Carta Abierta

Que fastidio es hacer eso de la «Carta». No por la forma de empezar, ojo, que cualquiera puede decir «Este año me he portado muy bien y quiero».

Más bien por lo que se incluye y lo que se deja fuera. A ver, ¿cómo se meten las frikadas?

Porque, primero, hay que elegir. Que puede parecer una tontería pero… ¿realmente andamos tan mal de pelas como para tener que poner un tomo de 10-15 € en la carta? Quiero decir, ¿qué clase de regalo es ese en el que aparece detrás el precio? Ahí estuvieron finos los de Norma… cómo sus ediciones son para que te las regalen y no para que te las compres…

Y luego, si es una serie… leches, no puedes pedir solo uno… ¿Cómo vas a poner en la carta «Lamu 1-4»? Que, ya puestos, no es ni una serie completa. Y si pones una serie que ya has empezado peor: «El Loco Solitario y su Cacharro 15 a 28».

Eso por no mencionar el Americano. Porque, a ver, ¿cómo pones esos tomitos de americano tan monos? Busca «Captain Carrot TPB» o «MAD about the Movies». Que los busquen… cómo si fuera tan fácil.

Porque esa es otra. ¿Dónde carajo se supone que va a comprar el encargado el regalo? Aún recuerdo el año que traté de demostrar lo sencillo que era comprar los «Archivos de The Spirit». Pues no, coño, no lo és. El tipo que te pilla la referencia no sabe que es eso de los «archivos» ni entiende lo que es un «spirit» ¿espiri? ¿espirou? ¿spirt? Ni encuentra la editorial Norma, ni lo tienen (vaya usted al centro de…) y no sigo.

Hale, de viaje a las especializadas. Eso las ciudades que las tienen, así que, vaya, convence a alguien que entre en las Zonas Frikis a buscar.

Cualquier librero os dirá que esta es la época del año de las anécdotas. Los padres entran preguntando indistintamente de lo que vaya la tienda. Rol, Manga, Cómic, Merchandising… Desde la camiseta de Magneto Was Right a una espada de Aragorn pasando por los mazos más recientes de Vampiro o el DVD especial navidad de Love Hina. Aquí hay frikis, aqui preguntamos… por el sencillo método de «Estamos en otro país, hablemos lento y señalemos mucho».

Ya no menciono los precios. Cualquier aficionado sabe que es ridículo tratar de explicar el sistema de precios y valores a los no-iniciados. Nosotros casi no los entendemos… Y eso sin hablar de las figuritas, claro. «¿Qué esa cosa verde cuesta CUANTOOOO?», «¿Qué ese muñequito enano de jeroclic de playmobil cuesta qué?» «¿Cómo puede ser tan caro uno de estos muñequitos?» ¡¡¡FIGURAS DE ACCIÓN; SEÑORA!!!

Así que nada, un año más nos encontramos con la lucha entre deseos y realidades…

¿Por qué esa obsesión con los calcetines?

12 comentarios en «Carta Abierta»

  1. Esto me recuerda una vez que le pedí a mi novio que me regalara una bragas sexis. El día de reyes abro el paquete y me encuentro unas bragas marrones de cuello alto de las que Tormenta no se pondría ni en un universo paralelo. Estaba a punto de liarme a collejas con él cuando me soltó: «Es que tú estás sexi con todo».
    Así nunca voy a poder convertirme en super saiyan, con lo mono que me quedaría el pelo.

  2. Lo mejor es escribir en la carta a los reyes «pasaos por (vuestra tienda habitual) y decid que vais de mi parte» y así os evitais el comodín de los calcetines, o al menos lo retrasais un poco más.
    Lo de los precios es conveniente explicarlo de antemano, eso sí.

  3. En mi tienda un cliente dejaba lista con productos de todos los precios para que se pasara la familia. No se si lo seguira haciendolo, pero molaba ver llegar a la familia y preguntar que habia en la lista.

  4. LVH tiene razón porque yo iba a decir lo mismo que él. Que regalen lo que quieran, siempre y cuando puedas pasar después por la tienda con el producto impoluto y poder canjearlo.

  5. ¿»El Loco Solitario y su Cacharro 15 a 28″.?

    Vale que no esté muy cuerdo el tipo, todo el día dándole a la espadita con el churrumbel a cuestas pero de ahí a llamarle loco…

  6. Es una indirecta, significa «Vas liisto si esperas que me recorra todas las librerías para encontrar ese puñetero comic. Aqui tienes, para que lo hagas tu mismo».

    Y es que despues de tantas ilusiones, lo de poner los piés en la tierra te los deja hechos una pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.