Alf y la Guerra de la Evolución

Los lectores veteranos seguro que recordais La Guerra de la Evolución. Los que no, pinchad en este enlace, que en la Wikipedia os lo explican. Y los que seais demasiado vagos para leer en inglés, que sepais que es un crossover en que participaron todos los anuales de Marvel durante 1988. ¿Todos? ¡No, al parecer en una pequeña aldea parecían resistir ahora y siempre al invasor! Me refiero al anual de Alf, realizado por el elenco habitual: Michael Gallagher, Dave Manak y toda una institución, Marie Severin (por cierto, ¿»institución» es un eufemismo para «llevo toda la vida haciendo el mismo trabajo en la misma empresa porque no he encontrado nada mejor»? Lo siento, divago, sigamos)

En el anual de Alf, como decía, todo transcurría por sus derroteros habituales: Brian era enviado a un campamento de verano y Alf decidía ir a rescatarle. Y para solucionar el problema del transporte, nada mejor que mandarse a sí mismo por correo. Pero al llegar Alf al campamento se produce la Temida Interferencia Editorial…



La historia del campamento prosigue sin mayores complicaciones, pero el Alto Evolucionador no se olvida de la charla pendiente y por tanto, dos días y algunas páginas después…



¡Hop! Los autores recurren a la pirueta del sueño-o-historia-imaginaria, y la continuidad y la coherencia del universo de Alf quedan a salvo (iba a decir que la del Universo Marvel también, pero pensandolo mejor ya era tarde para eso…)

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

16 comentarios en «Alf y la Guerra de la Evolución»

  1. Pues yo aun lo conservo, la verdad es que los comics de Alf estaban mucho mejor de lo que te podias esperar, son geniales para echarse unas risas 😀

  2. Ojalá una deidad-corporación fascista-futurista se adueñe del mundo, controle internet y acabe con cosas como la wiki-pedia (pero sobretodo con sus creadores ¡Pena de muerte a muertesúbita en una cancha de baloncesto de metal para ellos!).

    O unos señores cerebralmente hinchados, como los de EL Planeta de los Simios II.

    Y tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.