Tanto odio…

Nombrar a Chuck Austen en una reunión de fans es peor que pedir un Fanhunter en el Es Pacio Pol Iédrico de los que no son uno pero son Trino. Un suicidio.
Este guionista, tiene el dudoso honor de ser el autor más odiado e insultado de la actualidad y la verdad es que nunca he entendido ese ensañamiento. Sus historias tienen un toque personal que puede o no puede gustar, igual que el 90% de los escritores, pero tampoco ha hecho nada tan espectacular como para que la gente le odie profundamente.

Si eres de los que prefieren ver a Austen picando piedra antes que guionizando este no es tu post. No lo leas y no leas Worldwatch. Así no te sentirás ofendido.

Worldwatch es (o tendría que ser) una limitada de 7 números guionizada por Chuck Austen y dibujada por Tom Derenick publicada bajo el sello Wild & Wooly Press. Es una serie recomendada para lectores adultos, por el vocabulario y los desnudos, de la que hasta el momento han salido 3 números. El primero en b/n y los dos siguientes en color.

El argumento gira entorno a la adaptación la novela autobiográfica de Dena Warchawsky más conocida como War Woman y líder del supergrupo Worldwatch.
El scope de la serie sólo se podría describir como «¡¡¡Austen desatado!!!». Músculos, sexo, religión, violencia, perversión, racismo… De todo un poco.
Digamos que podría ser una especie de culebrón subido de tono pero dentro de los cánones de los súper-héroes. No es una acercamiento realista al medio como Supreme Power ni una reflexión oscura como puede ser Authority. Simple y llanamente son tipos y tipas con poca ropa y orgullosos de sus cuerpos que se relacionan entre ellos de todas las maneras posibles.

Partiendo de esta base, Austen juega con los personajes y da su versión de los estereotipos heróicos más conocidos.

Se ríe de los tópicos de los súper-héroes.

Reflexiona sobre la industria.

Y todo ello sazonado con sexo. Mucho sexo.

Del dibujo de Tom Derenick poco más se puede decir después de ver los ejemplos dados. Cumple al 100% con lo que necesita el guión. Ni más ni menos.

Worldwatch es un cajón de sastre en el que hay que buscar el doble sentido y leer entre líneas. Si uno se fija se ve que tira con bala y no deja títere con cabeza pero siempre con un punto de cariño hacia un género en el que el lector es muy susceptible y poco amigo de reírse de sí mismo.

En todos los números publicados hasta ahora hay numerosos extras a modo de fichas de personajes cuya lectura es necesaria para ir siguiendo el argumento así como falsas revistas y artículos periodísticos que nos sumergen en el mundo de Worldwatch y en consecuencia en la mente de su guionista. El último número cuenta también con un falso correo de los lectores.
Y sí, allí también piden el despido de Austen.

La pena es que parece que de momento la serie no va a continuar más allá de los 3 primeros números aunque ya estuvieran anunciados los 4 siguientes y una reedición en color del primero.

Y recordad, es para mayores de 18 así que aunque odies a Austen y no te apetezca pillar el subtexto hay sangre y salen culos, palabrotas, penes y tetas. Como ya se ha dicho en más de una ocasión los lectores de súper-héroes somos unos pajilleros así que ¿Qué más se puede pedir?

Avïv Mäs Snëmelc!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.