Esperando lo Inesperado

Entre las incontables series de antologias de historias cortas con giro sorpresa Tales of the Unexpected destaca por derecho propio gracias a un conocido hito.

No, no es que hubiera una serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver (y a los que habeis reconocido esta intro ¿ya habeis pedido cita para la revisión de la próstata?).

Y no, tampoco.

Tampoco es porque hubiera OTRA serie de TV con el mismo título pero que no tuviera nada que ver. Avatares del azaroso destino dictaron que una fría y tormentosa noche de Octubre el número 14 de TotU, llevado por una virulenta ráfaga de viento, atravesara la cristalera del dormitorio de un joven e inocente infante…

…marcando su futuro destino blogero y ensuciando su mente para siempre.

Pero no nos engañemos, hay mucho más en la larga andadura de TotU que gorilas verdes que sólo uno puede ver.

También hay gorilas de color normal y perfectamente visibles. Y es que durante su dilatada trayectoria que comenzó en 1956 y terminó en 1978 a TotU le dió tiempo a ser un magazine de historias fantásticas…

…la cabecera contenedora de personajes clásicos e inolvidables…

…como el Ranger Espacial…

…o Robotman el Robotman de la Golden Age Automan…

…hasta terminar siendo otra colección de relatos de terror clásico con portadas de Neal Adams. Y en ese tan extenso como furctífero período tuvieron cabida todo tipo de narraciones. Las que apuntaban a una cierta tensión sexual…

…las que prácticamente anunciaban en titulares su inevitablemente erótico resultado con cuasi pornógrafa alegría…

…y las que, lejos de toda frivolidad carnal, simplemente buscaban explorar nuevos horizontes de la ciencia ficción…

…penetrando sus más remotas fronteras, por así decirlo.

Una trayectoria tan alargada implica necesariamente altibajos en su calidad. No todas las ideas presentadas en TotU germinaron con tanto éxito como las arriba mencionadas. Sus páginas fueron testigo de desvaríos afortunadamente condenados a las nieblas del olvido. Personajes que en este moderno mundo de memes no llegarían ni a la esquina.

Argumentos absurdos como el de ese adolescente terrícola que repentinamente descubre ser el hijo del lider de un lejano imperio galáctico.

Ideas ridículas como ese momento en que un político corrupto teme ser descubierto y planea fugarse a un pais que le acoja favorablemente…

…y el primero en que piensa es España.

O como esta tontísima historia de un Kirby sin duda en plena resaca y con los plazos de entrega echándosele encima…

…sobre un poderoso alieno que viaja por el cosmos coleccionando civilizaciones reducidas guardadas en botellas.

En su debe también hay que incluir los en ocasiones excesivamente prometedores títulos de las historias. Más de un joven de la época debió correr hasta su casa apretando el último número contra su pecho y al llegar a su habitación y abrir ávidamente la página que daba comienzo a «EL SEMENTAL HUMANO«…

…llevarse un chasco sólo superado por aquellos que encargaron por correo unos monos marinos o unas gafas de rayos-X.

Pero sin duda lo positivo sobrepasa a lo negativo. Años y años de historias sólidamente escritas y profesionalmente ilustradas. Estamos ante un quintaesencial tebeo clásico de los que ya no se hacen hoy en día. Una reliquia de tiempos de artistas cumplidores y editores inteligentes e intuitivos. Tan astutos que si de repente la tirada del TotU de este mes había salido con el clásico error de imprenta de inversión de los fotolitos de color y ya era tarde para repetirla…

…lo podían arreglar todo cambiando la portada y reescribiendo el texto de la historia.

