¡Dibus!

Crecer es difícil, y compaginarlo con aficiones consideradas poco propias de la edad biológica lo es más aún. Entre semana todavía es posible disimular, después de la jornada rutinaria se llega a casa y se disfruta en la intimidad del hogar de tebeos, películas, dibujos animados y muñequitos de merchandising. Sin embargo, el fin de semana y la actividad social que trae consigo se convierte a veces en un pequeño infierno de 48 horas. Todos te buscan todos te llaman, debes salir, debes ir aquí y allá, no parar, arriba y abajo. Y cuando apetece un tebeo o se acerca la hora de emisión del programa favorito es difícil encontrar una buena excusa. Es socialmente aceptable que alguien diga «me voy ya, que mañana quiero madrugar para ver las motos«, pero en ninguna cabeza cabe soltar «me voy ya, que a las siete y media de la mañana en La Hora Warner echan los dibujos animados de la Liga de la Justicia«. Aunque sea cierto. Porque los están echando, pero posiblemente no hay nadie vivo a esas horas para comprobarlo.

Bien pensado, tener la responsabilidad de emitir cosas como la LJ es un papelón. Por ser dibujos se incrusta en las maratones animadas de las mañanas de sábados y domingos, pero a los niños, verdadero target de estos programas, no les debe gustar mucho, colorines poco epilépticos y tramas complejas y poco repetitivas. Prefieren recitar el mantra omnipresente en la publicidad de «Giochi Preziossssssssiiiiiii» Así que se colocan al principio de la programación, donde no molestan. Total, la gente a la que le interesan esos dibujos hace ya tiempo que recurre a otros medios para verlos, y seguiría usándolos incluso si los emitieran por la tele a una hora decente. Seguramente argumentarían que el doblaje español es una mierda. Aunque no lo hubieran oído nunca. La comodonidad de ver unos dibujos por la tele no puede competir con la emoción de bajar a 2 Kb/s la segunda mitad del tercer episodio de la segunda temporada a 400×300 pixels con subtítulos en italiano. Si no es un fake.

Ya en horario Megatrix, o sea un punto indeterminado entre las 9 y las 12, Antena 3 emite los episodios de Spiderman que se elaboraron para la MTV y que contaron para la elaboración de sus tramas con Brian Michael Bendis. Al mezclar los conceptos «Bendis» y «dibujos animados» lo primero que viene a la mente es una sucesión de planos repetidos hasta la saciedad de bustos parlantes. Y Bendis no defrauda en este aspecto, pues esta es una de las genialidades que podemos encontrar en esta serie, animados con un estilo que nada tiene que envidiar a Chuck Beckum, aquel dibujante de Miracleman. Pero diseccionemos.

Lo poco que conozco de la MTV es lo que sale en los programas de zapping, o sea el jackass este que se grapa los pezones a una mesa y los nerds de instituto que devoran carretadas de vello axilar por 20 euros. También las chorradas de la lucha libre de plastilina y a Deborah Hombres. Con este background uno esperaría ver a gente como Ja o Pedro Vera en el staff de la serie del arañoso, de forma que a un primer vistazo los capítulos sorprenden por la estética aparentemente cuidada. Impresión que se difumina al segundo vistazo y desaparece al tercero si todavía aguantamos. Porque, seamos sinceros, lo importante de estas series son las peleas, debe haberlas en cantidad, con la mayor emoción y ruido posible. Y en este caso, la herencia de Matrix, los tipos saltando hacia un lado, la cámara hacia otro, el chundachunda y la cámara girando sin parar, convierten a estas escenas en poco recomendables para una mañana de resaca. Aunque para calmarnos nos muestran que nada de esto es real dejando bien patentes los poliedros de las imágenes generadas por ordenata y esa desconexión entre primer plano y los fondos, gran hallazgo del empresario D’Ocon para producir dibus en masa y que se ve que debe exportarse bien.

Pero lo más enervante de la serie es su bonito trío protagonista: el Peter Parker molón, la Mary Jane bratz y el fashion Harry Osborn. Con extensiones ¡ese no es el pelo de un verdadero Osborn! ¿o es que los poliedros no permitían el inconfundible y barroco rizado característico? Aquí los tenemos posando en uno de los primeros episodios.

Y ahí va una selección de imágenes de episodios siguientes (13 en total que tuvo la primera temporada, de una segunda todavía no se sabe nada y lo que te rondaré, morena).

¿Lo notáis?

Exacto. Siempre van vestidos igual. En toda la primera temporada ninguno de los tres se cambia de ropa. Sería comprensible en el caso del uniforme de Spiderman, como tantas veces hemos visto en los tebeos, pero en el caso de las ropas de calle, y más en una casa tan cool como la MTV, esto no tiene excusa. Marranos. Ahora cada vez que EmeJota le llame «tigre» me preguntaré si se lo dice por como huele. Aunque ella entre lo sudada que debe llevar la ropa y lo ajustada que va también debe ir bastante escocida. Esto explicaría por qué en la animación se mueve de una forma tan rara.

Por cierto, que esta serie comparte universo con la película de Daredevil. La prueba:

Bien pensado, quizá lo mejor a ciertas horas es seguir durmiendo…

26 comentarios en «¡Dibus!»

