Shirow: gafapastimo para otakus

Ghost in the Shell Stand Alone Complex, la serie de dibujos animados que emite Cuatro a las dos ó tres de la mañana (yo dejo el video grabando, así que no sé a que hora empieza), me ha traído a la memoria la genialidad de un autor completamente olvidado para todo el mundo: Masamune Shirow. ¿ Por qué ha desaparecido de nuestra memoria colectiva ? ¿ Cómo que no es adorado continuamente por cientos de otakus en miles de blogs ? ¿ Acaso era demasiado gafapasta para éstos y le desterraron ? Para responder estas preguntas u otras que tengáis, aquí estoy yo, vamos adentrarnos en el fascinante mundo del señor Shirow.

«Ta-chi-Ko-ma… ¡ Somos tachikomas !» De esta manera tan fascinante finalizan los capítulos de GITS:SAC (las siglas, una constante entre los otakus, un infierno para los neófitos). Después de unas veinte minutos de metafísica robótica en la que rara vez te cuentan algo con pies y cabeza una serie de robots azules con voz de niño se ponen a hacer el payaso ante una audiencia cautivada por el sueño. Como si fuera barrio sésamo esos robots te pueden enseñar como van hacia abajo, hacia arriba, hacia un lado, hacia el otro… Esto en una serie de temática adulta a una hora adulta, si es que los creadores de esta genial serie saben que todos llevamos el espíritu de un niño dentro. Perdón, el Ghost de un niño dentro… volveré más tarde sobre ese tema.

Lo primero que tenéis que saber sobre este señor es que no se llama así, Masamune Shirow es un seudónimo. Lo utiliza debido a que este autor le gusta trabajar en solitario y que nadie le agobie por la calle (lo mismo que me pasa a mí, somos almas gemelas). Es tan reservado que ni siquiera acude a salones del cómic ni hace entrevistas en directo. Su vida es un total misterio… sólo se sabe:

– Nació el 23 de noviembre de 1961 (el miércoles pasado, fue su cumpleaños, ¡ y aquí nadie hizo la correspondiente sprite!) en Kobe, en la prefectura de Hyogo.

– Estudio en la universidad de las artes de Osaka.

– Fue profesor de instituto durante cinco años pero lo dejó frustrado por el sistema educativo japonés.

– Vivía en Kobe hasta que el terremoto Hanshin destruyó su casa y estudio, por lo que se tuvo que mudar a otra parte de la prefectura de Hyogo.

– Una vez tuvo un ayudante, Hagane Kotetsu, pero lo despidió porque no le daba mucho trabajo.

Y todo eso es un resumen, porque se saben más cosas aún. Es decir, ¡ qué vida más misteriosa ! ¡ Qué bien que usa seudónimo y que nadie sabe quién es ! ¡ Seguro que cuesta mucho encontrarle si te lo propones ! Pero bueno, así son los mangakas y no estamos aquí para discutir sus excentricidades, sino para hablar de su obra.

¿ De qué trata la obra de este hombre ? Mirando las portadas de sus tebeos uno tiene claro una cosa: de mujeres casi desnudas que tienen un gran cariño por las máquinas… vaya, ¡ cómo los tebeos que se publicaban aquí en los años 80: Zona 84, cimoc, Víbora…! Seguro que todos los que babeaban con Corben se les caería la baba con Shirow. Porque vaya mujeres, ¿ eh ? Eso sí, tíos con falos enormes, lo siento pero no, no se puede complacer a todo el gafapastismo.

Resulta que a principios de los 90, Shirow era considerado casi como un dios en nuestras tierras. Se le dedicaban dossiers enteros en todos los fanzines y se consideraban todos sus tebeos como obras maestras. Entonces, influenciado por esos fanzines uno iba a su librería y se dejaba la pasta en cualquier cosa que oliera a Shirow (una buena pasta, porque los mangas de entonces no venían en tomitos, sino más bien en formato prestigio Norma, a su correspondiente precio Norma). Por ejemplo, pillaba Appleseed y me iba contentísimo a casa. Según lo que había leído se hacía un exhaustivo análisis de las sociedades actuales y se creaba una utopía que podía ser el camino que siguiera la humanidad para estar en concordia y armonía. Para un tipo cuyo máximos logros era describir la relación de Spiderman con sus novias aquellos sonaba a cosa adulta, a otro mundo, a gafapastismo… y encima con tías en bolas.