Camaleón: un ejemplo de emprendedor

Reinventarse o morir. En este negocio tienes que moverte, ser ágil, rápido, adaptable, un maldito superviviente. Tomemos como ejemplo al Camaleón. Su nombre habla por sí mismo. Dmitri Smerdyakov fue el primer villano en enfrentarse a Spider-man, en el icónico The Amazing Spider-Man 1. En 1963 el Camaleón se dedicaba a robar planos de defensa para venderlos a las potencias soviéticas durante la Guerra Fría. Un plan que hubiera salido bien si no hubiera decidido intentar liar a Spider-Man en todo el tinglado, usando un poder que probablemente nunca nadie ha vuelto a utilizar: las frecuencias auditivas arácnidas.

Todo esto nos habla del Camaleón como un intelectual, un hombre de la logística y la planificación. Por ello, no es de extrañar su apretada agenda como uno de los primeros villanos soviéticos de Marvel durante 1964. En Tales of Suspense 58 se enfrentaría a Iron Man y secuestró al Capitán América para leerle la mente, y en Tales of Astonish se dedicó durante unos números a trabajar para el Líder creando problemas al Increíble Hulk.

La segunda mitad de la década de los 60 no resultó mucho más prolífica para el Camaleón. Había dejado una huella importante como espía, científico y agente comunista, sirviendo de camino a muchos otros villanos, como el propio Líder, el Rhino o Abominación. No sería hasta 1970, en The Amazing Spiderman 80, que Dmitri se enfrentase de nuevo al cabeza de red. 

Aunque capturado por Spider-Man, el Camaleón no se dió por vencido, escapó de prisión y buscó reinventarse. Como a gente de Hydra se enfrentó a Hulk y a Ant-Man en Incredible Hulk 154. Aunque no consigue destruir a sus enemigos, esta aventura insufla nuevas fuerzas en Dmitri para usar sus habilidades para el crimen. Su intento de incriminar a Spider-Man en su fuga de prisión se vería frustrado en Marvel Team-Up 26 al intervenir de nuevo Hulk.

Tras este fracaso, el Camaleón decide cambiar de objetivo. Esta nueva táctica le llevaría al número 134 de Daredevil, intentando encubrir sus crímenes disfrazado como el Hombre sin Miedo.

Cualquiera diría que el que un hombre ciego te suelte un guantazo llamándote fracasado debería minar un poquito tu moral. Sin embargo, Dmitri volvería a intentarlo en 1978, en The Amazing Spider-Man 186. Esta vez, equipado con un nuevo y futurista traje que cambia automáticamente de aspecto, haciendo innecesario el uso de máscaras, peluquines y vestuario, el Camaleón intenta desacreditar a Spider-Man una vez más.

Sale mal.

Llegados a este punto, Dmitri toca fondo. Ha pasado de ser una peligrosa amenaza de la Guerra Fría a un pelele al que sacuden cada 2 años con regularidad y sin conseguir sacar siquiera un enfrentamiento que dure dos números. Por eso, el Camaleón decide replantear su modelo de negocio. Es un hombre de recursos, solo debe aprender a invertirlos correctamente. La respuesta no llegaría hasta una década después. En The Amazing Spider-Man 306, el Camaleón vuelve a las páginas marvelitas para comenzar una década dorada de ambición desbocada.

¡Así se aprovechan los años sabáticos! Dmitri decide dejarse de mamarrachadas y lanzarse directamente a la destrucción del Imperio Americano armado con su nueva tecnología de bio-camuflaje. En 1989 el Camaleón planearía hacerse con el control de la mafia neoyorquina junto con Cabeza de Martillo mientras se dedica a hundir la ¿escasa? reputación de Spider-Man disfrazado como J.J. Jameson. Hasta había ideado una ingeniosa marca personal con tipografía guay, y es que llegaban los 90, y Dmitri estaba dispuesto a convertirse en un American Psycho.

Con esta jugada maestra el Camaleón consigue por primera vez un arco de personaje que dura más allá de un número único, y en Web of Spiderman 64 le vemos ya convertido en líder de la mafia, contratando a un regimiento de villanos de los Vengadores para matar al trepamuros.

