La comida de Emma

Un día más uno de los ADLáteres de nuestra desorganización decide apuntarse a colaborar en nuestro blog. En esta ocasión se trata de Pedro «Observador» García ,a quién algunos conoceréis también por su blog «Un tebeo con otro nombre», quién se ha atrevido a colaborar con un pormenorizado análisis de algunas viñetas aparecidas en el reciente tomo de Emma Frost. Os dejo con él.

Seguramente os habéis preguntado muchas veces como hacen el amor un mutante telepata. El acercamiento es complicado porque claro, se le ven las ideas desde lejos: «Tu lo que quieres es llevarme a la cama, te lo veo en la mente» y así no hay manera.

En el reciente tomo publicado por Panini de Emma Frost, Karl Bollers y Randy Green dos autores que deberían ser seguidos de cerca por esta desorganización, nos muestran como es una de esas primeras relaciones sexuales de una adolescente con poderes mutantes en potencia. Es algo rápido, torpe, burdo, pero ya sabéis, es lo que suele ocurrir cuando todavía no se ha experimentado lo suficiente.
Vamos a la página 56 de ese tomo… bueno, tenéis que contarlas que Panini ha decidido no gastarse tinta en numerar las páginas pero si en hacer un indice donde nos indica a que capitulo se corresponde cada página.

Página 56 primera viñeta:
Aquí vemos el encuentro furtivo que se produce entre profesor y alumno. El la ha estado ayudando en horas extraescolares a subir sus notas (signifique eso lo que signifique) y ella esta dispuesta a todo… siempre que sea en un lugar publico a la vista de todos y por las manos encima de la mesa, claro esta.

Página 56 segunda viñeta.

Aquí es cuando la violencia de un encuentro sexual se reproduce en toda su crudeza. El profesor, prácticamente jadeante exclama: «Nos vendrías muy bien» y vemos lo que realmente se esta produciendo en la mente de nuestros protagonistas mediante un evocador recuadro: una boca ansiosa por devorar una jugosa fresa. Repetid conmigo: SU-BLI-MI-NAL.

Página 56 tercera viñeta.

En medio del acto, mientras la chica comenta que le gustaría mucho y todas esas cosas que se dicen por agradar vemos como se produce el típico pensamiento femenino en medio del acto: ¿ estarán muy caras las alcachofas ? Estos pensamientos se producen debido a la torpeza típica de una pareja que aun no ha dominado todos los aspectos del juego sexual a través de la mente. Quizá en un futuro ella piense en algo más que en la compra del supermercado, posiblemente cuando el no sea tan torpe.

Página 56 cuarta viñeta.

Llegamos al clímax final, la alegría se desborda por los cuatro costados y el champan se descorcha dejando escapar su blanquecino liquido… SU-BLI-MI-NAL. El acto se ha acabado, no ha pasado nada y ella sigue conservado su virginidad, ventajas de la telepatía.

Y esta ha sido una lección muy rápida de como hacer guarradas a escondidas o de como dibujar viñetas subliminales sin que ninguna asociación de granjeros de Kansas se levante en armas para quemar el edificio de la Marvel. Por mi parte solo exclamar: TORPES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.