Big Culo Day 2020: Cuando el Destino nos Alcance…

Es el Doctor Extraño quien ostenta el título de Hechicero Supremo del Universo Marvel por méritos propios pero ¿quién lo sería en el DCverso? A pesar de que allí no es un cargo al que se accede mediante unas rigurosas oposiciones (como vimos en Dr Extraño y Dr Muerte, Triunfo y Tormento) resulta indudable que tal honor recae en el Doctor Fate.

Cierto es que el Universo DC rebosa personajes místicos hasta el extremo de que es imposible bajar a comprar el pan y no toparse con uno. Y que muchos de ellos rivalizan e incluso superan en capacidades a nuestro arqueólogo favorito (favorito descontando a todos aquellos no poseidos por un inmortal Señor del Orden).

Y los hay más ancianos, los hay más sabios, más santos, más satánicos e incluso los hay más poderosos. Así que ¿qué es exactamente lo que hace que el Dr Fate sea supremo?

Hombre pues no es difícil de adivinar considerando el dia en que estamos.

Ese culo SUPREMO. Esas posaderas de imperecedera turgencia que se sentaron a descansar sobre las pirámides de Egypto cuando todavía tenían andamios de construcción alrededor. Esos gluteos poderosos y rotundos cual gemelos satélites de Júpiter.

Esas legendarias nalgas de impecable circunferencia en honor de las cuales se inventó el concepto de proporción aurea. Cuya apolinea belleza hace que la capa se levante y aparte de motu propio antes que impedir que el universo pueda regocijarse en su contemplación.

Y si no preguntadle a su señora. O de verdad pensabais que lleva siglos casada con él por su personalidad…

Novedades Zinco: febrero de 1988

La época dorada de las revistas estaba llegando a su fin y Dossier Negro cierra en su número 217. También se publica el último número de Watchmen pero por otra razón: la historia llegaba a su definitivo capítulo final. Y, solo por una vez, Green Lantern pasa a ser Greenn

Novedades Zinco: enero de 1988

Tras un 1987 glorioso empieza el año de la consolidación para Zinco. Ojo cuidao con el Green Lantern del mes, que aunque no os lo creáis por la época en los patios de los colegios el misterio de la identidad del Predador estaba casi a la altura de la del Duende en Spiderman

Tuiteos de diciembre

Buf, 2019… ¿os acordáis de 2019? ¡Qué nostalgia!

Ripeando el Tiempo

-Harry.

-¡Charles! Qué tal por los altos despachos editoriales.

-He estado leyendo el tebeo que te han asignado.

-¿Te refieres a…?

-En efecto, me refiero a.

-Y… ¿qué te ha parecido?

-Bueno, me gusta mucho la idea base.

Un equipo de exploradores formado por un científico, su novia, el niñato hermano de la novia y un amigo tarugo que viajan descubriendo tierras y desfaciendo entuertos. Quizá sería más vendible si llevaran todos uniformes conjuntados…

…pero veo que aunque has tardado unos cuantos episodios se lo has puesto.

-¡Gracias, Charles! Es muy dificil inventarse planteamientos originales. Y más con la competencia creativa que hay.

-Y más que va a haber. He oido que los de Marvel quieren ampliar su linea de tebeos de monstruos. En septiembre van a editar algo llamado «Los Cuatro Fantásticos».

-No creo que pase del número 14, como todo lo que hacen. Mira, este es el villano que estoy escribiendo ahora mismo.

Usa una arcilla mágica con la que puede convertir a la personas en criaturas y controlarlas a distancia.

-Muy bien, Harry. Pero verás, yo quería hablar contigo de un tema… delicado. De tu crisis matrimonial.

-Charles, yo no estoy pasando por ninguna crisis matr…

-Claro que sí, Harry. Y has ido dejando de manera subconsciente unas clarísimas pistas en tus historias.

-¿Las… las has pillado…?

-Habría que ser ciego.

-Comprendo. ¿Y cuál fué la primera, Charles?

¿Cuando el amigo de Rip de repente se siente extraño…

…y le sale toda esa pluma? ¿O quizás…

…cuando Rip se lleva volando de… ahm… paseo a Julio César?

-¿De qué me estás hablando, Harry? No veo nada raro ahí. Me refiero a las pistas sobre tus problemas matrimoniales. Que al principio son sutiles. Como la manera en que Rip…

…pasa de ser un hombre hecho y derecho…

…a un petimetre escuchimizado.

-Bueno, quería expresar que…

-Sé perfectamente qué querías expresar, Harry. Al principio las pistas son sutiles.

Pero se van volviendo evidentes.

Luego innegables.

Y finalmente obvias, Harry.

MUY OBVIAS.

-Quieres decir…

-Sí. Busca ayuda para tu problema.

