Si no se llamaran tebeos, se llamarían…

Pulgarcitos.

Sigamos divulgando, que el día menos pensado lo recompensan. Y es que el próximo mes se cumplen 100 años de la publicación del primer número de Pulgarcito. El colectivo asocia el título a Bruguera, aunque en aquellos tiempos iniciales la editorial se llamaba El Gato Negro. Como lo de que Marvel se llamaba antes Timely y eso. Y cuando más ha arraigado en la población ha sido en la época que inició en 1946, ya bajo el paraguas Bruguera, sus Cuatro Fantásticos que iniciaron toda una suerte de publicaciones y personajes que marcaron las mentes de varias generaciones de lectores.

De sus páginas han salido personajes como Zipi y Zape, Carpanta, Don Pío, Gordito Relleno, Anacleto, o su gran blockbuster, Mortadelo y Filemon. Fue también cuna de expresiones que todavía usamos de vez en cuando (percebe, merluzo) demostrando que tenemos una cierta edad. Aunque con este material pasa un poco como con las cucarachas, que sobreviven a todo. Bruguera cesó su actividad a finales de los año ochenta, pero aún así, podemos aseverar que si registrásemos por los rincones de los hogares españoles actuales, en la mayoría de ellos encontraríamos algún tebeo de Bruguera y un álbum de Asterix.

Siguiendo el simil marveliano, y aquí viene lo que, como todo, enlaza esta entrada con ROB!, un puñado de los mejores autores de Bruguera consideró que la autoedición era un camino mejor para conseguir sus objetivos artísticos y vitales, que en aquella época eran cosas como comer caliente con frecuencia.

La aventura de Tio Vivo bajo el paraguas de Dibujantes Españoles Reunidos, duró tres años hasta que los autores regresaron a Bruguera, pero a buen seguro fue un ejemplo de lo que podía hacer la cooperación entre autores hot, e influiría en el germen de Image, con nuestro ROB! al frente, años despues.

Tras el retcon, el del centro abajo es Robert Kirkman

Así pues, celebrar a Pulgarcito, es como celebrar a Image (30 años en 2022), y por tanto a ROB! Por cierto, que si este verano optais por el turismo nacional, sabed que en Sant Cugat del Vallés hay una exposición dedicada a tal centenario. Sin Pulgarcitos, son cultura.

AVIV ÖTICRAGLUP!

El silencio de los borregos

Hace unas semanas, cuando aún estaba a tope el hecho de que le dieran un gran Premio a alguien que no era autor, no trabajaba a favor de los autores, no era un ejemplo de editor, no era un divulgador destacado y tampoco era buena persona; escribí que hoy sacaría las listas de los que se habían puesto de perfil para no hablar.

Centrándome, claro, en las organizaciones. Que mal que bien fueron sacando comunicados, a veces más por la inercia y los golpes y a veces precisamente no sacándolos. Y no siempre por el lado bueno, por cierto. Pero al menos se mojaron aunque fuera para demostrar el tipo de Asociación que eran y lo que podían esperar de ellos sus asociados. <Aunque aún quedó alguno sin sacar comunicado pero demostrando de qué lado estaban dedicándose a retuitear y mover sus saraos y bolos en el Saló antes que salir a protestar, como en el caso de Autoras de Cómic.

Que yo entiendo que habrá gente para la que los bolos serán lentejas y no solo alimento para el ego, pero está claro que a estas alturas ya podemos hablar de quién dijo qué y quién pasó de quejarse.

Por supuesto el decir que hoy tocaba esta charla vino con gente acusando de crispar el ambiente, de obligar a tomar postura y, en general, más molesta porque se obligara a hablar que por el hecho en sí que había causado todo. El clásico ni de izquierdas ni de derechas o me parece bien que hagáis X siempre y cuando yo no tenga que verlo. Sólo faltaría que protestar les causara alguna molestia. Porque criticar está bien pero dentro de un orden. Por ejemplo, si significa quedar mal con alguien.

Es curioso como pasa una y otra vez, y si hace unas semanas era con el Gran Premio que ha servido para que el Saló demuestre que no piensa hacer nada, para que la pelota quede en el tejado de los autores que tendremos que ver si siguen lo que firmaron y dejan de colaborar -que, por cierto, ya hemos visto cómo alguno firmó y anunció que se retiraba de las charlas y demás mientras que algún otro firmó y luego hacía RT de sus actividades con ellos. Supongo que el comunicado era Demasiado testo– y qué es lo que pasa el año próximo. Algo extensible al jurado, por cierto.

Aunque lo bueno, como decíamos la semana pasada, era que al menos ha servido para que se reivindique la figura de Luis Gasca. Así que ya sabéis, cada vez que escuchéis hablar de Gasca podéis apuntarlo a toda esta bronca. Eso sí, no tiene pinta de que en el Saló se vayan a dar por enterados y cambien el receptor del premio.

