Hola, Muñeco

Esta dramatización no está basada en hechos reales. Otra cosa es que lo parezca.

Hooola, chicooos, ya he salido de clase. Hay que ver lo que me cuesta ir todo el rato con la mochila y la lechuga…

Dame una S, Dame una M, Dame…

¿Qué quieres que te de, Lana?

Uuuuuh… Mira, soy una animadora, jijijiji. ¿Te gustan mis pompones?

En realidad hay algo que me gusta más.

¿Y qué es, Clark? ¿Mirarme por tu telescopio mientras usas tu supervelocidad para que tu piel ultradura note la fricción?

No, me refiero a la calva de Lex.

Como se puede ver en este gráfico. Y ahora lámeme la calva.


Eh, ¿y yo?

Manda cartas para que salgan la rubita y el negro, a ver si ellos te hacen caso.

Hmmm… oh.. Lex

Aaah… sí.. Clark

Lex, Lex, ¿qué es todo ese ruido?

Ehm.. no, nada, padre. ¿Llevabas mucho tiempo ahí?

No te he visto jugar con los muñecos, si eso es lo que preguntas.

Ah, bien.

Este chico me preocupa, mira que probar si los muñecos se pueden desvestir pero no con la de los pompones…

17 comentarios en «Hola, Muñeco»

  1. Pues si no me equivoco es el puto medallón de kryptonita que la monga de Smallville llevó durante la primera temporada.

    Y, o bien los encargados de los muñecos tienen menos idea de proporciones que de fisonomía, o bien es un complemento para que las niñas que se compran la muñeca de Lana usen ellas mismas.

    Eso sí, me duele que no haya monigote del padre de Lex. Para un personaje medio interesante que tiene la serie.

  2. Perperopero…¿Es que nadie se ha dado cuenta? ¡Son muñecos de gente vestida de calle! ¡¡De-ca-lle!! Ni mallas de colorines, ni piel verdosa de tortuga, ni cabezas de calavera…¡¿Es que nadie va a pensar en los niños?!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.