YMCI


Hay películas que marcan la infancia. Un ejemplo de película que formó gusto ADLianos y sirvió para que algunos se dieran cuenta de la GENIALIDAD! en el cine es The Stuff. O In-Natural. O La Sustancia Maldita… Película que he podido recuperar grabada de Calle 13, vía NocillaTV. Y aunque haya gente más cualificada para hablar de ella nosotros no vamos a dejar pasar esta joyita.

Detrás de este filme nos encontramos a Larry Cohen. Para los que no le conozcan es el GENIO! responsable de ¡Estoy vivo! y su feto maligno o La ambulancia en la que convertía a Eric Roberts en un dibujante de la Marvel.

En esta ocasión nos encontramos con una película sobre una masa informe que podría seguir la línea de The Blob o Green Slime. Salvo porque The Stuff es YMCI.

Yogurt Mutante Controla-cerebros Intra-terrestre.

[The Stuff tal y como apareció]

Todo comienza cuando en un pequeño pueblecito un minero encuentra en la nieve algo blanco, orgánico y caliente. Decide probarlo; por si sabe a requesón, supongo. Pero sabe a Yogurt. Con un sabor nuevo y delicioso. Incluso convence a un amigo para que lo pruebe. Y también a él le gusta. Tanto que deciden explotar tan maravilloso producto caido del ciel… salido de la tierra, envasándolo y vendiéndolo como yogurt o yogurt helado o las dos. Así nace el producto: The Stuff.

[Y del suelo a la boca: Irresistible]

Pero The Stuff guarda un secreto terrible (más aúnque ser un fluido del suelo envasado) y es que… ¡Está vivo! Eso es lo que descubre el pequeño Jason cuando decide hacer Zapping en la nevera a ver si ponen algo apetecible.

Desde ese momento emprenderá su propia cruzada contra el yogurt pese a que los adultos le crean loco. Ni siquiera cuando su muy-normal-y-americana-familia decida presionarle para que él también se aficione al Stuff.

[“¡¡¡Ãšnete a nosotroooooos….!!!”]

Y ya que de adultos hablamos, el otro protagonista de la película es David “Más” Rutherford. El tipo que siempre pide Más, ex-FBI y Bond de alquiler encarnado por el actor clásico Michael Moriarty (un clásico de estos filmes, quiero decir). Un espía industrial con más caradura que recursos al que la competencia de The Stuff contrata para que descubra el secreto de su éxito.

Durante su investigación se encontrará con gente tan dispar como el antiguo empresario Chocolate Chip” Charlie, pese a ser negro y bajito estamos ante el jefe de una fábrica de galletas y experto en artes marciales; o a Nicole, la directora de las campañas de The Stuff que ha logrado vender la márca con unos anuncios jodidamente geniales: Mujeres en bañador con grandes abrigos de pieles comiendo con delectación envases de Stuff con fondo de lentejuelas y neones. Ni en los más turbios sueños de PMI o Pascual encontraríamos tanta GENIALIDAD!.

[AnunciADLO!]

Tras una complicada investigación consistente en “ir a la fábrica y preguntar qué pasa” descubren que el yogurt se apodera de las mentes de aquellos que lo consumen hasta poder dirigir sus actos, un auténtico Plan Maestro para Dominar el Mundo. BWA-HA-HA!!!

Cuando “Más” descubre al terrible verdad tiene que huir de los intentos de asesinatos de “zombies yogurófilos” y de las asechanzas del yogur en persona que no duda en salir de sus huéspedes (dejándoles vacíos como cáscaras) para atacarles.

[Cuando el yogurt ataca en la cama]

Como buen homenaje a las pelis de Amenaza Monstruosa deciden contactar con el ejército. A mando del militarista (y varias virtudes más) Coronel Malcolm Grommett Spears, un auténtico patriota que no duda en ayudar a Rutherford… en cuanto le dicen que los comunistas están detrás del YMCI. No hay como saber qué teclas pulsar. Por cierto, el intérprete es Paul Sorvino, otro clásico.

Así que tras una gloriosa incursión en el centro neurálgico del yogur la derrota por combustión del Malvado Lácteo (¿Cómo que no arde? ¡Claro que sí!) pueden enviar una comunicación por radio a toda la humanidad: “¡¡¡VIGILAD LOS SUELOS!!!

[Foto de familia de la resistencia anti-Sutff. “Más”
                                        Rutherford, Nicole, Jason, el Coronel Grommett y
                                                    “Chocolate Chip” Charlie]



El colofón lo pone un epílogo aclaratorio que muestra la claridad en el tema de la película: La Adición. Adición a lo que sea (incluso a un postre saludable) que es usada para manipular a la gente.

En resumen, una película con mucha miga gracias a su lectura entre líneas sobre temas como la manipulación del consumidor, la adición, el papel de la publicidad o los mutantes que quieren gobernar el mundo; a la vez que una fresca revisitación de algunso tópicos del cine de Ci-Fi de la segunda post-guerra mundial.

¿Podríamos pedir algo más apropiado para ADLO!?

AVIV FFUTS!!!

12 comentarios en “YMCI”

  1. Algún día os contaré la historia de alguien que vio el apellido “Cohen” y pensnado que sería uno de los primeros trabajos de los famosos hermanos decidió alquilarla en el videoclub.
    No se le manteó de milagro.

  2. ¡Pero bueno!
    ¿Tanto habéis tardado en comprender, hombres de Dios, que las películas de serie B tienen un contenido ADLiano que excede en un 125% al de la normativa de la UE?
    ¡Eso es precisamente lo que las hace tan geniales!

  3. No os metais con esa peli de los Power Rangers. Era mil veces mejor que la serie (los zords no eran gente disfrazada, estaban hechos por ordenador), y diezmil veces mejor que la segunda película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.