¿Qué ha pasado entre medias? Pues que han salido más broncas, por supuesto.

Que si los héroes no tienen pelos en la lengua, que si Spencer deja Spidey, que si la literatura infantil…

Y en esa es en la que estamos ahora.

En parte porque desde el cómic ya nos sabemos cómo va la vaina. En parte porque entre los taquiones, Freddy y que todo esto ya ha pasado vamos más que servidos.

Expliquemos el follón.

Resulta que en El País sale un artículo hace dos sábados a cuenta de una colección nueva que van a vender con el periódico de papel.

Que vosotros os preguntaréis: ¿Qué es un periódico de papel? Pero ese es otro tema.

En el titular y luego en el texto interior se habla de que los «grandes» van a escribir literatura infantil.

En realidad lo que han hecho es actualizar una colección que en 2010 se publicó por primera vez, aunque con menos títulos, y que, de hecho, ya había pasado por ADLO! porque cuando Reverte decide que es el Frank Miller español nosotros no podemos dejarlo pasar. Ninguna de las dos veces.

El problema es que, claro, a poco que uno hace búsquedas descubre cosas como esta que Reverte decía en animada conversación con el periódico:

Y que en muy buen lugar no dejan a alguien que se supone que quiere aportar cosas a la Literatura Infantil por aquello de no haberse molestado ni en mirar de qué son los cuentos o cómo se hacen. Algo extraño viniendo de El País, por supuesto, total no es como si en ese periódico de papel se hubiera publicado una columna pidiendo que no se actualizaran los cuentos infantiles, no fuera a ser que se perdiera en la lectura el sabor rancio, que cayéramos en que los cuentos han ido variando a cada vez o que descubrieran que cuando se publica una versión algo diferente las anteriores no entran en combustión espontánea. En fin, lo típico que te defendería cualquier persona tan progresista como Reverte o VargasLlosa.

El resto del fin de semana ha sido una serie de recordatorios de que la literatura infantil y juvenil existe, es variada, interesante y no depende tanto del nombre que aparece en la portada para vender.

Y, de nuevo, ha habido bronca entre la gente que salí a criticar y al que pedía que no se criticara, incluso ha habido gente que ha pedido que los colectivos del gremio hablaran. La gente cómo es.

Además del unánime homenaje a Juan Muñoz Martín por su contribución con El Pirata Garrapata y Fray Perico y Su Borrico a la lectura. Que ya le podrían dar el Nacional de Narrativa, pero ese es otro tema.

Como veis todas estas discusiones se parecen, no solo por la gente que decide callar, también porque muchas veces lo que subyace detrás es lo que es Lo Bueno y Lo Correcto.

A ver qué necesidad de hablar de «Los grandes» habría si esa misma palabra no estuviera implicando que lo que teníamos antes de que llegaran son «los pequeños».

Y a ver si no es una maniobra especulativa y propagandística teniendo en cuenta que en 2010 los 8 títulos se comieron un mojón. Porque tú puedes poner el nombre que te de la gana o intentar saquear a la película de éxito en aquel momento, que si a los chavales no les entra no hay tanta gente que por ser vos quien sois vaya a regalarles el libro.

De ahí que la colección saliera con el periódico ya una vez en 2014, y que fueran más los periódicos por los que hizo las vueltas. A ver si así.

Por lo menos el meter otros 8 cuentos -esta vez de autores más cercanos a la tradicional concepción de lo que es un bestseller- han sido capaces de encontrar a más de una mujer. Es lo bueno de que hayan pasado más de 10 años, que parece que por fin se han animado a escribir. O que ahora son Grandes. No sé.

Con un poco de suerte le habrán dedicado más de media hora a escribir el cuento.

Y es que en el cómic ya nos sabemos cómo va la vaina.

No tanto porque los Grandes vengan a escribir cómic, que eso pasa no mucho y vende no demasiado.

Aunque las adaptaciones casi funcionan mejor, sean en Manga -pero de esto ya hablaremos algún otro día- o sean con Monteys por medio, que cuando entran directamente a guionizar sin conocer el medio.

Lo que sí que conocemos de sobra es esa necesidad de marcar que es un algo diferente y no tebeos. No nos vayan a confundir con El Pirata Garrapata.

Así que le propongo respetuosamente a los responsables que para cuando dentro de otros diez años nos quieran vender de nuevo por primera vez esta colección de cuentos le busquen un título nuevo.

¿Han considerado, quizá, Novela Ilustrada o Infantil Gráfico?

Debes ser mayor de edad para ver este posteo

Cuaderno de dibujo de Dave Cockrum (1998), vía Ivan Cockrum

«El reencuentro» por Manuel Vázquez (1995), publicado en el fanzine Espuma nº5

Para mí que va a ser…
Homenaje
Coincidencia
Taquiones
Viejos verdes por todas partes
Created with Poll Creator

Emplazamiento de Producto

Llevamos un no parar con EL temita.