El tebeo cumplía, lo de las tías en bolas para ser exacto. De repente sin venir a cuento toda la ropa fuera… ¡ MOLABA ! En cuanto a lo demás de sociedades utópicas y todo ese tipo de cosas… sí, sí, lo que digan las revistas, yo me lo creo, en serio, si ellas me lo dicen será verdad, no soy yo nadie para rebatirlas.

Y pruebo con Ghost in the shell… ¡ ésta es mejor todavía ! Resulta que la protagonista, una androide jamonaza que debe pasar mucho calor, necesita desnudarse para utilizar su camuflaje que la hace prácticamente invisible. Así que antes de entrar en acción la tía se quitaba la ropa y se le veía todo, todo y todo. Ah, sí, que había una historia que hablaba de máquinas que pensaban por sí solas, que se rebelaban, que tenían un Ghost en su interior que las convertía en casi humanas, que sí, que sí, que tenía más cosas, os lo juro. Ahora bien, creo que mi coeficiente intelectual no es lo suficientemente alto para entender los trascendentales y elevados conceptos que se trataban en estos cómics.

Eso sí, me acuerdo que al final venían unos diagramas de tanques y unas cosas que te quitaban el hipo. Al parecer no existían, se los había inventado el autor, y por extensión todas las piezas, pero eran unos diagramas tan complejos, tan detallados que seguro que eran la bomba.

Para que nos entendamos todos, el Garaje Hermético y un tebeo de Shirow… lo mismo es… o quizá son muy diferentes, porque yo no entiendo ninguno de los dos. Lo que quiero decir que son buenos de la hostia, porque fijaros en Naruto o en Spiderman, ¡ se entiendo todo ! Cuando un tebeo tiene los conceptos tan mascaditos, desconfía muchacho, seguro que es un porquería. Pero Shirow… ¡ tías en bola hablando de la sustancia del ser frente a un destino inescrutable que se abalanza hacia una sinergia de experiencias inexplicables que se abaten ante la levedad de los mecanismos intrínsecos en el esquema general de las máquinas ignominiosas ! Vamos, si eso no es ser genial, es que no hay nadie que lo sea.

La verdad es que ahora que lo pienso, si Frank Cho fuera crear de capaz esos diálogos tan geniales, llegaría a la altura del gran Shirow pero hasta entonces al pobre Cho sólo le queda dibujar tías neumáticas. Ay, Frank, cuando te queda por aprender de los grandes.

Bueno, os dejo que quiero ver el último capitulo que he grabado de GITS:SAC… trata de un info-terrorista que no existe pero al que todos imitan y que es capaz de hackear incluso los ojos de la gente… pero en este capítulo ¡no se desnuda la protagonista! Ay, cuánto ha perdido esta serie.

27 comentarios en «Shirow: gafapastimo para otakus»

  1. Que GENIAL es Ghost In The Shell II: Manmachine Interace (GITS:MI) un tomo de 18€ en el que en la solapa el autor pide perdon porque algún lector se puede sentir decepcionado porque no es una continuación lineal de la primera parte de la serie y que queria cambiar el titulo para que se entendiese pero al final no lo cambió, merece un aplauso.

    Y no solo es un poco ROB! sino que también tiena algo de BMB

    – ¡Oido izquierdo anormal!
    – ¿El oido izquierdo?
    – !
    – ¡Ah!

    AVIV WÖRIHS!

  2. Pues yo estoy viendo ahora la segunda temporada (GITS: SAC 2nd GIG, argh, toma siglas), y está mucho mejor que la primera.