  1. Ey, levantarse a las 7 y cuarto para ver a la Liga de la Justicia pegarse una paliza en la tele contra la Sociedad de la Injusticia acompañado de un zumo y un bol de choco crispis merece la pena con creces.
    Friskismo exacerbado non-stop, chavales.

  2. ¿De verdad emiten la Liga de la Justicia? Yo pensaba que era una leyenda urbana, cómo que los sábados también hay unas «8 de la mañana».

    Sobre lo de la serie de Spider-man… En los USA la dobla el tío aquél de «Un Médico Precoz», ¿no? El caso es que tienen todos unos cuellos, una capacidad de movimiento, un estilo…

    ¿Y para cuándo la serie de animación de Youngblood?

  3. Una cosa: no estoy de acuerdo en eso de las preferencias de los niños que se dice al principio. Yo soy firme defensor de que el gusto de los infantes es superior al que tendrán de mayores y, por tanto, saben perfectamente qué serie es más buena y es la que escogen. He dicho.

  4. Abs: En mi opinión, los niños ven lo que les echan, como los mayores. No hacen ellos la programación, sino que se la encuentran hecha por gente que suponen qué cosas les gustarán. O peor, aquellas que venían avaladas por asociaciones de padres voluntariososos. Luego, frente a la tele, con el mando deciden. Y en la franja de Sábado-Domingo-a-hora-decente en todas las cadenas va todo por un patrón similar (error: Kim Possible, aunque me parece que también va prontito ¿las 9:30?). No les niego el gusto a ellos, sino a los que deciden donde colocar cada espacio.

    Aunque si en su día me hubieran clavado Bola de Drac a las 7:30, fijo que me levantaba. Anda que no.

  5. A mí, lo que me parece friki de todo este asunto es no programar el vídeo si se quiere ver algo que echen en la tele a esas horas. Aunque supongo que, si no, no se podría haber hecho la gracia con lo de «actividad social de fin de semana» o «todos te buscan, todos te llaman…» ¿Pero a qué clase de friki corresponde este retrato? O_o

    Y la serie de LJ mola, que además aprovecha para retomar algunos cabos que quedaron sueltos en la serie de Superman, y hasta los niños saben que la continuidad es importante. 😉

  6. la peli de Gen 13 tiene unos diseños de personajes bonitos, un guión algo aburrido y tres personajes. a burnout y a rainmaker que les de mucho por el ano debió decir el kevin altieri.

  7. >

    ¡Elijo el comodín del público!

    Ya solo por lo que hicieron con Electro deberían cerrar esa serie, era lo que le faltaba tras el traje de Byrne.
    Y de la emisora de TV donde trabaja Peter mejor no hablemos.

  8. y no decis nada de la serie de «carne» y hueso de witchblade que emiten los domingos en la 1, quizas os haya despistado el título… aunque es épico totalmente LA ESPADA DE LA HECHICERA

  9. A mí, estéticamente, el Spidey MTV me mola. Los poliedros, la animación y tal.

    Y de la JLA, el episodio que adapta «Para el hombre que lo tenía todo», es casi, casi, obra maestra.

  10. En cuanto a lo que no se cambian: Esto no es nada. Una docena de episodios sin cambiarse no es nada comparados con los sesenta y pico de la serie animada de los noventa en los que Peter jamás dejó de llevar su camiseta de manga corta a rayas -fuera verano o invierno- y MJ su jersey con botones.

  11. Yo de Witchblade vi el piloto cuando tenía Quiero TV, pero entonces lo llamaron El Filo de La Bruja, o algo así. Lo tengo grabado en la misma cinta que Clerks, creo. Hicieron tb un piloto de una serie de Vampirella, con Talisa Soto de prota, ¿verdad?

  12. ¡Si que cambiaban de trajes en la de los naintis! Peter durante la primera temporada llevaba un jersei verde con rayas. En la segunda se pasó a una morada más «cool». Incluso en el origen después de la segunda temporada le cambiaron la ropa (Eso si que es romper la continuidad, al cabo de 13 capítulos).

    ¡Por Rob! La serie de la MTV no la sigo porque vi dos capítulos y ni fumao los pillo. Con la de historias que tiene el cómic y hacen unas cuantas con villanos fashion y duelos tipo Matrix Revo. Es más, ¿Porqué musica «tecno»? Con lo bonita que es la de Elfman, ya podrían haberla puesto (Como en Batman). ¿O no se os erizó el vello en los créditos iniciales del primer film del arañazos? (tiaaaau riau riau riaaaau riaaau… ¿Lo véis? De punta).

    Lo que le han echo a Harry en el pelo es blasfemia. Ha deshonrado su origen kriptoniano.

    MJ no va escozia, es que se está jiñando y los animadores no la dejan ir al lavabo.

  13. Y digo yo, ¿Para cuando una adaptación fiel al cómic? Imaginaos una serie de Spidey que narre fielmente las aventuras del araññooso del cómic. Ala, 1300 capítulos así a lo basto. Aunque claro,a la velocidad de los animadores, Rob tendrá canas cuando la finalicen y Spider-Man estaria ya jubilado en los tebeos. He dicho.

  14. A mí esa Mary Jane de la MTV me da miedo… mucho miedo… Bueno, la verdad es que todos dan mucho miedo (y Harry más).
    No vi mayor blasfemia desde Ben «DareDevil» Affleck… aunque no mayor que la mítica serie de Batman en la Era Hippie. xD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.