No, no hablo de la leporifobia de Bruce, me refiero al OTRO tema, el que también implica a un aficionado a los felinos.

Porque cuando surge una polémica como la de Antonio Martín, de una manera tan fuerte, tan repentina y sobre todo sin aviso previo es inevitable que la gente se haga preguntas. Y que algunos encuentren respuestas conspirativas. Porque basta con seguir el hilo de a quién beneficia rememorar los ya lejanos tiempos de Fórum, con sus personalidades, sus páginas de correos y sus broncas. Y siguiéndolo llegamos al ente más malvado de nuestro tiempo.

No, no es Elon Musk, él está liado desarrollando la Bomba Alfa Omega.

El OTRO ente más malvado de nuestro tiempo.

Disney Plas, CLARO.

Holding out for a Hero

Héroe
Del lat. heros, -ōis, y este del gr. ἥρως hḗrōs

1. Persona que realiza una acción muy abnegada en beneficio de una causa noble.
2. Persona ilustre y famosa por sus hazañas o virtudes.

Bueno, ante esto no debería quedar demasiada duda, supongo. Pero si en lugar de a la RAE quiere acudir a una fuente con algo más de prestigio, como, por ejemplo, la película Hércules (1997), podemos escuchar:

Vuelve locas a las chicas / «Uuuus» y «aaaas» / Y en dónde estéis su rostro veis/ Hermosa faz

No hace falta aclarar dónde podemos ver la hermosa faz que vuelve locas a las chicas. Lo podemos imaginar.

Es una polémica estéril. Quiero decir, pues claro que Batman se los come. No porque sea Batman, de Batman no nos podemos fiar. Pero podemos depositar toda nuestra confianza en la capacidad de Catwoman para imponerse. Al fin y al cabo, tiene cogido el látigo por el mango. Si en Injustice 2 le dejaron llevar este arma…

… que ahora no nos intenten convencer de que esta señora se va a dormir sin que Batman haya bajado al Sur de Gotham. Esto es material oficial. No tenemos ni que irnos a los fanfics y las parodias porno.

Estamos ante un robo, simple y llano. No es el primero. Ni, por desgracia, será el último, porque estas cosas son así, y mientras que alguien ha decidido que Batman no se los coma, a otra personas les pareció igualmente correcto que se tirase a Batgirl sobre una azotea. El caso es tomar siempre las decisiones equivocadas.

Fuente aquí.

Pero en ADLO! siempre queremos defender la libertad de los autores, y eso implica a esos guionistas de TV que tenían un chiste sobre sexo oral y Batman. ¡Siempre en el bando de la libertad!

Lo que no acabo de entender es la idea de que si Batman se los come, es más complicado vender juguetes. La verdad es que parece la clase de cosa que se dice un poco sin pensar. 

Me voy corriendo a patentar la palabra «Bat-isfyer».

Cuando el dibujo mola, lo otro da igual

Pues resulta que ROB! ha escrito sobre Antonio Martín diciendo que…no, por un día que descanse el tema. Hablemos de ROB!, que siempre es noticia.

Son pocas las veces que ROB! ha permitido que otra persona haga los guiones de las historias que ilustra. Más por generosidad que por otra cosa, sí que deja sin embargo que algún argumentista le complete los diálogos, pula el lenguaje y las cosas esas de ordenador. Y es que el arte de ROB! tiene tanta energía que prácticamente se escribe solo. Y más de una vez tiene más de una posible lectura. Al igual que aquellas ilustraciones picantes de una única viñeta con señora estupenda incluida que los artistas vendían a las revistas para que estas colocaran con esa imagen el chiste que ellas quisieran e incluso que lo reciclasen con otros chistes diferentes, ROB! ha hecho también la remasterización a nivel argumental de una obra suya. De Youngblood, nada menos. Instisfecho con los globos de diálogo que Hank Kanalz metió en el primer número de la serie, y que posiblemente le hicieron llevar el argumento de los números siguientes por derroteros diferentes a los que le hubieran molado, ROB! encargó a Joe Casey que partiendo del mismo material crease una historia completamente nueva, diferente, más molona. Así obró Casey, cambiando diálogos y orden de páginas y escenas para dar forma a algo nuevo que vió la luz en 2008 en forma de lujoso tomo en tapa dura, a día de hoy sólo encontrable a precios prohibitivos, así es el mercado.

