XD

    De todas maneras, a la que te acostumbras a los doujinshis de Asuma/Kakashi, poco puede asustarte ya…. XDDDDD

  6. «las fans de Orochimaru/Cualquiera (p.e. Orochimaru/Sasuke, Orochimaru/Jiraiya, Orochimaru/Kabuto) son todavía peores XD»
    Nee.. amar dragon boll o naruto a estremos no tiene nada de malo y es mas el sasunaru tampoco siempre y cuando no ofenda a nadie vele y es mas ami me gusta el jiraioro hacen una pareja estraña XD…
    Y mas sin embargo no soy una traumada …
    (ya se me durmieron las piernas…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.