Lo que cambian las cosas

Presentar por aquí a Lord absence puede parecer innecesario a estas alturas. Adláter de pro entre otras muchas cosas, fue uno de los que en este weblog…ah, no, que eso no sucedió nunca…el caso es que en la visita mañanera a sus dominios me encontré ayer con la siguiente receta:

Todavía me encontraba asombrado de la gran cantidad de energía vital necesaria para crear una vidita contrahecha cuando los designios del ratón, en la investigación diaria para traer a los bienamados seguidores de este sitio el sustento necesario para mantener viva su fé, me condujeron por casualidad a una página muy interesante, que traía una sinopsis del 271 de Adventure Comics (DC), y esta es la primera imagen que se me aparece:

Que sus greñas no os engañen se trata de un joven y vigoroso Lex Luthor que…¡¡SANTO COMIC CODE!! ¡¡Se está haciendo…UN HUMUNCULUS!! ¡¡Marrano!! ¡¡Ya sabemos qué has hecho en esas «semanas de investigación febril» que cita el texto de apoyo!! Tras conocer el sistema de fabricación es imposible mantener la mente limpia. Ahora, Lex, no te creas que vas a salir tan campante de ese «stupendous experiment» del que tanto te vanaglorias y que te ha dejado esa sonrisa alelada, porque esas cosas dejan secuelas, secuelas para siempre, que nos lo dijeron en la Catequesis…

Y, como que ahí arriba sí que existe Justicia, un poco más adelante en la aventura sucede lo que debía suceder:

Ya que esta es la aventura clásica en la que a Lex ¡se le cae el pelo! Ah, pillín, ya podrás echarle la culpa de lo que quieras a Superboy (como argumentan en beacoupkevin.com, aunque hubiera un incendio en un laboratorio «quizá usar el soplido huracanado en un edificio lleno de productos químicos no fue la mejor de las ideas»), que nosotros sabemos qué ha pasado de verdad. Hay cosas con las que no se debe jugar, y tu has jugado casi cincuenta veces seguidas. Te ha pasado lo que te tenía que pasar. MOSÉN VICENTE WAS RIGHT!! la aventura llega a durar dos páginas más y veriamos como te salian pelos en las palmas de las manos, seguro.

Eso sí, entendemos tu cabreo, cuando tenías ya el humunculus hecho, volver a empezar de cero se debe hacer cansino…

Y esta es la verdadera razón por la que Lex Luthor odia a Superman. Lo que cambia la historia sabiendo u poquito de alquimia. Os iba a decir que no hicierais demasiado caso pues se trata del Superman pre-Crisis, pero pasa que justamente con Superboy uno no está seguro de lo que puede terminar pasando.

Y si algún día veis a Lex Luthor comprando estiercol de caballo no seais malpensados. Seguramente lo usará para hacerse emplastes en el cuero cabelludo a ver si enraiza.

11 comentarios en «Lo que cambian las cosas»

  1. >>yo tenía entendido que lo que ocurría >>era que te quedabas ciego y que se te >>debilitaba la columna vertebral

    Eso era en Marvel, el Hombre Topo y sus hombrecillos.

  2. Jodó, esto es lo que no te contaban en Full Metal Alchemist…

    Yo creo que en la receta del homúnculo deberían añadir un par de botes de reflex y una buena pomada, porque vamos…

    Y ahora que no me pretendan decir que el guionista de la historia no la escribió con segundas, porque por Wertham que ése sabía algo ;p

  3. Entonces… si eres mujer no puedes crear un humúnculus???

    A qué se refiere con «esperma fresco»? Recién «cosechado» o directamente sacado de la nevera?

  4. Oh!
    buenísimo!
    me alegra servir de punto de partida para deducciones de este tipo!

    Yo empecé a hacer un humúnculus pero me cansé al tercer día, además a mi mujer le extrañaban tantas visitas al lavabo.

  5. Buena excusa si te pilla tu media naranja:

    -Marrano degenerado! Que estas haciendo!? Quiero la separacion!

    -No te enfades, mujer. Solo estoy haciendo un homunculus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.