Supliendo a Jotace (III): Hay días que es mejor no levantarte de la cama

Eres Alan Scott. Estás en 1945. Llevas media historieta preparandote para la lucha final con tus enemigos de turno, en este caso unos piratas. Te levantas temprano, despiertas a tu sidekick Dobby y te haces a la mar. Y como tienes suerte, los encuentras enseguida


Así que toca ponerse el uniforme de faena, hacer el juramento de los Linternas Verdes, y ¡a forrar pelotas! Pero cuando parecía que nada podía fallar…


…te das cuenta de que te has dejado el uniforme de Green Lantern en casa. ¡ROB! ¡Con lo tonto que eres, parece mentira que hayas conseguido sobrevivir más de sesenta años, incluyendo dos Crisis y un Jurgens!

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

6 comentarios en «Supliendo a Jotace (III): Hay días que es mejor no levantarte de la cama»

  1. En el fondo, Alan Scott es muy listo. Si vas persiguiendo piratas mejor que te vayas desnudando para que se dejen alcanzar, pero la censura de la época no dejaba contarlo a las claras….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.