¡ES LIBREEEEE!

-¿Está resintonizado?

-No está resintonizado, coño, lo que pasa es que tarda un rato en reconocer la tarjeta.

-Empieza en diez minutos.

-Eso es la previa, tolete. Entrevistas y estadísticas de relleno. El partido empieza luego.

-Aquí están las cotufas. He dejado haciendo m¿TODAVIA NADA?

-Está reconociendo la tarjeta.

-¡Chaxiraxi, no toques eso!

-Les dije que no trajeran a los chiquillos.

-Y qué quieres que haga si hoy tenía la custodia.

-A mí el otro día me tocó llevar a Ruymán a la tienda esa de los colorines porque los estaban regalando.

-¿La cierran?

-No, era sólo ese día. Como una promoción.

-Sería por la película esta, ¿ya la vieron?

-Ya cuando la pongan en Netflis.

-Es en Eichbio, poyaboba.

-Que no, que es de Netflis, que el otro día pusieron un anuncio.

-Pues como estaban en una mesa ahí cogí uno a ver. De los Vengadores.

-Ños, no hace tiempo ni nada que leia esos. Cada vez que Zebenzui me enseña uno no reconozco a nadie. Los han cambiado a todos.

-Claro, los han vuelto negros por la corrección política.

-No no, digo los trajes y eso. ¿Tú los has reconocido?

-Chacho, están cambiadísimos. ¿Se acuerdan del Hombre de Hierro? Pues ya no lleva el traje sino una armadura así toda moderna.

-Eso es por las películas. Le habrán puesto la misma que lleva en las películas. Lo hacen para que los pibitos no se confundan al ir al kiosko. Si en la película cambián una cosa en el colorín la cambian también.

-Claro, como el traje del Black Panzer.

-Loco, si que lo han cambiado.

Ahora tiene los guantes grises.

-Y lo habrán vuelto negro también, como en la película.

-Y maricón, seguro.

-Más han cambiado al Motorista Fantasma.

-¿También le han hecho negro?

-No. Se ha teñido de moreno y lleva una mecha blanca.

-Eso es que lo han hecho maricón.

-Es que lo tienen que cambiar todo, coño.

-No, no todo. Lobezno está igual. Pero igual IGUAL ¿eh?

Sigue llevando el mismo traje marrón tó guapo y todo.

-Pero lo habrán vuelto maricón.

-Que no, que hay cosas que están igual. Aunque hayan hecho una película.

El Escuadrón Suicida siguen siendo los mismos. No están el Bill Smith ni la rubia loca.

-¿Ya ha resintonizado?

-¡QUE ESTÁ RECONOCIENDO LA TARJETA, JODER!

Caminante, no hay camino; se hace camino al andar

DC está preparando un tomo interesantísimo para los aficionados a Steve Ditko: se trata de la reedición de los tebeos que hizo para la editorial Charlton en los años 60. Atención al listado del material, que es jugoso

CAPTAIN ATOM (1966) #83-86, BLUE BEETLE (1967) #1-6, MYSTERIOUS SUSPENSE #1, CHARLTON PREMIERE #3, THE CHARLTON BULLSEYE (1975) #1, #5, THE CHARLTON BULLSEYE (1981) #1, AMERICOMICS #3 and AMERICOMICS SPECIAL #1 [fuente]

En total 400 paginillas por 60 dolarcillos de nada. En los tiempos que corren casi se podría considerar un tomo ni demasiado grueso ni demasiado caro. Pero lo realmente adliano es cómo están vendiendo este recopilatorio de tebeos viejos para el público actual:

Y me parece un tremendo error de marketing. Porque sí, intentas enganchar a los suscriptores de HBO, relacionando estos tebeos con su nueva serie de Watchmen, pero te dejas fuera a parte del público potencial: los aficionados a los productos del Imperio Disney, que son muchos más

Vamos, que yo le hubiera echado más morro y hubiera anunciado el tomo tal que así:

¡Best-seller del año asegurado!