Es cierto que el personaje haría una pequeña parada en boxes en la miniserie “Skating on thin ice”, en la que su malvado plan consiste en vender drogas a unos adolescentes deportistas. Podemos entender que uno de cuando en cuando siempre tiene el gusanillo de un crimen más personal y cercano. Pero el Camaleón ha cambiado, se ha adaptado. Ya no es el villano soviético universal de los 60 ni el secuaz que cumple órdenes de los 70. Ahora es el cerebro, el líder en la sombra que da las órdenes y prepara los planes. Y así llegamos a su momento culminante. Con el apoyo de Harry Osborn, el Camaleón suplanta a los padres de Peter Parker con androides para intentar sonsacarle al fotógrafo la identidad secreta de Spider-Man, como veríamos en The Amazing Spider-man 388.

Aunque los planes no acaban saliendo bien, con ese conocimiento, Dmitri va más allá e intenta enloquecer a Spider-Man haciéndole creer que no es quien realmente cree ser. Durante la elaboración de este plan, se va fraguando una obsesión en el Camaleón con la figura de Kraven el Cazador. Incluso el difunto enemigo del trepamuros aparece para ayudarle. La obsesión posee a Dmitri, y tras varios años de brillantes golpes maestros a la cordura de Spider-man, al final es él quien acaba tocado del ala.

Entre hijo de Kraven e hijo de Kraven (hemos hablado de ellos por aquí) Dmitri hace un par de intentonas de tomar la piel de león y convertirse en Kraven el Cazador. La cosa sale regular, él acaba internado en un manicomio y parece que el Camaleón ha desaparecido.

Cualquier otro hombre se hubiera hundido para siempre. Pero no Dmitri. En 2006 aparecería en Spectacular Spider-Man 29, de nuevo bajo la identidad del Camaleón, dispuesto a volver al juego al mando de varios villanos. Incluso fundó un nuevo grupo: los Exterminadores. Quizá en algún momento se conviertan en algo recurrente.

Y es que el Camaleón del siglo XXI ha aprendido a jugar en equipo. No es extraño encontrar a Dmitri aliado con otros supervillanos. Pareció unirse al equipo reunido por M.O.D.O.K. en 2007 (aunque resultó no ser él) y lo vimos en 2012 como parte de los 6 Siniestros (The Amazing Spider-Man 659).

Ese es Dmitri, un hombre que sabe adaptarse. ¿El mercado pide soviéticos? Pues soviético. ¿Mafiosos? Mafioso. ¿Genios maquiavélicos con planes intrincados? Él te pone dos. ¿Que se rumorea que se va a hacer película de los 6 Siniestros? No le va a pillar despistado. ¿Que Obama dice que le gusta mucho Spider-Man? No falta a los saraos importantes, ahí estaba el Camaleón.

En 2012 el Joker se cortó su propia cara durante el evento Batman: La muerte de la familia. Siempre atento a cambios y tendencias, el Camaleón decidió pasar de las viejas máscaras de toda la vida y la tecnología super avanzada a la más depurada técnica de cortarle la cara a la gente y ponérselo como máscara, como vimos en Avenging Spider-man 21.

Que este 2020 le hayamos visto involucrado en movidas de atentados de falsa bandera y golpes de Estado no es casual. Ese es el Camaleón: un alma incansable, un innovador irrefrenable. Un hombre disruptivo en la super maldad. La clave es no estancarse, seguir probando cosas hasta que en algún momento la cosa funcione.

No hay quinto malo

-Pues lo suyo sería sacarlo en edición de lujo con extras ¿no?

-No, ya está hecho.

-Pero quiero decir lujo bueno, bueno, con portada de buen material, mayor tamaño, funda a color, materiales extra relacionados con el proceso creativo…

-Te entendimos, pero también está hecho.

-Vaya, pues entonces una edición Absolute.

También.

-¿Y una portada en blanco y negro, que impacte?

Ya se ha hecho también.

-Uff, pues es complicado, pero espera ¿y si lo ponemos como entrega de una colección de antología? así por la inercia vendemos más.

