X-Force 1 – Página 20

Análisis a cargo de El Torres: «Esta página ha de ser contemplada como una obra de arte íntegra. En sí misma, como un Todo. No sólo hay que fijarse en el uso de los colores vivos e informáticos (guiados sin duda por el criterio de Rob!), que nos retrotraen a tiempos felices del fauvismo. La anatomía, sobre la que ya se ha comentado mucho en otros estudios, es reinterpretada por el Artista como un conjunto de normas a batir.» (sigue aquí)

6 comentarios en «X-Force 1 – Página 20»

  1. Impresionante. Como Daredevil tiene tiempo desde la anterior viñeta de apartar la espada del cuello de Pei Mei y clavarsela en la espalda y ni Pei Mei escapa ni Estrellapalarrastre hace nada para evitarlo, aparte de dibujar con su cuerpo el símbolo kanji de la integridad espiritual (también se parece al símbolo del alce, pero eso no tendría ningun sentido, claro)
    La impotencia de Estrella Atacá ante la escena es magistralmente ejemplificada por ROB! a su modo neoexpresionista haciendo que desaparecieran ocho dedos de sus manos, obligándole a agarrar la empuñadura de la espada únicamente con los pulgares.

  2. Por supuesto, un guionista inferior, como ese escritor mediocre de medio pelo al que ROB! decidió darle una oportunidad para dialogar su SUPREME! hubiera recurrido al truco fácil de rodear el cuerpo sin vida de Pei Mei de sangre. ROB! se decide en ese caso por el realismo más extremo, hundiendo a Pei Mei en un charco de un líquido ámbar, su propia orina. El patetismo de un anciano tan aterrorizado por Daredevil que se defeca encima en el momento de su muerte golpea al espectador de una forma mil veces más brutal que nada que pueda leer en otros comics inferiores.

  3. Lo que hay que entender de la página, claro es el subtexto: los clones de Daredevil representan a la vieja Marvel, esa en la que inútiles infantiloides como Frank Miller (de ahí el escoger a Daredevil como enemigo) hacían sus obras absurdas y carentes de profundidad.
    Las páginas anteriores nos muestran como, en los noventa, ROB!, junto a otros genios que siguieron su estela, como JIM! o SCOTT! patean el culo de la involución causada por los guionistas cutres de antes y crean una segunda edad de Oro.

  4. Y aquí se ve la contrareacción de gente sin talento, como Millar o Ellis, que intentan destruir todo el trabajo de ROB! y discípulos, representado por Pei Mei (No en vano ROB! influyó enormemente en el manga moderno e incluso JIM! es oriental)
    Pero ROB! nos indica con Estrella Maltrecha que está preparado para recuperar su trono y devolver a Marvel a la dirección correcta. No tengo duda de que lo logrará.

  5. Todo el que habita al este de ROB! es oriental desde un punto de vista Liefeldcéntrico. Pero los españoles no somos orientales, puesto que ROB! es estadounidense, y todos los estadounidenses, sea demócratas o republicanos, saben que España está en Sudamérica, que les cae en la vertical. Somos por tanto occidentales del sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.