Pelé lo haria…

(ay, CASI se me olvida)

Resacón en los Joukers

Vamos a hablar de Todd Phillips. Concretamente, de su película más popular. Empecemos hablando de su OTRA película más popular, The Hangover. The Hangover es una película en la que el grupo protagonista viaja a una ciudad desconocida para celebrar una gran fiesta. Sin embargo, la fiesta se les va de las manos, acaban ebrios, desorientados y cometiendo un montón de locuras de las que se arrepentirán al día siguiente. Lo que hasta hace no mucho llamábamos “hacer un Boyero en Cannes”. Y que ha creado escuela.

Las protagonistas de este post también se despertaron al día siguiente, confusas, con la vaga consciencia de que algo no había salido bien del todo. Pero decidieron huir hacia delante. Correr en esa dirección. Ser consecuentes con sus decisiones.

La locura se había desatado. The worst thing about having a Hangover is people expect you behave as if you don’t. La gente se puso a defender aquello contra las hordas de fans de Marvel, Disney y los Mortadelos.

Cuando los pesos pesados salen a defenderte, ya no hay marcha atrás. 

Te puedes poner racista en Movistar + hablando de Bong Joon-ho, puedes ponerte faltón con el resto de las películas e incluso puedes hacer como que te alegras de que haya ganado Parásitos en tu Resacón II.

Pero lo importante es que este año tuvimos, en la retransmisión de los Oscar, a la jefa de Cultura de la cadena generalista de radio más escuchada de España (somos fans de los cómics, nos gustan los medios minoritarios y a punto de desaparecer) y a su secuaz defendiendo que se le diera el Oscar a una película basada en un tebeo. Y si eso no es normalización, no sé lo que puede ser.

Difícil de Premiar

Aunque aquí intentamos centrarnos en las bondades del Noveno Arte, no es menos cierto que somos un sitio de crítica cultural en que también nos hacemos eco de otros artes residuales, sobre todo del Séptimo (la cinematografía) por lo mucho que toma inspiración y provecho del cómic. Es por ello que os informo que el pasado domingo tuvo lugar en un teatro de Los Ángeles la gala de Premios de la mayor Cinecón de los Estados Unidos. Los Academy Awards son muy seguidos por el frikerio del cine, y tienen en cuenta sus resultados de cara a sus próximos visionados. Aunque por cada ganador hay siempre una retahila de nominados que se quedan a las puertas de la gloria y cuyo nombre cae prontamente en el olvido. Es inevitable, somos muy de agasajar al triunfador y de considerar rápidamente perdedores a los subcampeones. Es algo aleatorio y también injusto, pues por coincidir en el tiempo con obras de mérito no te llevas el reconocimiento que sí hubieras tenido de haber salido un año con menos producción reseñable. Pero cuando esta situación se da varias veces a lo largo de la carrera de un artista, debemos hablar de muy muy muy mala suerte. En la cinematografía este gafe lo encarna Peter O’Toole.

Se trata de un intérprete irlandés que entre 1962 y 1982 fue nominado nada menos que en siete ocasiones al Academy Award a mejor actor, por sus trabajos en Lawrence de Arabia (1962, lo ganó Gregory Peck por Matar un Ruiseñor), Becket (1964, lo ganó Rex Harrison por My Fair Lady), El León en Invierno (1698, lo ganó Cliff Robertson -el tío Ben de los Spiderman de Sam Raimi– por Charly), Adiós, Mr Chips (1969, lo ganó Marion Morrison por Valor de Ley), La Clase Dirigente (1972, lo ganó Marlon Brando por El Padrino), Profesión: el Especialista (1980, lo ganó Robert de Niro por Toro Salvaje) y Mi Año Favorito (1982, lo ganó Ben Mandarín Kingsley por Ghandi). Suponemos que el hombre ya iría a las últimas ceremonias con pocos nervios. Y luego decimos que lo de Didio con Giffen y DeMatteis era crueldad.

Los organizadores de la Cinecón consideraron que podían al menos concederle a dedo el Premio Academy a toda una carrera cuando el intérprete iba a cumplir los 70 años. Éste fue reacio al principio, pues consideraba que ese galardón sería una forma prematura de jubilarle, cuando él consideraba que como cualquier otro actor varón cis blanco todavía le quedaba cuerda en la industria para merecer alguna otra nominación y tal vez el codiciado galardón en justa competencia. Llegó a pedir en una carta abierta retrasar este honor a 2012, cuando cumpliera 80 años. Aunque finalmente accedió a recoger dicho premio honorífico en 2003.

Pero O’Toole se quedó con la espinita clavada y siguió esforzándose en sus trabajos posteriores. Tanto fue así que fue nominado con 74 años una octava vez por su interpretación en Venus (2006).

