Donde hoy hay un libro mañana habrá un tebeo

Me encontraba callejeando a la caza de la última entrega del Spiderman de tapa azul (para las cuatro últimas entregas han salidos dos en miércoles, una semana de sequía, luego un viernes y ahora en martes, seguro que están estudiando cómo colar dos entregas en algunas semanas sin que se note demasiado para endosarnos más tebeos antes del Fin) cuando veo en una parada de autobús un anuncio sobre algo de tebeos. Como tenía mucho diseño y eso había pensado que a lo mejor era que se montaban algunas jornadas en la Feria de Muestras de Valencia (risas). Y me encuentro con que es un anuncio del Ministerio de Cultura para promocionar las bibliotecas públicas.

Así que en las bibliotecas, así en general, en todas, ahora hay cómics. No tebeos, no, que los tebeos son para niños. Cómics. Tebeos sí, los de Blueberry, Astérix y Tintin, pero este anuncio trata sobre cómics, algo molón que enganche a la juventud y entre de una puñetera vez en esos antros. Al menos es lo que se transmite en la imagen del anuncio. Supongo que con alguien con el pelo ensortijado, camisa horrible, pantalones cortos y chanclas se estarán refiriendo a la juventud (o a Scott Lobdell). Y problemas deben tener para que ese segmento de la población lea, como se deduce del slogan-súplica.

Ven » Mira » Escucha » Navega » Lee

«Entra, por favor. Tenemos tebeos y pelis. Y música. E Internet. Ah, y también hay libros al fondo«

Pues habrá que ir a las bibliotecas para ver si realmente les llegan cosas, que con esto del nuevo talante todo es creíble, otra cosa es que luego sea cierto. Impresionado quedaría de enterarme que ahora les llegan las novedades, puntuales, y que bastaría con un simple carnet para tener acceso a ellas. Idílica situación que sería el sueño de muchos lectores, pero que igual a las editoriales mosquearía algo. Y es que si con un ejemplar de una obra pudiera nutrirse a todo un barrio, las ventas podrían resentirse peligrosamente. Igual terminaban imponiendo un canon a las bibliotecas, que terminaría siendo un canon a los lectores. Con lo que las bibliotecas públicas se convertirían en un «biblio-club» de alquiler. Y esto no es tan absurdo, forma parte de un debate que en un país con un mercado tan supuestamente saneado como Francia suele plantearse.

Pero igual esto es hipotetizar demasiado, cuando lo más seguro es que, salvo las honrosas excepciones que ya lo eran antes de ver el anuncio, lo único que habrá sucedido es que habrán adquirido las ediciones nuevas de Blueberry, Astérix y Tintin para sustituir a las viejas. Ojalá nos equivoquemos.

Con todo, hay un puntillo friki que saciar ¿Cuál es el tebeo que lee el chaval del anuncio? Ni idea, dejo la imagen y a ver si alguien lo sabe. Y dependiendo de cual sea a ver si demadejamos tramas de enchufismos, publicidad institucional parcial, etc… Que nunca estamos contentos con nada y pensamos lo peor.

Ah, y gracias al Ministerio se me solventa una duda: «Cómics» lleva acento. Fastídiate, maldito corrector ortográfico.

22 comentarios en «Donde hoy hay un libro mañana habrá un tebeo»

  1. Me dijeron que la tilde es por ser palabra llana y acabada en «cs» (con las pocas palabras que acaban así, también tienen moral de inventarse una regla solo para eso :P)

  2. No, hombre, que el singular va acentuado es de cajón, llana terminada en consonante que no es «n» o «s», otra cosa es que algunos piensen que al ser palabra extranjera va con duty free ortográfico. El plural era la duda, llana terminada en consonante + «s»

  3. >>…lo único que habrá sucedido es que habrán adquirido las ediciones nuevas de Blueberry, Astérix y Tintin para sustituir a las viejas. Ojalá nos equivoquemos.>>
    No hay equívoco.
    Ni puede haberlo.
    Se lo dice alguien que conoce bien a la jefa del Ministerio.

  4. La ultima vez que fui me encontre con tomos recopilatorios del Predicador, el comic ese de Moore (creo) de un niño , el tomo de Watchmen, algo de Sin City y mas cosas que no recuerdo porque fue hace tiempo.
    No me parece poco, sobre todo porque es una biblioteca de barrio. En cuanto a la competencia, lo mismo pordria pasar con los libros, no?

  5. La publicidad ha hecho efecto en mi y me he pasado para ver que tenian. El comic del niño era de Miller y es Bad Boy. Tenian tambien un tomo de Concrete, algo de Paracuellos…

  6. En mi biblioteca tenemos cosas de Moore (Watchmen, la cosa del pantano..) Spiderman:blue recién compradito, Adolf, Fax from Sarajevo.. y grandes obras como ¡la balada de Bill Rayos Beta y un Spiderman de Todd! y bastantes cosas mas. La comunidad de Madrid nos tiene surtiditos.

  7. Llevan tilde las palabras llanas que acaban en dos consonantes, aunque la última sea s: cómics, bíceps, tríceps, fórceps, etc.
    Saludos desde Málaga.

  8. Pos en la provincia de bcn estamos muy bien surtidos. No os engaño diciendo que el cómic se está poniendo de moda en el ámbito bibliotecario. Nosotros, la Tecla Sala, tenemos 3000 euros anuales para compra de cómic y me consta que la Ignasi Iglesias de Bcn tiene un presupuesto similar. Y además organizan exposiciones relacionadas y han creado un grupo de lectura de cómic. Palabrita de niño Jesús.
    Nosotros, a día de hoy tenemos más de 2000 ejemplares.
    Y no es BROMA!! Os dejo la URL del catálogo colectivo, podéis consultar por autor y os sorprenderéis… Eso sí, nosotros no tenemos nada que ver con el Ministerio… ;D

  9. Pues no te digo nada del estado de algunos dvds que he cogido en la biblioteca, que no los lee el lector. Con unos rayajos que parece que han hecho con una navaja o algo… No entiendo como se pueden hacer esos rayajos la verdad… ¿tan díficil es sacar el dvd de la caja colocarlo en el lector y luego volver a meterlo en la caja?

  10. Yo lo que veo más real del cartel es que el cómic que sale, como ocurre en muchas bibliotecas, por ejemplo la de Cáceres, es que está destrozado y sobre todo, sin cubiertas. Aunque lo mismo ocurre con los CDs de la fonoteca. Lo de los compacts se entiende porque la gente pilla las caratúlas para sus discos grabados, pero los tebeos???

  11. Pues no te digo nada del estado de algunos dvds que he cogido en la biblioteca, que no los lee el lector. Con unos rayajos que parece que han hecho con una navaja o algo… No entiendo como se pueden hacer esos rayajos la verdad… ¿tan díficil es sacar el dvd de la caja colocarlo en el lector y luego volver a meterlo en la caja?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.