Una pausa en el santorAL

Felicidades con retraso a tod@s l@s J@sés, que ayer fue su santo. Se conmemoraba también el Día del Padre, ya que San José fue padre putativo de Cristo. Lo de «putativo» viene por lo de que su mujer no había conocido varón y la Inmaculada Concepción. Es una cuestión de fe.

El tema de la paternidad y las relaciones paternofiliales no se han tratado excesivamente en historieta. Hay obras sueltas, desde luego (Maus, Starman), pero si nos centramos en el comic book seriado, que es el que mueve papel, la progenie suele venir ya crecida desde el futuro o desde un desliz que se tuvo hace años, de forma que la criatura viene ya crecidita y la etapa de pañales y educación queda olvidada. Y si se apechuga con ella, caso de Franklin Richards, se la condenará a estar estancada eternamente en una edad indeterminada entre los cuatro y los diez años, con etapas de crecimiento cósmico acelerado cuando la editorial lo necesite. En cualquier caso, se trata de paternidades que no debemos catalogar de ejemplares, precisamente.

Ante este panorama, posiblemente la figura paternal que más se aproxime a la realidad sea (todos en pie) Al Bundy.

Protagonista de Matrimonio con Hijos, serie de TV políticamente incorrecta tatuada en la parrilla de programación de La 2 (¿la siguen haciendo? tranquilos, no pasa año y medio sin que le encuentren un hueco) y autonómicas. Odiado e infravalorado por una familia que le infravalora y le odia, atrapado en un matrimonio que él no pidió, abocado a la misoginia por genética, Al Bundy representa un reducto de masculinidad en un mundo cada vez más peligrosamente metrosexualizado. Alguien que disfruta con las cervezotas y que sabe que los domingos no hace falta cambiarse de ropa interior. Una especie casi extinguida aunque algo de él siempre anida en nuestros corazones u otras partes.

¿Pero cómo se ha producido el salto de hablar de historieta a una serie de TV? Pues no ha habido tal salto, ya que su popularidad propició la aparición de su propio tebeo a cargo de Now Comics. Igual a los más nuevos esta editorial no les suena, pero en los noventa, como casi todas, tuvo bastante actividad. Su techo de ventas lo alcanzó con los 300.000 ejemplares del número 1 de (clic aquí para saberlo). Actualmente está ofertando la obra de autoayuda How to Self-Publish Your Own Comic Book, de Tony C. Caputo. De veras.

Por las portadas seleccionadas puede verse que Al, como en la serie televisiva, era el gran protagonista. Tiene hasta su propia figurita. Las tres portadas de abajo, correspondientes a la miniserie Flashback Special, conforman un didáctico tríptico sobre los pasos del proceso de paternidad, que quedará aquí como lección para futuras generaciones.

……..El Cortejo…………El Compromiso…………..La Familia

Un panorama enternecedor. Tened cuidado ahí afuera y recordad que cualquiera con los genes adecuados puede llegar a ser padre en el momento menos pensado.

Lo de Felicidades a todos los padres ya lo había dicho ¿verdad?

23 comentarios en «Una pausa en el santorAL»

  1. «Lo de “putativo” viene por lo de que su mujer no había conocido varón y la Inmaculada Concepción. Es una cuestión de fe.»

    Pues no; putativo significa: «Que se tiene por padre, hermano o cualquier otro familiar, sin serlo realmente: padre putativo».

  2. Una pregunta: ¿Al Bundy y el padre de «Infelices para Siempre» son hermanos gemelos, clones, versiones alternativas o que?. Me parece que incluso salieron juntos en un episodio de Matrimonio donde jugaban a una especie de Ruleta de la Fortuna por parejas.

    La última foto parece que dice: «Si, riete lo que quieras, ¡pero tu eres el siguiente!»

  3. De hecho el padre de infelices desembarcó años antes de su serie en Matrimonio… y han salido juntos en papeles secundarios en The manhurian candidate y alguna mas (esto por Confirmar, pero algo así)

  4. Pues no sé yo, llamadme ateo si quereis, pero lo de que la mujer de San José no había conocido varon….

    Mi abuela por ejemplo, siempre le llamaba «San José Cornudo», je je.
    Esa si que era atea!
    Aprovecho para mandarle un beso, vaya campeona..
    Solo le falta navegar por los blogs, a la pobre!

  5. Pues no se qué gracia le véis a la serie porque es una tragedia de proporciones clásicas. Un buen hombre, líder del equipo de rugby del instituto (con la marca imbatida de cuatro touchdowns en un partido), seguido por ojeadores y saliendo con la jefa de animadoras, un mal día tiene una lesión, deja embarazada a su novia y terminará por trabajar en una zapatería durante toda su vida, vivir con una familia que le odia y tener por todo objetivo en la vida matar sus recuerdos a base de cerveza.
    Esta serie sí que es existencialista y no «a dos metros bajo tierra».

    A mi por lo menos me deprime un rato largo.

  6. Al Bundy, el hombre ,el mito. Os olvidáis de su aparición e los Simpsons, en el episodio de Homer va al espacio. Matrimonio con hijos duró diez años y la cerraron porque no se podían permitir los sueldos que habían alcanzado los actores. Un clásico. Ese Santa Claus cayendo en el jardín, esa competición para ancianos, esa mina, la visita de los alienígenas…
    Infelices es su sucesora.

  7. qué manía tiene la gente con elegir… nikki cox para los martes, jueves y sabado, y applegate para los lunes,miercoles y viernes.

    Y el septimo día descansó, o eso o se turnan cada semana.

    Hay que estar enfermo para escribir algo asin…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.