Tampoco pudo ser. Aquella vez se lo llevó Forest Whitaker por El Último Rey de Escocia.

Peter O’Toole falleció en 2013 a los 81 años de edad. No ha vuelto a ser nominado desde entonces .

(eh, que tampoco hubiera sido tan improbable, la semana pasada salió un nuevo Pequeño Spirou…).

La probabilidad (y también un mínimo de educación) dicta que estando entre cinco candidatos en cada ocasión, esas ocho nominaciones debieron haberle merecido una o dos estatuillas. Una o dos más de las que le terminaron concediendo. En uno de los obituarios que le dedicaron fue calificado como uno de los más grandes perdedores de este galardón.

Uno podría pensar que este cero de ocho sería algo insuperable…pero hay un autor que ha conseguido superarlo en los más grandes galardones de nuestra querida historieta, en los Premios Eisner. Un autor que desde la primera edición en 1988 hasta la del año pasado ha sido nominado un total de nueve veces y todavía no sabe lo que es ganarlo. Un autor que con 54 años de edad todavía es considerado demasiado joven para acceder al Hall of Fame de los Eisner, pero que aun puede seguir incrementando la leyenda con algunas nominaciones más.

Y no penséis que se trata de alguna categoría menor o muy técnica, no. Hablamos de alguien con nominaciones a Mejor escritor, Mejor obra, Mejor serie regular, Mejor arco argumental, Mejor historia corta, Mejor álbum… Premios mayores e importantes, vaya. Aunque hay que reconocer que en categorías más escondidas a veces son bastante monocultivo.

Sin más preámbulos, por tanto, con todos vosotros el Peter O’Toole de la historieta.

Steven Seagle.

(«Quizás quisiste decir…», cállate, Google)

En 1988, en la primera edición de los Eisner, su obra Kafka, realizada con Stefano Gaudiano para Renegade Press, fue candidata a mejor serie limitada. El nombre de la editorial tiene su enjundia, pues la fundó Deni Loubert tras separarse, editorial y matrimonialmente, de Aardvark-Vanaheim. Se ve que prefirió ponerse ella algún nombre apropiado antes de que fuera su excoeditor el que la bautizara. A Loubert se le quedó un hueco editorial y dijo a los jovenzuelos Seagle y Gaudiano que si eran capaces de sacar su propuesta con cadencia mensual, adelante. Aquellos estudiantes inexpertos accedieron, se dejaron las pestañas con aquello y tuvieron como recompensa la candidatura a aquella primera obra profesional realizada a correprisa en tierra peligrosa. Poco pudieron hacer frente a una propuesta algo más elaborada de un par de británicos.

Dos candidaturas más obtuvo en 1995. La de Mejor escritor por su trabajo en Sandman Mystery Theatre,…

…cuyo primer Annual fue nominado a mejor número unitario.

Tres candidaturas más en 1999, todas por su trabajo en Sandman Mystery Theatre: Mejor escritor…

…mejor serie regular…

…y mejor arco argumental por The Hero en los números 69 y 70.

Tras la decisión crítica de cerrar Sandman Mystery Theatre, su obra It’s a Bird con Teddy Kristiansen le valió la nominación a Mejor álbum en 2005.

Y, buscando justicia, este pasado 2019 su antología Get Naked y un equipo de ataque de varios dibujantes para Image Comics le mereció ser nominado a Mejor publicación de humor…

…y a mejor historia corta.

¿Qué más podemos decir? pues que esperamos que siga en alerta máxima para conseguir su golpe al amanecer antes de su tiempo límite. Que ningún juego sucio ni red de corrupción se interponga con su venganza ciega. Nosotros siempre le tendremos en nuestro corazoncito por su Patrulla-X, aquella etapa que prometía mucho más de lo que finalmente mostraba por las interferencias editoriales. Los editores debían ser jurados de los Eisner o amigos de Bobbie Chase (rechinar de dientes de Sebastian Santos). Al menos por esto le dieron un premio Wizard.

AVIV LÄGAES!

Un asunto de tiempos

Ya, ya sé. Hoy parece que sería el mejor día para hablar de, digamos, cómo los premios se dan de manera previsible y aleatoria a la vez. A veces incluso sin que haga falta morirse antes.

Pero no es eso a por lo que venís. Venís aquí a por los comentarios sobre cómics. Vale, hoy en día cómics son películas y series, eso lo habéis entendido tan bien como Valiant y aún mejor que sus editores españoles. Pero tampoco os toca.

Pero hoy no hay grandes noticias en series de televisión que tengan alguna relación con cómics. Y eso es lo primero. Así que no esperéis que hablemos Mythic Quest: Raven’s Banquet, The Goes Wrong Show o Locke & Key.

