Objeto de Culto

Todo buen adláter ha jugado mentalmente alguna vez a hacer su propio Dream Team, y se ha alegrado al recordar algún título en el que los grandes creativos escogidos han colaborado alguna vez. Ejemplos al azar: Terry Kavanagh + Ron Lim. En Nightwatch, exacto. Howard Mackie y John Byrne. Esta era fácil, en Spiderman ¿Bendis y Finch? en el post de abajo. Uno de los equipos más soñados suele ser Scott Lobdell a los guiones y el mismísimo Rob! Liefeld dibujando, pero, snif, era algo que nuestras retinas no habían disfrutado.

Hasta ahora.

Abajo tenéis un página del What The..?! número 11 (Marzo de 1991), la sexta de una historia de ocho páginas escrita por Lobdell e ilustrada por un variopinto elenco de artistas.

Como veis, no sólo hay gente que escribe «Liefield» o «Liebfeld«, con el apellido de Scott pueden darse confusiones parecidas. Admirad de paso el luminoso amarillo en los créditos, cortesía de Evelyn Stein y no haber fagocitado todavía Malibú y el Ultraverso.

La página, hela aquí, clicad sobre ella para agrandarla, paladeadla…

Aparte de ser valiosa por su innegable contenido artístico, debe mencionarse la profunda carga de metalenguaje y adivinación que encierran sus viñetas. Por ejemplo

Lob! y Rob! especulan sobre cómo sería un Daredevil escrito por Claremont, asediado por yoes alternativos, y siendo él mismo la versión alternativa de un clon oscuro de su pasado presente futuro.

Y Rob! imagina cómo sería un Daredevil dibujado por Todd McFarlane. Adelantándose además 10 años a los diálogos made in Bendis.

Y lo que son las cosas, más o menos doce meses después de publicarse esta historia, Chris Claremont salió a por tabaco, y en los 10 años que tardó en volver Lobdell le cubrió muchos números en sus series y derivadas, haciendo de las conversaciones en el tejado y los interludios insustanciales un arte.

Por su parte, el homenajeado McFarlane se hizo presidente de su propia compañía, y también Rob! fundo unas cuantas. Pero lo más curioso es que siete años después de este dibujo supuestamente humorístico, un hispano hizo un dibujo parecido para una portada de Daredevil

(clicar para ampliar y comprobar que, efectivamente, se hará un nudo)

y le nombraron Editor Jefe de Marvel ¿Casualidad? ¡Ja! La influencia de Rob! que se hace notar con ondas que reverberan a través de sus páginas e influyen en nuestros destinos. Lástima que esta joya no circule por ebay (ahora es cuando aparece Jaume Vaquer diciendo que la tiene y nos caemos todos de culo, pero me da que esta es del tipo de piezas únicas que le gustan a Spielberg).

Por cierto, que al final resulta que McFarlane sí había dibujado alguna vez a Daredevil. En su número 241, en 1987, inédito en castellano, guión de Ann Nocenti y tintas de Sir Al Milgrom. Pero el muy ladino no usa el bastón en todo el número, aunque lucha con un tipo con pezuñas y una bufanda tan larga como la capa de Spawn que sí se termina haciendo un nudo.

Como detalle Adliano del episodio quedémonos con cómo rescata a los transeúntes de una lluvia de cascotes. Eso es ir sobrado tenerlos bien puestos.

Un comentario sobre “Objeto de Culto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.