Espín off

Hola. Hoy pensaba contaros que, curiosamente, en España no teníamos tebeos de Deadpool, pues desde sus inicios editoriales hasta la actualidad, el personaje se había llamado y titulado Masacre. Y que el éxito que Masacre tenía en nuestro país solía ser una mínima fracción del que en América tenía Deadpool. Durante mucho tiempo sus series principales no eran capaces de sostener una edición local en grapa, y bastantes miniseries podían quedar inéditas o sufrir prolongados retrasos hasta que veían la luz arrejuntadas con otras en tomo gordo o como fuera. El pleno potencial del personaje no terminaba de cuajar en nuestro país, aún cuando se había popularizado entre el gran público no-lector-habitual por sus dos irreverentes películas. Teníamos camisetas, pijamas, sábanas, tazas…de Deadpool, pero los tebeos de Masacre iban tirandillo.

Y os hubiera contado entonces que era normal que Panini hubiera por tanto realizado una experiencia piloto de cómo respondería el público cambiando el nombre al personaje, dejando por una vez el título sin traducir en una publicación.

Y entonces os hubiera dicho que el éxito del experimento había excedido su expectativas, con los ejemplares agotados ya en preventa en los locales dónde se iban a sacar, con colas para conseguir alguno y reventas escandalosas por los sitios. Tirada de 3000 ejemplares agotada el mismo día de su aparición.

Alguno habría entre los comentaristas que argüiría que tamaño éxito era debido a la portada especial en la que aparecen David Broncano y otros componentes del popular late night La Resistencia. Portada que envolvía un material cuyo contenido todavía desconozco (¿reedición, inédito, exclusivo?). El «Efecto Broncano«, podrían llegar a decir. A lo que yo contestaría que mejor llamarlo «Efecto Espín«.

Pues un año después de haber dejado una de las entrevistas de las que mejor recuerdo guardaba el gran público-no-lector, el dibujante murciano regresó a la escena del crimen en una nueva sesión que necesitó del programa completo y un director’s cut como epílogo.

Lo que pasa es que cuando he contrastado tema y enfoque en el foro interno de los que aquí escribimos (una mala costumbre que tenemos, la de intercambiar información y datos para ajustarnos a la realidad incluso cuando no es del todo necesario), Eme A me ha hecho ver que la lógica de la experiencia piloto del cambio de nombre no se sostenía, puesto que Panini y Salva Espín ya habían hecho lo mismo hace un par de años. Agotando tirada también, hay que decirlo.

Sobre este previo sí que existe información sobre su contenido; al respecto, Tebeosfera dice:

Con lo que los ojos se me fueron a

Pero que no cunda el pánico, no hace falta que prepareis la billetera, pues ese material sí que había salido con anterioridad como parte de un tomo.

¿Dónde queda lo adliano del texto de hoy, entonces? pues en el hecho de que Panini fuera capaz en su día de volver a vender la cuarta parte de un tomo de doce euros al precio de diez cambiándole la portada. El último número de una serie regular que concluyó un ciclo de aventuras que abarcaba toda una década y cuatro volúmenes. Y llamándolo Especial Murcia porque Espín coló vistas de la ciudad en una página.

¿No os parece todavía suficientemente adliano?

Pues preguntadme si en aquella aventura aparecía Deadpool.

Las revistas viven, la lucha sigue

Estos últimos meses han aparecido varias revistas nuevas de información comiquera:

  • ECC Comics ha lanzado su propia revista. Para asegurarse las ventas en cada ejemplar incluyen un cómic que no aparecerá en ninguna otra parte en español. Por ejemplo, ¿que la revista incluye el debut de BENDIS! en Superman extraído del Action Comics 1000? Pues en la edición del Action Comics 1000 que ECC pone a la venta por 17€ se omite la historia de BENDIS! en un golpe de genio editorial sin precedentes
  • Tomos y Grapas, como no tienen bastante con difundir sus exabruptos en su web, en su podcast y en su youtube ahora también las dejan por escrito, por si un día se nos borra internet por accidente y necesitan un backup
  • Comicmanía, hasta ahora complemento de la revista SFX, se emancipa y consigue su propia cabecera donde podremos leer las diversas opiniones sobre sus lecturas de un de otro montón de redactores varones, heteros y treintañeros

Estas nuevas revistas se unen a la gratuita Marvel Age, que ya está en su cuarto año, y a la veteranísima Dolmen, que en su número 288 trata temas tan interesantes como éste:

…un análisis de Iron Man que llega hasta la etapa de Dann Slot

Migoya Gurevich

Qué gran verdad es aquella de que nadie es profeta en su tierra. Y más aún en estas hispánicas latitudes donde la envidia es el pecado nacional. Ay de aquel que destaque por su voluntad o talento porque las masas de mediocres y paniaguados se arremolinarán sobre el cual ratas rabiosas en una orgía de odio destructor.