De manera que, me temo, hoy nos toca ir a hablar de otras cosas. Por ejemplo, de los cómics. Bueno, mejor dicho, de cómo funciona en España lo de los cómics.

Parece que por sin se están moviendo cosas sobre La Desbandá. Y sí, estamos hablando ahora de uno de esos asuntos de la Guerra Civil. Si creéis que eso está trillado esperad un rato a ver los giros de la historia.

Como casi siempre cuando se empieza a hablar de este tipo de temas resulta que si uno se pone a mirar antes había un cómic. Y aquí es a donde vamos.

En 2015 se lanzó El paseo de los canadienses. El nombre va directamente a un hecho del pasado. La ‘calle’ del mismo nombre que se inauguró el 7 de febrero de 2006 en recuerdo de Norman Bethune y su ayuda prestada al pueblo malagueño. Que, oye, mejor ellos que el tipo que pone los apodos en El País. Bueno, es posible que también fuera al hecho en sí, quién sabe. En cualquier caso, hubo varios actos como la conmemoración en 2014. Quizá no tan llamativas como las de 2013. En cualquier caso para 2015 ya había un cómic.

Espera… ¿lo había?

Bueno, hay una foto del autor sosteniendo un ejemplar. Eso sin duda. Y también sabemos que hubo una presentación oficial ya en 2016 aunque parece que la primera edición estaba agotada.

O eso dice el autor, que se mostraba seguro de que se está vendiendo bien aunque no tiene los datos. Si lo dice el autor.

El problema fue… que la editorial en la que lo publicó no pasaba su mejor momento. De Ponent andaba en líos y que su editor falleciera en julio de ese mismo año sirvió para liarlo aún más.

Al año siguiente, en verano, salí una información sobre los problemas que los autores estaban teniendo con sus derechos. Por supuesto al ser un tema sobre autores de cómics y derechos la información salió en un medio no especializado. Solo faltaría. Entre los afectados estaba, por supuesto, este cómic que no corrió la suerte de que ninguna de las dos grandes empresas de servicios de prensa que publican cómics se fijara en ellos como para intentar arreglarlo.

Así que, en apariencia, el cómic desapareció -como tantos otros- en el agujero negro del caos subsiguiente.

O puede que solo en apariencia.

A finales de ese mismo 2017 Canal Sur presenta un documental adaptando la historia, o algo así, desde luego le dan al cómic y a las pocas fotografías originales que usa como documentación un espacio especial en la divulgación del mismo. Y cuando se menciona al documental -por ejemplo, al año siguiente- también se habla del cómic.

En 2019 se lanza una novela histórica con el mismo nombre y, en fin, ya estamos en 2020. Por supuesto el lío es el lío y estas cosas se publican como se publican. Pero parece que el cómic debería de estar disponible.

Probablemente por ello acaba saliendo esto:

Espero que os haya quedado claro que es una obra protegida por derechos de autor.

¿Qué eso a qué viene? Bueno, quizá os sirva también echarle un ojo a la portada y contra originales.

Sí, parece una versión… ‘menos colorista’. De hecho, cualquier podría llegar a pensar que hay algo más extraño en ella.

Como que sólo se encuentre en un famoso servicio depredador de venta internetera o que le hayan puesto un ISBN de mentirijilla como es 978-1730994906.

Uno podría llegar a -mal- pensar que el autor decidió recuperar los derechos por su cuenta, escaneó en escala de grises y subió del tirón sin encomendarse a ROB! ni al servicio depredador de venta internetera.

Normalmente la cosa terminaría aquí, o se esperaría uno a que hubiera película para que, ahora sí, las grandes editoriales lo reeditaran como si fuera una novedad que se les ha ocurrido a ellos.

Por supuesto podríamos sacar muchísimas conclusiones. pero no tendríamos seguro estar sacando las correctas y no como esos analistas de taquilla de películas de superhéroes que no se molestan en mirar el coste inicial de la película antes de llamarla éxito o fracaso.

Porque quizá nosotros tendríamos que preguntarnos si esta decisión de publicar -un decir- así el cómic no estará relacionada con la forma en la que las editoriales deciden ahora cómo se publica un cómic.

Ya os dije que íbamos a tener giro. A ver si os creéis que solo en la versión producida por Netflix de Black Mirror pueden echarle la culpa a las redes sociales y la tecnología de los defectos a la hora de emplearla por parte de los humanos.

Dad gracias que no he acabado preguntándoos quienes son realmente los…

Novedades Zinco: diciembre de 1987

Zinco no quiere dejar a su público sin Frank Miller, y ahora que ha agotado sus tebeos de Batman tira de Ronin. Y para quemar etapas y acercarse a Estados Unidos, antes de terminar Crisis en Tierras Infinitas empieza a editar el siguiente gran crossover de la editorial: Legends