En Buenas Manos (una historia de churros)

En un oscuro despacho de una conocida editorial se reúnen los responsables de recursos humanos. Su misión es la contratación de un chico para todo. Alguien capacitado para traducir, programar cadencias semanales, diseñar la encuadernación de tomos, repasar los productos antes de la entrega, aportar sus conocimientos sobre los personajes, servir chocolate con churros y hacer fotocopias.

– ¿Y por qué no contratamos un friqui?
– Los friquis piden mucho dinero.
– ¿Mucho dinero?
– Sí. Constantes peticiones de aumento de sueldo. La culpa es de Norma.
– Pero si Norma ya casi no edita lo que piden los friquis. Ya han pasado más de cien días desde que…
– Cierto. Pero se han acostumbrado a un elevado tren de vida. Los friquis seguirán pidiendo constantes aumentos de sueldo para poder costearse los tebeos. Eso no va a cambiar a medio plazo. Hay que contratar a un becario.
– Mejor una becaria.
– Una becaria no accederá nunca a traernos el chocolate con churros de las doce. Ha de ser un becario.
– ¿Hago pasar al primero?
– Hazlo pasar. Y una cosa…
– ¿qué?
– Asegúrate de que no lleve ninguna bolsa de la FNAC.
– De acuerdo. Casi se me olvida.

Aparece el primer candidato por la puerta. Nervioso, se sienta en un inseguro tamburete de diseño de sólo tres patas. Los responsables del departamento de recursos humanos le observan atentamente. La frialdad inunda la oscura sala hasta que uno de ellos rompe el silencio.

– ¿Qué sabe usted de la Editorial DC?
– Que fue creada por Jack Kirby y Stan Lee.
– ¿Y de Superman?
– Está muerto.
– ¿Muerto?
– Sí, tuvo un desgraciado accidente.
– ¿Reconoce a este personaje? – El encargado de Recursos Humanos alarga el brazo y le entrega una ilustración en la que aparece Lex Luthor. Lo hace sin apartar la mirada de los nerviosos ojos del candidato; éste ejecuta extraños equilibrios para no caer del moderno tamburete.
– Por supuesto, es el Profesor Xavier.
– Excelente. ¿Sabe quien es el arquero del Universo DC?
– Robin Hood
– Defina la Continuidad del Universo DC
– ¿Continuidad? No sé a qué se refiere.
– ¿Sabe lo que es Vértigo?
– Si. Suelo tomar biodraminas antes de subir a un avión ¿tendré que viajar?
– Quizás.-El entrevistador sonríe pensando en la chocolatería de la esquina.- ¿Qué aspecto tiene John Constantine?
– Ah! Sí. Se parece al de Matrix, el.. este… Johnny Dip
– ¿Catwoman?
– Es una negra que está muy buena.
– ¿Qué sabe de Flash?
– Oh. La película era muy divertida. Con música de Queen- El candidato se inclina hacia delante y comienza a tatarear- Flash aaahhh sveiurunivers.
– Perfecto. Perfecto. Pero no hace falta que continue cantando. ¿Qué sabe de Batman?
– Acostumbra a ir acompañado de un chico jovencito.
– ¿Cuánto dura un mes?
– Lo que sea necesario.
– Expóngalo en caso práctico: si anunciamos que algo sale en septiembre…
– …quizás en octubre?
– Muy bien. Veo que es usted positivo ¿Conoce el orden de los álbumes de Lucky Luke?
– No, pero creo que mi vecino tiene uno viejo. Puedo mirar en la contraportada.
– Hum. Veo que también es usted emprendedor. ¿Está dispuesto a traernos cada mañana chocolate con churros?
– Con churros y con lo que haga falta.
– Está usted contratado.

El candidato se levanta, emocionado, y sale por la puerta para abarazar a su novia. «Ya tenemos con qué pagar el diez por ciento de la hipoteca» exclama. Hay ilusión en sus mirada. AL otro lado, en la oscura habitación, los responsables de recursos humanos se miran sonrientes, alzan el churro y lo mojan.

13 comentarios en «En Buenas Manos (una historia de churros)»

  1. Un comentario un poco off-topic… que ha pasado con el RSS de del blog? Por que antes se veía el post entero con sus imágenes, lo cual estaba de puta madre… y ahora solo se ve un pequeño resumen, sin imágenes, links ni leches…

    Se puede arreglar, doctor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.