El exilio es la única salida de los creadores españoles con talento. Como Hernán Migoya.

Ay perdón, qué error más tonto.

Ahora.

Decía que el exilio es la única salida de nuestros artistas. Como Migoya, que ha tenido que emigrar a Perú a compaginar proyectos para España con proyectos para el público de allá. Pero la distancia no ha sido óbice para que Migoya nos siga regalando con sus guiones. Y donde cualquier otro habría agachado la cabeza e intentado disimular Hernán, heroe de dimensiones randianas que no desentonaría como aliado de John Galt, ha desafiado a la dictadura de lo Políticamente Correcto™ con sus extraordinarias Nuevas Hazañas Bélicas.

Un osado proyecto consistente en homenajear a los clásicos tebeos de Boixcar a través del irónico prisma de la distancia en un iconoclasta ejercicio revisionista. Uno que, por supuesto, ha sido mal entendido y reglamentariamente criticado por los comisarios políticos habituales. Gente que nada más empezar ya le ha acusado de contar sólo con una mujer en la ámplia panoplia de dibujantes colaboradores.

¡Esa mujer es Natacha Bustos! ¡La dibujanta de Chica Luna y Dinosaurio Diabólico, lo que hace que puntúe doble! Y en el texto Migoya no hace chistes con su apellido, lo que puntúa doble también. A lo tonto ya tenemos a cuatro autoras. ¡Y los habrá que se quejen de todas formas!

Como los que se han atrevido a calificar la serie como la deposición de un franquista que se quiere hacer pasar por moderno y tampoco se molesta en disimular demasiado. ¡Cómo se atreven a decir eso de Migoya!

¡Si él mismo tiene un familiar víctima del franquismo! ¡Como Pablo Casado muchos otros españoles que se escudan en familiares muertos que les escupirían a la cara han sufrido las consecuencias del anterior régimen nefando franquismo!

Precisamente el mismo eje de la obra es un cuidadísimo equilibro mantenido con engañosa facilidad que muestra la violencia cainita desplegada por ambos bandos con el mismo grado de repugnancia. Desde el salvaje sadismo con el que los republicanos saqueaban y violaban esas tierras que decían defender…

…centrándose con especial saña en la inocente iglesia…

…a las traiciones, intrigas y puñaladas que se desarrollaban en la trastienda izquierdista…

…pasando por el asesinato imperdonable de inocentes intelectuales por el único motivo de ser de derechas.

Pero de la misma manera se muestran los crímenes cometidos por los españoles que apoyaron a Franco. Comenzando por los bárbaros métodos de batalla utilizados por los magrebíes.

Y las intolerables violaciones de mujeres por parte de magrebíes.

En este exhaustivo repaso al debe del bando franquista no falta, como no podía ser de otra manera, el tema de la intervención nazi. Esos criminales que vinieron a España en busca del Santo Grial.

Que Los De Siempre ahora estarán con «y de Guernika qué». Pues de Guernika nada, porque si no entendeis que NO estamos ante un tebeo estrictamente histórico ni os molesteis en leerlo. El pulp y el fantastique forman la lente distorsionadora que Migoya usa como postmoderna herramienta desmitificadora. De ahí que en lugar de mostrar a la Legión Cóndor cometiendo crímenes de guerra, que sería LO FÁCIL…

…la muestra como una heroica unidad que derriba escuadrillas enteras de cazas republicanos con su Stuka-transformer pero OJO, pilotado por un ESPAÑOL. Son apenas dos viñetas que con muy poco dicen volúmenes enteros sobre nuestro sangrante conflicto.

Y es que sólo un autor vinculado al cómic y a su larga tradición de fantasía y de caricatura como Migoya…

…ayns, cuando uno tiene el día tonto…

…como Migoya, decía, podría usar tan magistralmente la imagen distorsianada de la realidad, cual espejos valleinclanianos del Callejón del Gato, para revelar más verdades que la fálsamente fiel imagen original. De ahí sus exageradamente heroicas hazañas acometidas por heroes fascistas nacionales…

…cuyo puro impostamiento desmonta su pretendido discurso épico más efectivamente que mil ensayos históricos.