Pues bien, tanta energía tienen las páginas de ROB! que algo parecido está a punto de suceder. Os informamos en su momento de que a causa de que sentía que le habían revelado un spoiler de la trama que estaba preparando, había abandonado el proyecto de una serie de especiales unitarios alrededor de los héroes de The Crusaders para Archie Comics. Pero lo cierto es que las páginas del primer episodio, con The Shield, ya estaban dibujadas, y la editorial pagó por ese trabajo. Así que como el sistema de compras previas en EEUU hace que los encargos lleguen a editoriales y distribuidoras antes incluso de que el tebeo esté terminado, la salida anunciada de ese episodio se seguía manteniendo para finales de Junio. Así que lo que ha decidido hacer Archie Comics es contratar a un juntaletras, un tal David Gallaher, para que partiendo de los dibujos de ROB! para el primer episodio de una serie de especiales, construya una historia completa en un único número.

Y es tal la versalitidad de su arte, que algo bueno saldrá de ahí. No descartamos incluso que la editorial vuelva a contactar con el artista para continuar esa primera historia si las ventas acompañan. Que no pierdan el contacto de Gallaher por si acaso.

Y es que ROB! es capaz de vender incluso cuando el scripter no sabe qué le pasaba al dibujante por la cabeza. Su arte es a prueba de casi todo. Hasta de diseñadores.

Algunos divulgadores buenos

Es curioso esto del flujo de la información, que cuando parece que la cosa se va calmando llega una nueva ola y a darle otra vez. Y es curioso sobre todo porque mucho de lo que viene hoy llega porque ha habido una iniciativa de reconocimiento de la importancia y trabajo de un divulgador… distinto.

Pues sí, el jueves pasado se publicó en el ABC una tribuna de reconocimiento a la labor de Luis Gasca, algo que siguió en redes con comentarios tanto de los firmantes del… ahm… de la Tribuna como de otras personas del mundillo explicando su importancia con ejemplos tanto de sus obras escritas como de sus obras acciones. Y que hacerlo así es un extra, porque Gasca está aún hoy entre nosotros y esto de celebrar a alguien en vida no es tan habitual.

Al final todo esto va a servir para algo, menos mal. Aunque sea solo para recordar la importancia de Luis Gasca, reivindicar las publicaciones de Terenci Moix, hablar de lo que Efepé -otro que merece un homenaje en vida- aportó a Superlópez, o preguntarnos dónde estarán las divulgadoras. No vaya a pasar como con la autora Núria Pompeia y para cuando quieran rendírseles honores sea demasiado tarde.

Y es que, como decía antes, a la gente se le conoce por sus obras. Aquí venía un texto más largo que se iba alambicando pero, como siempre, la actualidad ha hecho innecesario que escriba en exceso. Porque resulta que Antonio Martín ha dado otra entrevista y, como es tradicional en su caso, ha vuelto a hacer subir el pan.

Así nos habla de que el problema fue que la gente hablaba, puediendo… no sé… no comunicarse entre ella. O que las cosas que montaba en su empresa -bueno, en la empresa en la que era cargo intermedio- se fueran filtrando al público lector. Ah, la nostalgia por la opacidad.

O ese momento en el que explica que denunció a David Ramírez porque había otra persona que decía cosas sobre él, que tiene nombres y apellidos, que tiene testigos de lo que dijo… Pero se ve que algo debió de pasar porque en lugar de a la persona que le estaba difamando – Perdón, que le estaba presuntamente difamando. – decidió demandar a un autor de cómic que pasaba por allí y trabajaba para él.

Vamos, tiene tan claro que había un señor con nombre y apellido muy concretos que no es capaz ni de darlos.

Ya os digo, la gente se define por sus actos. Incluso por aquello que olvidan.

Como cuando mintió sobre no haber recibido noticia de David Ramírez pese a que en Tebeofaldero, la página de referencia para los que quieren algunos datos que en ocasiones no son incorrectos, se dijo en su momento que sí. Y eso que hablamos de una página que no ha dudado en borrar cosas cuando le ha venido mal a Antonio Martín. Porque los datos y hechos se conservan para la labor divulgativa e historiadora… pero dentro de un orden

Además, por supuesto, de volver a eludir las cosas que se contaron en su momento, y que ADLO! ha recuperado en la hemeroteca de estos días, como lo que Cels Piñol dijo en su momento a la vez que guardaba un respetuoso silencio

Pero, sobre todo, de sus propias declaraciones en esa entrevista que le hicieron en el Dolmen de la polémica:

Y es que seguro que cuando ‘se lo hicieron llegar a sus jefes‘, como el mismo dice en la entrevista de hoy, era por el chiste en cuestión y no por todas estas declaraciones.

Lo que nos lleva de nuevo al principio de esta historia: ¡Con la de gente que había!

Y, por supuesto, todo nuestro reconocimiento y homenaje a Luis Gasca por su labor.

Ojalá en su momento el Saló de Barcelona le hubiera dado un merecido premio. Como divulgador.

Pero bueno, aún están a tiempo.

Y, mientras tanto, puede consolarse en que tampoco ROB! ha llegado a ganar el de Mejor Dibujante.