A Diso rogando y con los pistolones dando…

En estos duros tiempos en los que los derechos de cada comic valen su peso en oro y que la máxima de las editoriales parece ser «pilla los derechos de lo que sea» queremos ayudar desde aquí a todos esos editores dándoles alguna que otra idea sobre interesantes materiales que publicar.

Seguro que todo el mundo ha oído hablar de Robert Kirkman, el guionista del Youngblood Imperial #1 y que también ha escrito cosillas como Fantastic Four Foes, Jubilee e Invincible. Este autor también es el responsable de una pequeña joya de la que apenas se habla, un comic que narra las aventuras del ultimo de una larga estirpe de luchadores del bien que durante mas de dos mil años han luchado contra las fuerzas del mal en la tierra…el Papa. (Battle Pope para los amigos)

A partir de este punto pueden haber numerosos spoilers sobre los dos primeros numeros de esta serie, asi que el que no quiera enterarse de nada que no siga leyendo:

Battle pope nos cuenta la historia de John Paul, el último Papa de roma, no era el más cristiano de los pontífices y tampoco cumplía sus votos al pie de la letra pero a su manera luchaba contra el mal. En su época ha llegado el juicio final y la tierra después de ser condenada por dios ha sido invadida por los demonios.

Tras su muerte a manos de uno de los demonios que pueblan la tierra es resucitado por Dios y este le encomienda la misión de luchar contra los demonios tras la desaparición de San Miguel, el líder de las fuerzas celestiales. Para ello Dios le da un nuevo cuerpo más acorde a su nueva misión, un cuerpo más grande, en el que «todo» es más grande…

Y para ayudarle en su nueva misión le asigna un compañero de fatigas para que le ayude en su lucha contra Lucifer…Su propio hijo, el Mesías, Jesucristo (Jesús para los amigos) Juntos partirán en su nueva misión, rescatar a San Miguel del Infierno…

Un Papa que bebe, fuma, se acuesta con mujeres y va armado con grandes pistolones. Sin duda todas estas cualidades son las que llevaron a Rob! a creer que Kirkman era el hombre perfecto para escribir la nueva serie de Youngblood, por desgracia ni siquiera Diso es infalible y tuvo que sustituir al lentorro de Kirkman por Fabian Nicieza, pero señores editores, no permitan que este pequeño detalle les impida publicar esta obra, solo alguien como Rob! puede permitirse el rechazar autores, y además, ya se sabe que en tiempo de guerra todo tebeo es trinchera…

(ADLO! quiere de paso desmentir los rumores de que este comic pueda estar basado en algún Ex-ADLátere…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.