    Alabemos a Shirow y las primeras páginas a color del nº 2 de Patrulla Especial Ghost de Planeta (era Planeta?)

  3. Sólo una palabra: ORIÓN. El horror, el horror. Y siempre sale el listillo que cuando se lo dices, te salta «ah, ¿pero no lo entendiste?»

    Eso sí, ahora me vais a decir que compráis «Liberty Meadows» por los chistes… Y el Kiss Comix por la aplicación del color por ordenador, no te joroba…

  4. Ah, pero… ¿se entiende Shirow? No, de verdad, que yo más allá de los cacharros complejos y las tías no veo nada. Claro que es normal: SHIROW! es todo un GENIO! y un simple mortal como yo no tiene por qué entender su GENIALIDAD! después de todo.

  5. Leí una vez que lo mejor que se podía hacer con un comic de Shirow era tachar con tipex todos los bocadillos y rellenarlos uno mismo con frases del tipo:

    «Jarrrl»

    «No puedorrr, no puedorrr»

    «Eres un fistrolll, pecador de la pradera»

    «¡Eres un torpedorrrrr!»

    Y asín. Y el caso es que con el cambio los comics cambian que es una barbaridad.

  6. las siglas, una constante entre los otakus, un infierno para los neófitos

    Pues por poner un ejemplo, en ciertos círculos los personajes de Gundam Wing y Gensomaden Saiyuki tienen números como apodos (Sanzo => san => 3, Goku => kuu => 9, Gojyo => go => 5, Hakkai => hachi => 8 )… Si eso no es retorcido ya me diréis.

  7. Hum, veamos…

    Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, invocaron a un dios guerrero japones para cargarse el mal rollo concentrado del mundo que estaba tomando la forma de un bicho de lovecraft.Lo consigue. Fin.

    Para la versión extendida, dirigirse al enlace anterior 😀

  8. Las páginas gloriosas eran del 2 de patrulla Especial Ghost, y sí, eran de Planeta.

    Y a mí Orion dentro de lo incomprensible me pareció más sencillo que GITS. Aunque yo me lo pasé pipa leyendo Dominion

  9. Agh! Blasfemos! Insultando al MAESTRO.
    Si no entendisteis Orion o el final de Ghost in the Shell es por que no sois dignos de leer al MAESTRO.

    (arf, arf)

    Bueno, que me parece gravoso comparar a Shirow con ROB! (AVIV) por que aunque como narrador Shirow deja mucho que desear (se le va la pinza), al menos sabe dibujar bastante mejor…
    Por no hablar de que Shirow mete fondos, no solo lineas y dientes…

    Yo soy fan de Shirow, por que el tio tiene buenas ideas, y esta fatal de la olla. Con todos esos comentarios a pie de pagina para explicarte lo que su embarullada viñeta no podia.

    Regards

  10. Lo gracioso es que la mayoría de la gente dice que no pilla a Shirow por sus diálogos incomprensibles, y luego a muchos de los que conozco que les gusta Shirow me dicen que el Tsutomu Nihei es un lío y no te enteras con sus historias porque no usa apenas diálogos…

    Y a mí me encantan los dos y me lo paso pipa con ellos.

    ¿¡Dotor, dotor, qué me pasa!?

    P.D. Orion es divertidísima, y Susano Orbatos mola un puñao 😀

    AVIV WORIHS!

    AVIV IEHIN!

  11. Para valorar a Shirow hay que plantearse lo que se adelantó a su tiempo…¿a nadie le llama la atención que en plenos 80, cuando no había internet ni PC’s, este autor estaba ya hablando de hackeos de cerebros informáticos por wi-fi, entre muchas otras cosas?.
    La verdad es que da miedo. A menudo comenta las fuentes con las que se documenta pero toda la info que maneja en sus historias casi parece sacada de los archivos de la CIA ó la NASA, vía espionaje, por lo revolucionario de ésta en la época.
    Pues eso.
    Y sí, Dominion es desternillante (lo más fresco de Shirow)

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.