Ya se ha hecho. Dos veces. No, espera, tres.

-(comienzo a entender a los que se drogan para estos trabajos) No pasa nada ¿y si le incluimos un DVD con la historia animada? ¡me vas a venir con que también está hecho?

-Puess…mejor sigue el link.

-Ains. Porque supongo que lo de incluirlo en Black Label…

Por supuesto, la duda ofende.

-Pues se acerca Navidad, y algo tendremos que hacer para que la gente se rasque otra vez el bolsillo…

-¿Qué has dicho?¡espera, esa idea es buena! ¡la compro!

Latinos de antaño

Ya sé, ya sé… ¿cómo hemos acabado aquí?

La existencia del Batman con bigotes a.k.a. Bat-Hombre en realidad no es tan interesante por sí (bueno, un poco sí) como por lo que dice esto de los latinos en los cómics.

Ya, ya sé, habrá una parte de gente que pensará que esto son cosas de la diversidad forzada y blablabla que antes no existía. Así que hoy vamos a hablar de cómics y personajes inexistentes, claro.

Comenzando por el final. Bueno, casi. Porque podríamos ir a 1958. Ahí estaría en el Adventure Comics #250 nada menos que Flecha Verde.

Por supuesto, antes de eso estuvo Anthony Rodriguez, más conocido como Big Words, que debutó en Star Spangled Comics #7 (Abril 1942). Pero que posiblemente os suene más por su grupo, la Newsboy Legion.

¿Que quién es Big Words? Os dejo una página y seguro que lo descubrís.

Se empieza ahí, creado por Simon y Kirby, y se termina siendo padre de Superboy. Estas cosas de los cómics funcionan así.

Pero aún podemos irnos más atrás. Lo más atrás posible. Porque en enero de 1940 tuvo lugar el número uno de Flash Comics que incluía la primera aventura de The Whip.

Y lo primero que supimos de The Whip a.k.a. El Castigo es que es Don Fernando Suarez Rodrigo.

Por supuesto este señor que en absoluto se parece a nadie desapareció para ser sustituido por una versión más moderna, más blanca y con un nombre menos propenso a hacer chistes como es Elwood Gaynor.

Dos de tres tampoco está tan mal.

Y ahora que ya hemos mareado lo suficiente la cosa nos vamos al Batman #56 de diciembre de 1949.

Resulta que el presidente de un país sudamericano quiere tener su propio Batman, supongo que porque sabe que de las formas de intervención estadounidense que te manden a Batman siempre es mejor que un golpe de estado. Al final lo que deciden es que entrene a su propio Batman sindicado: Bat-Hombre. Por supuesto Batman tiene OPINIONES sobre cómo debe de hacer su trabajo:

Sí, El Papagayo es el malo. Qué queréis que os diga. En cualquier caso, acaba encontrando a un sustituto aceptables, que es este:

Y así hemos regresado al principio.

Bueno, sin duda hay otra cosa que habéis notado… ¿Qué? ¿Que es un doble agente a las órdenes de El Papagayo? ¡No, hombre, yo hablaba de EL BIGOTE!

YES, IT’S-A ME BATMARIO!!!

Ah, no, que es mexicano. Bueno, tanto da.

En cuanto al plan… Bueno, Batman lo descubre, el Bat-Hombre muere… ACCIDENTALMENTE y entonces Robin…

Bueno, Robin robinea, claro.

Pero casi mejor porque el plan entero… bueno, os pongo toda la página que se entiende mejor. Incluso que la forma de disfrazarse de Batman es con un bigote postizo. ¡Ah, los (cómics) clásicos que nunca fallan!

Por supuesto el resultado es el esperable, por un lado Batman apresa a los malos. Por el otro…

El Presidente electo muere con una sonrisa en los labios y el nombre de Batman y Robin. Al final las intervenciones norteamericanas siempre terminan igual.

Tanto da, lo importante es que hemos podido comprobar dos cosas fundamentales:

Que ya en la década de los cuarenta había personajes hispanos en DC.