Y, por parte del otro bando, las patéticamente ridículas y fallidas astracanadas rojas republicanas…

…que humanizan y nos acercan a sus protagonistas, pobres fracasados que al final mueren miserablemente…

…pues ¿acaso no se identifica siempre uno más con el patético y risible perdedor que con el triunfante heroe?

Y de esta original y elegante manera Migoya no sólo evita la aburrida y calculada equidistancia que exigen los popes de la moral sino que refuerza el subyacente tema de lo absurdo y en última instancia futil que resulta el empeño bélico. ¿Acaso alguien que no mirara con igual desaprobación los desmanes republicanos podría explicar el furor revolucionario como una posesión lovecraftiana…

…que más tarde se contagia a Cuba y crea al Che Guevara?

¿Y, tras todo lo anterior…

…explicar que una vez acabada la guerra Franco se humanizó y se volvió menos violento de motu propio? Sólo una persona cabal, sensible y sobre todo profundamente democrática podría escribir algo así.

Pero es hora de hablar del elefante en la habitación. De ese inmerecido sambenito que las mafias de lo moderno han pretendido cargar en las talentosas espaldas de Migoya: que su machismo es tan vil y repulsivo que se adentra en la misoginia y acampa allí para pasar el fin de semana. Es mentira, ¡POR SUPUESTO! como sabe cualquiera que haya seguido su trayectoria profesional tanto de autor como de editor y recuerde sus originales maneras de titular las noticias en El Vibora.

Pero, ay, nuestra Fraticida Contienda™ es un evento histórico principalmente protagonizado por hombres. Seguro que cuando anunció el proyecto más de uno ya fué preparando el artículo criticando la falta de personajes femeninos y exigiendo esas cotas impuestas que tanto les gustan. Gusanos mezquinos que se han llevado un chasco al abrir sus páginas y toparse con una inerminable panoplia de variadas e interesantes féminas.

Como la ninfómana republicana que se lia con el justiciero fascista nacional que actúa en el Madrid por liberar.

O la ninfómana nacional que tiene de pagafantas al oficial teóricamente al mando de la tropa. Y no, no todas son ninfómanas, claro.

No lo es la mujer que muere violada por tropas magrebies. Y ojo que no, NO se trata de una escena racista.

Porque ella se merece que le pase eso por ser una sucia revolucionaria que traicionó a su pobre y honesto amante nacional que se da media vuelta y la deja para que sufra su justo castigo.

Y tampoco lo es la protagonista que es expuesta en una plaza de toros nacional fascista, desnuda, maniatada, completamente indefensa, a merced del poder de sus captores, absolutamente impotente, para ser toreada por su hermano.

Que ya estoy oyendo a los puritanos gritar eso que tanto les gusta de la objetivización hipersexualida del cuerpo de la mujer. Pues para nada, listos. De hecho el relato en cuestión se titula «El Badajo de Badajoz» porque en el momento final en que su hermano republicano muere derrotado (¡claro!) sus enormes atributos brotan desafiantes por un agujero en su traje de luces, como se ve claramente en esta viñeta.

Que oye, no es culpa de Migoya que la cámara estuviera puesta detrás y su cuerpo los oculte ¿eh?

Y es que nadie como Migoya sabe retratar el valor y el coraje de estas extraordinarias hembras. Como la valiente heroina pre-marveliana…

…que muere con las enormes tetas acribilladas.

O la arrojada compañera de aventuras del mismísimo Jan Europa que nunca, NUNCA queda por debajo de él. De hecho podríamos decir perfectamente…

…que queda por encima suyo.

En fin, podría seguir repasando estas excepcionales Nuevas Hazañas Bélicas de nuestro idolatrado Migoya…

…y seguiría habiendo radicales queriendo ver cosas donde no las hay y buscarle tres pies al gato. Gente que No Lo Ha Entendido™. Que quizá para empezar nunca quisieron entenderlo. Llamar criptofacha miserable a Migoya en base a este cómic sería tan estúpido e irracional como llamárselo a Ciudadanos…

…sólamente porque le hayan copiado el diseño de cartel electoral a Fuerza Nueva…

MOLAR MIL

La revista Action Comics publicó su primer número en Abril de 1938, y llegó a la redonda cifra de 1000 números 80 años y dos meses después, en Junio de 2018, siendo este especial un gran éxito de ventas y de críticas. Tuvo muchas. Tanto ventas como críticas.

