Todos traen algún paquete, pero nadie a Rob promete

Con el calor comienza la temporada de salones y convenciones: Avilés, Gijón, Madrid, Getxo… Algunas editoriales sacan novedades especiales para la ocasión, pero dado que éstas se pueden conseguir en las librerías pocos días después (y no cobran por entrar), uno de los atractivos principales son los artistas invitados a los que someten a mesas redondas equipadas con traductores con conocimientos sobre cómics o idioma extranjero, pero nunca de ambas cosas al tiempo. O si en las jornadas hay buen rollo, los sueltan para que hagan dibujitos a la gente.

Me he preguntado muchas veces la forma de seleccionar a los artistas extranjeros que invitan (los nacionales están claros, Cels Piñol y los que caigan cerca). Lo primero que se piensa es que deben buscar a los más populares, pero la lógica dicta que esta gente debe estar pegada a la mesa de trabajo amasando pasta. Tentarles a cruzar el atlántico y pasar tres días acosados por una turba de fans que habla en extranjero a cambio de un camastro de hotel no debe parecerles muy apetecible. A menos que seas Sergio Aragonés y seas capaz de dibujar tus páginas de Groo sobre la cómoda del cuarto o en la terminal de cualquier aeropuerto (aparte de entender mejor el español que el inglés). Deben buscarse por tanto autores con cierto nombre en un pasado y que ahora dispongan de, por decirlo de forma fina, un hueco bastante amplio en su agenda que les permita el viaje pagado a un país soleado (otro eufemismo es decir «que se dedican a proyectos especiales»). Sugiero que miren las listas de invitados de los distintos salones bajo esta óptica y se les resolverán bastantes dudas.

Lo que nunca comprenderé es por qué no intentan traer a Rob Liefeld.

Es posiblemente uno de los autores que más pasiones levanta. Es el único que en nuestro país cuenta con una legión organizada de fans. Es aquel autor cuyas declaraciones en cualquier medio son las más comentadas. Es, en definitiva, el más esperado. Los únicos que alguna vez hablaron de traerle fueron los del Unicómic de Alicante, pero no volvió a saberse nada.

Es impensable que Rob no interese. Es más lógico pensar que todos lo han intentado alguna vez, pero este trabajador millonario californiano está demasiado pegado a su trabajo y su familia como para desplazarse aunque sea para contentar a sus numerosos fans. Sí, esto cuadra más. Porque de no ser así, aconsejo a los organizadores de jornadas que intenten traerle. Podría ser el acontecimiento de la temporada. Si a los adláteres nos avisan con tiempo nos cuadramos vacaciones, transportes y alojamiento para coincidir con Rob en el tiempo y el espacio. Todos allí, gentes de distinto pelaje y condición unidos por un amor incondicional a este Apóstol de la Nueva Era. Saldrían fans de Rob de debajo de las piedras, que es donde suelen esconderse. Vaya, si sólo con ponerse a vender gorras de Nike para recibir al Astro como se merece ya se amortizaría la invitación al evento. PensAdlo!

Mirad que carita tiene ¿no es adoraaaaaaaaaaaable?

Lo cierto es que Rob fue diseñado como un artista para minorías, y por eso siempre ha intentado autopublicarse, cambiando de editorial al poco que el sitio donde trabajaba se hacía conocido. Aún así mucha gente sigue con devoción sus trabajos. Y aunque ha estado más de un año sin publicar en ningún título, el público le adora y añora en la misma medida.

La gente hace lo que le da la gana.

This is the dawning of the age of the mighty Rob, age of the mighty Rob…

9 comentarios sobre “Todos traen algún paquete, pero nadie a Rob promete”

  1. Igual para atraer a Rob! tendriamos que cambiar los nombres de nuestros Salones llamarlos «Con», como la Comicón de San Diego de estos días. BarnaCón, por ejemplo, suena bien, pero MadridCón suena a insulto que te cagas…

  2. Yo tengo dos teorías.

    Una es que desbordaría todas las medidas de seguridad.

    La otra, es la envidia de los Europians Bienpensantes que son los que organizan estos salones.

  3. diso mio! es él, de verdad? fotografía? por un fugaz momento pense q se trataba de un dibujo del ARTISTA SUPREMO!!, claro q echo en falta cosas como 30 dientes por mandibula, y un brillo en el ojo izquierdo…
    podria ROB! retratarse a si mismo??

  4. se da un aire a su version del Capi America, solo que con menos pecho… Diso mio! ahora lo capto! El heroes reborn de ROB! era un canto a su propio patriotismo!
    Las misticas alegorías se van desentrañando…

    Y si, su foto me incita a una nerviosa masturbacion compulsiva. Espero q no sea grave eyacular sangre…

  5. Rob! se ha retratado a si mismo. En un complemento a una historieta (¿Youngblood?¿dudo? debo repasar las Sagradas Escrituras) dibujó la petición de mano a su mujer. O sea, que se declaró mediante esa historieta. Intentaremos subirla en breve (pasado Agosto, para ser sinceros). Como todo lo que hace, GENIAL!

  6. Youngblood, seguro, sólo compre el 0 y el 1 así que debe ser uno de esos, reproducidlo aquí hombre, semejande originalidad no debe pasar desapercibida (mira que esperar 3 meses a que saliese el comic…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.