Y que esos tipos con bigote tienen cara de… ahm… de Batman. Sí. Eso.

Novedades Zinco: noviembre de 1992

Que Zinco extraiga los nºs 12 a 15 de la serie regular de Demon que cuentan con Lobo como invitado y los publique como miniserie es un buen ejemplo del nivel de popularidad que estaba alcanzando el último czarniano. Ah, y el «Hellblazer Especial» en realidad eran los nºs 25 y 26 de la colección de John Constantine. Zinco no estaba para apostar por series largas ni numeraciones altas

Últimas noticias del mundo del cómic en exclusiva

¡Hey, hey, hey! ¡Muy buenas a todos, adláteres y adláteras! ¡Bienvenidos a otro vídeo de vuestro canal de Youtube favorito: GRAVADLO! (Grupo Revolucionario Audio Visual de la Asociación en Defensa de Liefeld y Otros). Antes de empezar dale un like que yo lo vea, suscríbete al canal si no lo estás y dale a la campanita para recibir notificaciones, que si no el algoritmo no te avisa de que colgamos vídeos todos los días a la hora de siempre y no hay forma de monetizar este hobby. Y ahora sí, ¡comenzamos!

La cosa está calentita con la Liga de la Justicia de Snyder (el Snyder del Corte de Snyder, no el Snyder de la Corte de los Búhos). Al rumor de que Jared Leto podría incorporarse al reparto se suma ahora la posibilidad de que Margot Robbie vuelva a calzarse las botas de Harley Quinn para el Visionario Director de Watchmen y 300. Una posibilidad que se baraja es que Leto, o Robbie, o los dos, o ninguno, pudieran incorporarse a la escena post-creditos en que Lex Luthor (Jesse Eisenberg) supuestamente empezaría a reclutar a una Liga de la Injusticia de la que también formaría parte Deathstroke (Joe Manganiello). De ser así la serie de cuatro u ocho episodios de Snyder de la Liga de la Justicia podría quedar abierta para una hipotética segunda temporada

Por otra parte en Marvel también se ha hablado en las últimas horas de la película de Spiderman protagonizada supuestamente por Tom Holland, Andrew Garfield, Tobey Maguire y Nicholas Hammond y la aparición especial de Benedict Cumberbatch como Doctor Extraño. Fuentes bien informadas aseguran que Spiderman (Tom, en este caso) podría visitar el mundo de Miles Morales que ya conocimos en la oscarizada película de animación Into the Spider-verse, lo que nos permitiría ver un actor de carne y hueso sumergido en un mundo de animación, cosa que no ha sucedido jamás antes

Y ahora una nota del mundo rosa: Ben Affleck, antiguo y futuro Batman, ha sido visto paseando con Ana de Armas, por lo que se ha sugerido que ambos pueden haber retomado su relación, que quizá pudo haberse roto hace un par de semanas cuando se les vio paseando por separado

Y eso es todo por esta hoy. Dale like, suscríbete, campanea, y cuando lleguemos a 50.000 suscriptores puedes ser ganador del sorteo de uno de estos maravillosos Funkos que puedes ver en la estantería de atrás, dentro de sus cajas, delante de esos bonitos tomos de lomo negro que nos manda Panini y a los que por supuesto no hemos quitado el plástico protector. ¡Chao, pescao!

Es el Mercado, amigo

Este desierto cada vez está peor, coño. Si ya antes no pasaba por aquí ni dios ahora con el confinamiento menos todavia. Seis horas sobrevolando y nada que echarme a la boca. Al final va a tener razón mamá, que tendría que haber hecho como el primo Eulogio, que ha cruzado el estrecho y se está poniendo las botas en España con lo de los pisos y laEEEHHHH COMIDA A LAS TRES…

Y pedazo de comida, se le ve bien alimentado. Quizá mucho músculo pero no estoy para ponerme sibarita. A quién se le ocurre ponerse a patear el desierto en taparrabos, debe ser otro turista. Ufs, espero que este no se haya atiborrado de picante como el último que pillé, que me estuvo dando ardor de estómago una semana entera. Bueno, ya lleva un rato sin moverse, voy a ir bajando.

