Era de noche y sin embargo llovía (III)

Capítulo 3: El silencio de los packagers

 

Ciencias del Comportamiento Editorial, el departamento de la Universidad Internacional de Miskatonic (sección Valencia) que se encarga de analizar las extrañas peculiaridades del mundillo de los cómics, se encuentra en un semisótano del edificio que la citada Universidad tiene cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Llegué tras una larga caminata que me había llevado a recorrerme todas las librerías y kioscos de la ciudad en busca del dichoso número de Outsiders, al parecer los libreros habían hecho corto con el pedido y era difícil de encontrar, lo que me provocaba sensaciones encontradas porque una cosa es que el Universo DC fuera bien en nuestro país y otra que empezara a quedarme sin mis cómics porque unos novatos de tres al cuarto decidieran que DC está ahora de moda, yo estaba en primera línea de batalla en los tiempos de Norma, eso debería respetarse vamos digo yo….

Llevaba polvo de las obras del centro en el pelo y manchas en el abrigo por culpa de unas de las palomas de la catedral que se había desorientado, aparentemente, a causa de la diarrea que llevaba. No encontré a nadie en la oficina de recepción así que aproveché para limpiarme mientras me dirigía a la oficina de mi amigo Alberto.

Alberto era un tipo francamente desagradable, egoista, machista y narcisista, curiosamente no le faltaban mujeres a su alrededor, o al menos eso decía él, porque yo ya había desistido de hablar con él del tema. La última vez que le dije que debería tratar con más respeto a las chicas con quien salía me soltó que si una tía era tan tonta como para salir con un tipo como él se merecía darse con la realidad en las narices, e incluso llegó a afirmar que él cumplía una función social. Efectivamente, Alberto tenía un morro que se lo pisaba y eso era justamente lo que buscaba de él.

Vereis yo soy abstemio, ya se que es raro pero es cierto, y eso estaba haciendo, entre otras cosas, más dificil la investigación. ¿Que no le entendeis? Pues intentad imaginar a un tipo en un bar intentando sonsacar información a los parroquianos mientras sostiene una Fanta de naranja y seguro que os será más facil saber de que os estoy hablando. No había avanzado nada en mis pesquisas y ahí entraba mi amigo Alberto, un experto en bares y ambientes nocturnos, quien al verme entrar por la puerta lució su más falsa sonrisa y me saludó:

– ¡¡Hooooombrrreeeee Isaaac cuanto tiempo!!

Alberto piensa que alargando los saludos resulta más sincero.

– ¿Que tal Alberto? Vengo a ver si me echas una ayudita con un problema que tengo….

Le hice un breve resumen de la historia y le enseñe los diferentes recortes del artículo que había recibido. Alberto los miro con interés y después giró uno de ellos hacia mí golpeandolo insistentemente con su dedo índice.

– Esto lo ha escrito una tía

– ¿Como lo sabes?

Fijate en esto:

 

-No lo entiendo.

-Resume toda la historia del personaje hablando sobre sus padres famosos, su hermano y una relación con su ex. Digno de cualquier programa del corazón esto lo ha escrito una tía….¡Fijo!

– Alberto, estamos en el siglo XXI hombre de Dios, no sólo las mujeres ven este tipo de programas.

-Tío tienes razón-respondió Alberto aparentemente avergonzado- también puede ser un gay….ahora salen de debajo de las piedras…

– Joooder, lo tuyo es muy fuerte….

Me hubiera encantado haber enseñado a Alberto la existencia de conceptos como «igualdad» o «tolerancia» pero hubiera necesitado un permiso de tres meses para ello y en el trabajo ya habían puesto mala cara cuando les pedí unos días que me debían para poder resolver el caso.

– ¿Que más puedes decirme?

– Pues que quien ha escrito no tiene ni idea de ciencia, dice que Indigo «acabó activando uno de los clones Ciborg de Superman«, pero para ser un ciborg tienes que tener partes orgánicas y los dobles de Superman eran totalmente robóticos, además si nos ponemos quisquillosos ser un clon también presupone una reproducción celul….

– Dejate de tecnicismos

– Vale. Mira además dice que el anillo de Alan Scott era mágico mientras que los de los Corps son «tecnológicos», pues lo dirá porque los anillos de los Corps se recargan como el móvil, que sí que es tecnológico…lo dicho la autora

– Coff, Coff-carraspeé

-…o autor-corrigió Alberto-es de letras. Aunque ahora que lo pienso tal vez haya habido alguna retcon con Hora Zero y los anillos de poder han cambiado, yo es que a veces me pierdo. ¿La energía de los guardianes no venía de aquellos bichitos que eran como los midiclorianos? Quizás los anillos sean como los yogures con bifidus y tengan dentro bichitos vivos….todo esto es muy confuso…

-Vamos a dejarlo Alberto…gracias por todo.

-Espera si aun hay mucho más-me dijo Alberto quien ya había salido de su confusión y parecía dispuesto a demostrarme lo perspicaz que era.-Esto también es muy importante.

 

– Yo me hago la serie en su edición USA y eso no ha pasado, Nightwing es como el perro del hortelano, ni parece querer implicarse con el grupo ni lo abandona. ¡¡ estos no son los Outsiders que leía tu padre chaval!!

-¡¡¡YO ERA EL QUE LEIA LOS OUTSIDERS ALBERTO!!!-grité ya rojo de ira

– Tranquilo, tranquilo, chico no te soliviantes que yo no tengo la culpa de que ya tengas una edad. Lo que quería decir es que el tema del liderazgo en los Outsiders es algo más parecido al de la JLA que al de la JSA. ¡¡¡Vamos como el Supergrupo que leía tu padre!!!

Suspiré….aquel tio era imposible…

– Este texto-concluyó Alberto-denota que quien lo ha escrito no dominaba demasiado bien el tema.

– Tal vez Alberto, tal vez…o tal vez alguien le ha obligado a escribir sobre un tema que no domina y está pidiendo a gritos alguien que le ayude….

Publicado por

Isaac Hernández

Periodista y adláter. Sueño con una vida normal pero sé que me cansaría de ella en menos de seis meses

4 comentarios sobre “Era de noche y sin embargo llovía (III)”

  1. Yo creo que tu colega tenía razón: lo ha escrito una tía. Pero no por las cosas que él argumenta.
    Fíjate: dice que cuando Rayner SE FUE al espacio, ELLA acabó abandonándole. O sea, que él se pira a millones de kilómetros y es ella quien le deja… amos que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.