Por la misma regla de tres, si el número 1 de Marvel Comics apareció en Octubre de 1939 lógico es que celebremos este año también su número 1000. Tan evidente que no les ha hecho falta explicarlo.

Puede haber algo de polémica con que se publique en Agosto en vez de Diciembre, pero ya sabemos que Marvel ha tenido tradición de sacar algunas series dos veces al mes durante algunos veranos. El collage de la portada ya anuncia las intenciones de la futura publicación, de la que esperan colocar al menos un millón de ejemplares (así que a lo mejor acaban sacando alguna que otra portada variante), dando cabida y merecido homenaje al pasado y presente de los comics, el cine, la televisión y el Chicaverso. Tenemos en el centro al héroe con el que Stan Lee comenzó todo en 1939 en el número 1 de Marvel Comics, el Capitán América*. Y lo bordean personajes clave del Universo Marvel de los sesenta como Spiderman, Hulk, Thor, Iron Man o la Chica Invisible. Reconoce el legado mutante Claremontiano de los setenta, lo que impide colocar mutantes de otras líneas temporales para no confundir. Explicación necesaria para todo aquel que eche de menos a Masacre, Cable u otros mutantes de la Gran Explosión de los Noventa. Concesiones a la tele en forma del Daredevil Quesadiano (y si Bendis no se hubiera ido seguro que habiera habido sitio para la Jessi), y un par descarados al cine con Black Panther y ese Guantethanos a la derecha, el único villano de la tapa.

*si veis esta frase en algún digital o ya luego en Maldito Bulo, tened por seguro que la sacaron de aquí.

Al igual en que las otras veces en que la Casa de las Ideas celebró un aniversario de este tipo

se trata de una historia especial. Ochenta años, Ochenta páginas, Ochenta equipos creativos diferentes. Autores de verdadero relumbrón. Y el orden alfabético y el diseño gráfico han querido que en el anuncio cuando uno lee «MARVEL» la vista siga leyendo y le encuentre a ËL! (o a ËLLOS!). Y es que cuando se quiere vender un millón, todo debe estar pensado al detalle.

Hay hasta chicas, pero sin pasarse.

Se espera que cada página del tebeo, realizada por uno de los equipos, haga homenaje a un años concreto. Con lo que o tenemos una historia 1939-2018 o al final acaban habiendo 81 páginas. Detalles. Pero siendo así, la distribución de autores y años es MUY importante. Es de suponer que l aprimera página, 1939, se la quedará Al Ewing, que parece ser el que van a poner a cuadrarlo todo, y algún dibujante importante en 1941 con la creación del Capitán América (personalmente, me ponen a Steve Rude ahí y me quedo feliz). El resto de los años 40 y sobre todo los 50, en los que con lo de los superhéroes apenas hubo actividad, estarán con los autores más morralla (en la editorial dirán que tu aportación es importante, pero si te han colocado ahí será por algo), y volverá a remontar con 1961 y el Universo Marvel más conocido. Entre los autores hay un tal Kirby, no creo que se atrevan…

De justicia sería meter a Claremont en 1975, con el inicio de la Patrulla, y para los Ochenta tienen ilustres veteranos como Walter Simonson, Mark Waid, Erik Larsen

Y llegamos a ROB! Y aunque da igual dónde le coloquen porque siempre lo hará bien y hará que haya muchas ventas, la paginación es importante. Lo más esperable debería ser:

Página 52 (correspondiente a 1990), pues fue el año en que comenzó New Mutants.

O bien la página 53 (1991) para homenajear a X-Force.

Esto sería lo normal, a ver qué terminan haciendo.

¿Mi apuesta?

Lo querrá hacer así, le pondrán en 1991 porque los otros que vendieron millones aquel año no están por la labor. PERO luego se darán cuenta de que con 80 páginas no llegan a 2019, pondrán una más de relleno por la zona de las décadas aburridas y ROB! terminará saliendo finalmente en la página 54.

Al tiempo.