Menuda potra, estaba a punto de dejarlo por hoy. Ya ha sido casualidad girar hacia el norte y verlo de lejos. Porque llama la atención, un tio así…

Hmmm…

Todo esto me suena…

¿No me contaba el abuelo Eugenio una historia que le había contado a el su abuelo Eustaquio? ¿Algo que le había pasado a él de joven? Y tenía moraleja. La repetía una y otra vez. ¿Cómo era…?

«Si alguna vez sobrevuelas el desierto y avistas un chulazo mazado en paños menores…«

Qué más decía.

Bueno, este ya está a punto. A ver si comiendo me acuerdo. «…en paños menores… por muy débil e indefenso que parezca… que parezca…«

«…¡NI SE TE OCURRA ACERCARTE, LOCO…»

«…QUE NO TE PUEDES FIAR DE ESAS MUSCULOCAS PULP!»

Un rumor de insider repetido mil veces…

El mundo del cómic es un mundo de desengaños, de corazones rotos y esperanzas truncadas. Por ejemplo, tú puedes ser Daniel Kibblesmith y hacer que en el número 3 de la nueva y flamante colección de Loki el Dios de las Historias haga un pacto con una entidad superior para vivir una gran cantidad de nuevas aventuras e historias…

Y que dos meses después Marvel decida cancelar la colección porque resulta que las historias que estás contando no están interesando demasiado en las tiendas.

Quizá consigas una entrevista con Alan Moore para hacerle las mismas preguntas de siempre, pero él se empeñará en hablar de The Show, la película que está escribiendo, incluso tres veces antes de que tú siquiera saques el tema porque intentas arañar un par de citas sobre tebeos de superhéroes que atraigan a los nerds a tu web.

Es, en efecto, un mundo triste, duro y hostil donde debemos tener nuestras expectativas siempre controladas. Cuando no lo hacemos salimos escaldados. Por ejemplo, podemos descubrir que durante un par de semanas de baja actividad sobre los superhéroes que importan (los de las películas) pueden tener a medios, insiders, youtubers e influencers dándole vueltas a una idea peregrina: la convergencia multidimensional entre el Spider-man de Tom Holland y el de las dos franquicias arácnidas anteriores.

Y esto nos puede tener entretenidos más o menos desde primeros de octubre, aprovechando la “noticia” de que Jamie Foxx hará de Electro en la nueva película de Spider-man. ¿Es cierta esta noticia? Pues no está demasiado claro. El Hollywood Reporter, fuente original de la exclusiva, habló de “final talks” a comienzos de mes. Al parecer Foxx hizo una publicación en Instagram que posteriormente ha borrado. Sin embargo, ningún medio llegó a cubrir la noticia priva al borrado del post, y lo que nos quedan son pantallazos subidos por otros usuarios a otras redes sociales.

Por supuesto, no vamos a creer que un pequeño montaje con photoshop en Twitter va a tener a medios serios hablando de ello como si fuera verdad. Eso es imposible que pase. No ha ocurrido nunca.

Esto ya ha servido para un montón de artículos sobre multiversos, sobre Electro y sobre derechos y contratos que probablemente se pueden resumir en “no tenemos mucha idea, pero tenemos algunas ocurrencias interesantes”. Quizá la más peregrina es la relación con la hipotética cancelación del hipotético proyecto de película de los 6 Siniestros (¿Cómo? ¡¡¿Al final no se va a hacer película de los 6 Siniestros?!!).

Pero la cosa también ha servido para hablar también de Doctor Strange 2 (y su precuela para Disneyplus, WandaVision, que os recuerdo que ha sacado nuevo teaser hace pocos días). Seguro que todos estos rumores son pura casualidad nada relacionado con ello.

