El Super-Yo

La afición a disfrazarse de superhéroe es difícilmente explicable dentro de las páginas de los tebeos así que imaginad en la vida real.

Sin embargo en estos tiempos de Cosplayers y otras hierbas nos encontramos con una generación que ha pasado de darle la vuelta al «Baby» para jugar a Superman y ha decidido imitar a sus héroes en la vida real… con alguna excusa, claro.

Así que en Carnavales, halloween, Salones y otras «festividades» los frikis salen a la calle.

Os sugeriríamos que les preguntaráis a ellos directamente pero, ¿no será que la «identidad secreta» es el truco para no tener que justificar esos disfraces?

10 comentarios en «El Super-Yo»

  1. Quiero hacer notar que el post es, OTRA VEZ, del ubicuo Sark…
    Quien no vea aquí el principio de un astuto moving es que es un humanisma.
    Uhmm… ¿Lo he escrito bien?

  2. De hecho mi siguiente post iba en la línea de «Caramba, estoy copando los post», pero se ve que TAMBIÉN quieres ser Porculo en lugar del Porculo…
    Tío, eres como Augusto, lo acaparas todo.
    Puta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.