YO (CASI) FUI UN HOMBRE-MONO ADOLESCENTE

Son curiosos los lapsus que ocurren cuando se trabaja deprisa. Tentados a participar en la Semana Internacional del Traje de Gorila cuando ésta se había iniciado ya, el tiempo de reacción ha sido cero y se han buscado a toda máquina los temas que la ocasión merece. Así, haciendo un autobrainstorming con temas adlianogorileros topé con un producto ideal: una película sobre un adolescente que se convierte en Gorila, protagonizada por Michael J. Fox y guionizada por el mismísimo Jeph Loeb.

Loeb es el nexo que une al Gorila con Adlo! en esta ocasión. Procedente del cine (suyo es el guión de Commando, ahí es nada, precursor de la actual fiebre de la adaptación de videojuegos y protagonizada por un hombre de verdad, nada de esas mujeres semidesnudas o embutidas en látex de ahora, snif), pasó a la historieta de la mano de DC y Marvel, llegando rápidamente al estrellato y a ser el único escritor que aparece regularmente en el Top de la revista Wizard pese a no ser precisamente un jovencito molón. Se caracteriza por un estilo de escritura afable, accesible, sencillo, simplote…no hay que hacer gimnasia mental ni tener un máster para entender un guión suyo. Loeb comprende que el cómic en serie pertenece a la industria del entretenimiento, que lo que verdaderamente mola es el dibujo, y supedita su labor a la del verdadero protagonista, el artista. En este aspecto destacan sus colaboraciones con Tim Sale, tanto en DC (Investigadores de lo Desconocido, especiales de Halloween de Batman, Largo Halloween, Larga Secuela…) como Marvel (Amarillo, Azul, Gris…no sabemos si tiene previstas 256 sagas o millones). Sale es un narrador exquisito que sólo necesita de 35 viñetas para contar el episodio de lo que toque ese mes, y Loeb remata la faena con 35 textos de apoyo. El trabajo duro es para coloristas y rotulistas, que son los que suelen retrasar algún mes que otro la salida de sus obras. Loeb y Sale con una tarde en una cafetería bien surtida de servilletas tienen de sobra.

En Marvel supo ver el mejor camino a seguir y pronto se hizo con el control de dos de las series más importantes de la editorial: X-Force y Cable. De ahí nació su relación y buena amistad con ROB!, al que acompañó en la aventura que fue Awesome (guiones de Coven, ilustrados por Ian Churchill) y en los inicios del Heroes Reborn. El Capitán América de ROB! tenía guión, y venía firmado por Jeph Loeb. Últimamente se ha especializado en tebeos superventas en colaboración autores hot, siguiendo la fórmula «dime qué quieres dibujar y le pedimos a la editorial doce números para desarrollarlo«. Ellos contentos, la editorial también y Adlo! aplaude. Una maravilla. Para la película que nos ocupa le dirían «queremos que salga un gorila jugando a baloncesto» y el lo cumplió. Si le hubieran pedido una araña gigante tampoco hubiera tenido remilgos.


La película cuenta además con Michael J. Fox, el único actor de nuestra realidad que envejece en Tiempo Marvel: durante los lustros que ha estado permanentemente en pantalla ha hecho de eterno adolescente mientras sus espectadores pasaban de prepúberes a cabezas de familia. Sin embargo, bastaron unos pocos años apartado de los focos para que a su vuelta se nos mostrase muy envejecido y estropeado. Eterna juventud y envejecimiento acelerado fuera de cámara, igual igual que sucede con los personajes de historieta.

La película, ochentera, se enmarca en el género de institutos americanos, con sus taquillas, sus macarras, su baile de graduación, sus escarceos en el coche de los padres…resulta que Michael J. Fox hereda una molesta cualidad de su padre, que no es otra que convertirse en un Gorila peludo, hecho que aprovecha para ser la estrella del equipo de baloncesto y convertirse en el chico más popular del instituto.

De Pelo en Pecho, se llama la película, una de esas traducciones de títulos tan sui generis que solemos disfrutar aquí, ya que el título original es Teen Wolf, hombre-mono adolescente…un momento…

…que Wolf es Lobo, Lobo Adolescente, no Mono ni Gorila…

Vaya, la lástima es que salvo ese pequeño detalle hasta ahora estaba cuadrando todo…

Ya lo decía al principio, este es un ejemplo (basado en posteos reales) de los lapsus que ocurren cuando se trabaja deprisa…

Además, peludo era un rato, seguro que al principio pensaron que fuese un Gorila…seguro…a mi me parece un gorila…

7 comentarios en «YO (CASI) FUI UN HOMBRE-MONO ADOLESCENTE»

  1. si ADLO dice que es un gorila, es un gorila. ademas siendo gorila capto en la pelicula detalles que se me escapaban cunado pensaba que era un vulgar hombre lobo.

  2. Bah, siempre hablando del lobo cuando en realidad el prota supremo era el Styles, o stiles, o como se llamara el estails…¡¡Vuelve Styles!!¡¡Todavía te amamos!!

  3. [sobre Loeb]: «no hay que hacer gimnasia mental ni tener un máster para entender un guión suyo…»

    ¿Cómo que no? ¿¿¿Tú sabes lo difíciles que son los ejercicios de entrenamiento necesarios para desconectar totalmente el cerebro sin morirse, las décadas de preparación que se necesita???

    Luego dirán de Moore, etc. ¡Ni Moore ni gaitas! JEPH! es el guionista que más nos hace desarrollar nuestras capacidades mentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.