E incluso, se ha llegado a hablar de la película de Flash, en un acto de optimismo que solo se explica el año en que The New Mutants se ha estrenado por fin.

Todo esto podría ser verdad, claro.

O podría no serlo.

Pero no solo de los superhéroes que importan vive el clickbait, también de los superhéroes de tebeos se puede sacar tajada. Por eso en el lejanísimo mes de marzo, Polygon titulaba:

Carro al que en Abril se subían nuestros amigos de ScreenRant

Ni siquiera cambiaron de imagen al mes siguiente, en Mayo, cuando recogieron un comentario chistoso de Scott Snyder para avivar el rumor.

Y es que si te gusta el clickbait, en ScreenRant siempre te esperan dos tazas. Por supuesto, nuestros insiders españoles no se quedan atrás, por eso este mes la cuenta de Red Legacy Comics publicaba…

La cosa sale de comicbook.com, que publica la noticia a partir… de una respuesta de los guionistas Donny Cates y Scott Snyder a un fan en Twitter. ¡Crossover confirmado!

Pero como decíamos al principio, este mundo está lleno de decepciones, desilusiones y desengaños. Hay que andarse con ojo y no emocionarse demasiado. De lo contrario podríamos llevarnos un chasco si, a pesar de tan sólidos indicios, todo falla.

Padre, separado, tinerfeño, miope…

…y también templario, si hacemos caso a Don Rosa. Y no somos nadie nosotros para rebatir al Kurt Busiek de la Disney.

El cómico Ignatius Farray ha sacado un libro autobiográfico. Nada que objetar hasta aquí…

…si no fuera porque el mismo trae hasta un 10% (27 páginas de 272) de ilustraciones e historietas. No realizadas por el autobiografiado, sino por Roberta Vázquez, Aroha Travé y Rafa Mata. Pero ahí queda la cuota de intrusismo.

Y es que para cualquier historietista sacarse su tomo es un sueño y sus sudores le cuesta.

Pero se está dando la circunstancia inversa de cómicos que tras labrarse atención mediática sacan su libro y este contiene mucha historieta. A los hechos me remito.

Los autores aquí implicados tienen un pasado común (Farray hacía sus apariciones en La Hora Chanante como El Loco de las Coles), y tirando del hilo llegamos al germen.

Carlos Areces. Artista del renacimiento. Pluriempleado. Canta. Baila. Actúa. Es sex symbol. Y hace comics.

En su faceta más conocida de actor tiene en su haber premios de interpretación, pero es que en su faceta de dibujante no se queda corto: Mejor serie de Animación en Animadrid (2001), Premio Toutaín al autor revelación en el Salón de Barcelona (2007), y un premio Ivà (2009).

Llegados a este punto, tendría sentido pensar que ese grupo de chanantes se dedicaron en su día a la comedia para labrarse una fama que al final les permitiera hacer lo que realmente querían, que era publicar historietas. No sería el camino más enrevesado ni tampoco el más difícil para dedicarse al noveno arte. Y anda que no hay gente que se metió a presentador de telenoticieros para ganar premios de narrativa.

Pero hay otra posible explicación. Y es que, cuando se venden, sacar libros es muy rentable. Papel impreso. El precio lo marca el mercado, desde hojas parroquiales o gratuitos en el metro hasta costosos y lujosos tacos de alto gramaje. Si te conviertes en un producto que genera demanda, sacar un libro puede rentar mucho.

Lo que pasa es que hay que escribirlo. Llenar páginas más bien. Y cuando llega el momento, puede conseguirse llenar más páginas a trazos que con letra. Si has pactado un cierto número de páginas con el editor, ponerse a garabatear es una opción más que interesante para llegar.

Por supuesto, no reniego del talento multidisciplinar (Frank Miller dirige, no descarto que ROB! lo termine haciendo algún día), sólo advierto de que cuando el próximo libro del influencer de turno contenga ilustraciones y otras artes echad un ojo antes. Entusiasmo vs bolsillo.