Contra los Picadlo

Tras un tiempo siguiéndole el rollo a esta gente por fin he logrado que se confíen y no tengan que revisar lo que escribo, así que ha llegado el momento de la verdad: Picadlos, NO GRACIAS.

Al principio de los tiempos no había nada. El mundo del cómic campaba a sus anchas sin que nadie dictaminara lo que estaba bien y lo que estaba mal. Y de repente, sin que nadie se lo esperara, aparecieron los primeros Picadlo. Una organización que nadie conocía llamada ADLO que proclamaba defender los intereses de uno de los dibujantes menos dotados de la historia y que estaba comandada por un tal Javi Riva, ponía a caer de un burro a media industria otorgando unos premios que en medio de alguna que otra gracieta daban una bofetada en público a todo aquél que los recibía.

¿ Quiénes eran estos petimetres que pretendían convertirse en el azote de la industria ? ¿ No sería todo esto un invento del tal Riva para cobrarse sus vendettas personales ? Esto es algo que nunca se ha sabido y posiblemente nunca se sabrá. Aunque os yo digo: piensa mal y acertarás. El caso es que para disimular y que nadie se diera cuenta de lo que había pasado realmente se fomentó la idea de que estos premios se entregaban anualmente, que los nominados se elegían entre un colectivo formado por mucha gente y que los premiados eran elegidos en votación publica. Vamos, una operación de maquillaje que ríete tú de la CIA.

Irónicamente, al principio la idea funcionó. Los premios servían para dar collejas a todo aquél que se lo merecía. Los picadlo se convirtieron en guía espiritual de la industria, su faro, su estrella. Los premiados se cabreaban al recibirlo, los insultos volaban por doquier. Los premios tenían un propósito y lo cumplían con creces. Pero no todo lo bueno dura eternamente. Un día cualquiera llegó el momento fatídico que todo cambió. Nadie sabe decirte exactamente cuál fue ese instante, pero ocurrió. Quizá la culpa fuera de Cels Piñol cuando empezó a hacer campaña para ganar uno de estos premios. «Que hablen de ti, aunque sea mal» parecía ser su máxima. Abanderado por sus tebeos se hizo con los Picadlo de bastantes ediciones. De repente, la fiebre se desató, todo el mundo quería ganar uno. Si habías hecho un mal trabajo, si tus dibujos eran malos, si habías cometido un error en la edición… nada de eso importaba, podrías aprovecharlo para ganar un concurso de popularidad y ser el rey de la fiesta.


¿ Qué sentido tenía entregar un premio que nacía para ser el árbitro de lo justo si el galardonado lo deseaba con toda su alma ? Así que un instrumento de crítica pasó a convertirse en el divertimento de toda la industria. Imágenes tan lamentable como ésta que está a mi derecha lo ilustran perfectamente: el premiado se muestra contento con su picadlo. La puntilla definitiva llegó cuando uno de los popes de Internet, Alvaro Pons, decidió darles toda la cancha posible a estos premios y con risas, befas y jolgorio se lanzó a publicitarlos furibundamente desde su web, la más visitada del panorama nacional. Éste fue el punto sin retorno, el se acabó lo que se daba y el ¿ a quién le importan estos premios ?

Así que así hemos llegado al día de hoy, a la séptima edición de unos premios que fomentan el amiguismo, el regocijo de los candidatos al ser nominados, a la alegría de los premiados que lucen con una sonrisa de oreja a oreja. Para esto mejor que no se diera ninguno de estos premios jamás. Deberían cerrarlos y que no existieran. ¿ Para qué valen ya ? Para nada ¿ Cuál es su propósito ? Ninguno. Así que desde aquí os pido que no los sigáis fomentando, que no votéis en esta edición, que no descarguéis la lista de candidatos y que no los enviéis a adlo_@infonegocio.com. Por favor, no os dejéis influir por los dos lotes de tebeos españoles y americanos, cortesía de Sulaco Studios y Recerca, que se dan de premio y boicotead los picadlo. Por el bien de la industria, está en vuestras manos, simplemente di no.

21 comentarios en «Contra los Picadlo»

  1. Sigh! Tras esta penosa muestra de sicologia inversa, yo insisto con un clasico que me ha recordado la segunda foto:

    SARK ES MINIPAM!!!!

    SARK ES MINIPAM!!!!

    SARK ES MINIPAM!!!!

  2. Yo también he votado, pero me he dado cuanta de mi error y me niego a participar en esta farsa.

    O sea que mis votos retirADLOS!

  3. Es cierto. ADLO! se creó en realidad para cobro y reembolso de vendettas, pero Sark se abrazó a PAM y nuestros pilares de maldad se vinieron abajo.

    No os preocupeis por la panza de PAM, mirar el gesto de Sarkie con el lapiz, e imaginaros donde se lo clavó luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.